La moto: una historia de velocidad

Una pista despejada, el viento soplando en la cara, el propio cuerpo como chasis y una casi mágica sensación de soberana libertad. La motocicleta ha supuesto para infinidad de personas mucho más que un vehículo, ha cruzado la línea de mero medio de transporte para rebasar a todo gas la de la fascinación y modo de vida. El Museu Valencià de la Il·lustració i la Modernitat (Muvim) acoge hasta el 30 de noviembre una exposición que recorre la historia de la motocicleta.

[Img #20889]

 

Tanto si uno es amante del mundo de las dos ruedas como si no, la muestra del Muvim invita a acercarse a las distintas fases por las que ha pasado este vehículo desde su aparición en el siglo XIX hasta nuestros días.

 

Si alguien empezara a contar cuántas motos hay en el mundo, llegaría a más de doscientos millones, de las cuales más de dos millones setecientas mil están rodando en España, según datos de la muestra. No obstante, en los países en vías de desarrollo y en el este de Asia habría que echar mano de calculadora para hacer las cuentas, pues casi el 65% de las motocicletas están allí. 

 

La exposición está planteada en distintas salas, donde el visitante puede pasear entre ejemplares que son auténticas joyas, bien por su antigüedad -como el prototipo Bonet de 1889-, bien por los logros conseguidos. Es posible contemplar a un palmo de distancia la moto campeona del mundo en 1978 y 1981 pilotada por el valenciano Ricardo Tormo, por ejemplo. 

 

En total, la exhibición permite observar más de 120 motos, que han llegado al Muvim gracias a coleccionistas particulares y otras instituciones museísticas que hacen posible el recorrido, donde los datos curiosos se suceden.

 

Diversas facetas

 

Durante la Gran Guerra los gobiernos, conscientes de las ventajas de la moto, facilitaron su uso y los fabricantes estaban exentos de pagar impuestos.  Cuando estalló la II Guerra Mundial, tanto el bando de los aliados como los nazis hicieron uso de este vehículo.

 

El ejército alemán, al cambiar los caballos por la motocicleta, se dio cuenta de la necesidad de contar con una moto con capacidad para almacenar y para rodar por el norte de África. BMW desarrolló entonces la R75 con sidecar. Una de éstas, por cierto, está expuesta para el deleite del visitante.

 

[Img #20888]

 

La motocicleta ha sido un vehículo bélico, pero también un aliado de la autoridad para perseguir el delito. Uno de los modelos que fue utilizado por la Policía Local, también con sidecar, es otra de las piezas de la colección.

 

Aquellos que vayan en busca de las tribus urbanas, de la pasión por el rock y por la sensación de libertad, toparán con las inconfundibles Indian y Harley-Davidson, símbolos de leyenda.

 

También marcada por erigirse como estandarte, ésta vez de la juventud, la Vespa. Los amantes de esta scooter tendrán la oportunidad de rememorar tiempos de cuando la vida pivotaba entre el deseo de dejar atrás las secuelas de la Guerra Civil y el ímpetu por pilotar el icono chic del siglo XX. La primera Vespa made in Spain salió del taller en 1953 y, desde entonces, ha sido imposible frenar su estela fetiche. 

 

Grandes jinetes motorizados

Y sobre triunfos también escribe en la historia la Mobylette, vehículo muy utilizado para recorrer el campo valenciano sobre ruedas. La exhibición no se olvida de las motos estrella en la ciudad que acoge la muestra. Como tampoco de las campeonas de los circuitos. Las BMW, Kawasaki y Honda tienen su hueco, como también las míticas Bultaco, Guzzi y Ducati, entre otras.

 

En la misma sala, como parte de un equipo indivisible para enfrentarse a los riesgos de la velocidad, se encuentran cascos que utilizaron algunas de las grandes figuras del motociclismo, como Ángel Nieto o Álex Crivillé. Los trajes de varios jinetes motorizados también están expuestos, gracias a que el tricampeón del mundo de 80 cc y de 125 cc, Jorge Martínez “Aspar”, los ha prestado para la ocasión. 

 

La vista no sólo se deleita con las piezas de la selección; también con las imágenes de las fotografías de Danny Lyon, donde la protagonista, claro está, es la motocicleta que ha fascinado a buena parte del mundo. 

 

 

[Img #20885]

 

 

 

 

@Lorena_Padilla

 

332

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

20 + trece =