Una estrella Michelín, por favor

Por Javier Montes, periodista

Esta semana ha salido a la venta una nueva edición de la Guía Michelín España y Portugal, esa que distingue a base de estrellas a los mejores restaurantes, esa que a casi nadie interesa, esa que indigna a los críticos gastronómicos de nuestro país, esa de la que se suelen escribir ríos de tinta. Desconozco los motivos que han disparado la popularidad de este tomo que, por cierto, cuesta 27 euros. ¿Por cuánto saldrá una estrella? Al parecer este año no hay ningún nuevo restaurante en España con tres estrellas (hay tres en el País Vasco y tres en Cataluña). ‘Tongo’, he llegado a leer a un crítico que está “indignado” porque Michelín le ha otorgado a los restaurantes de Tokio un total de 227 estrellas. Para más ‘inri’ en España hay nueve restaurantes que han perdido su distinción (deben estar desolados).

El caso es que tanta estrella y tanto restaurante estrellado se ‘comen’ páginas y páginas cuando otros más populares quedan en el limbo. No tienen manteles, ni porcelanas de marca, ni cristalerías de lujo, ni ofrecen cocina minimalista… No tienen hueco en la prensa ni en las guías pero sí en los estómagos de muchos incondicionales. No son los restaurantes con estrella Michelín pero… ¡vaya si alimentan al personal! Este es el caso de ‘Los Vikingos’, una hamburguesería situada frente a la Escalerona de Gijón, justo delante de la playa de San Lorenzo. ‘Los Vikingos’ es un diminuto local con paredes de azulejo, un enorme espejo repleto de pegatinas de esas que regalaban con los chicles y cuatro taburetes.

Hay una minitele encima de la puerta y en el mostrador cuatro o cinco botes de mostaza y ketchup. Como buen local gijonés luce un póster y la bufanda del Sporting. “Aquí hacen las mejores hamburguesas de Gijón”, me insiste un amigo cada vez que vamos. A él le llevaba su padre cuando era pequeño y tocaba día de fiesta. ‘Los Vikingos’ cumplen mañana 25 años de vida. 25 años de solera, de miradas sonrientes al espejo viendo cómo cae el ketchup entre las manos del comensal, cómo se queda la mostaza en la comisula de los labios… cómo se relamen… 25 años siendo el local ‘estrella’ de las hamburguesas de Gijón.

Javier Montes

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

20 − once =