Trending Topic

Por Adrián Cordellat, periodista digital

[Img #12936]
Desde hace unos días me atenaza el miedo. Vivo con el terrora mis espaldas, temeroso de convertirme en trending topic (tema del momento) deTwitter. Compartir tan dudoso honor con Tomás Roncero no contribuye a aplacarmis nervios. Ando con cautela para intentar pasar desapercibido. Se acabaronlas fotos con famosos. Huyo en cuanto uno de ellos se cruza por mi camino. Perosé que ni siquiera así estoy a salvo. Cualquier día Twitter puede venir en mibúsqueda. Tendré mis minutos de gloria. Maldita gloria.

Ningún lugar es seguro. Nadie es intocable. Puedes ser unniño viendo un Barça-Arsenal en el Camp Nou y creer que nadie se fijará en ti.El espectáculo está sobre el césped, piensas ingenuamente. Pero para tudesgracia, Carles Puyol y Gerard Piqué deciden sentarse justo en la filaanterior a la tuya. Lo primero que sientes es la emoción de tener a dosestrellas del balón a escasos centímetros de ti. Entonces te olvidas deTwitter. Estando ellos, nadie se fijará en ti. Craso error. Lo compruebas alllegar a casa y enchufar el ordenador. Ya no te llamas Juan. O Andrés. Ahoraeres #elninodetrasdepuyol y en la red parece que sólo se habla de ti.

Si no conoces Twitter, puedes cometer errores como el quecometió #elninodetrasdepuyol. Piqué no es buena compañía. Es preferible ver elpartido por televisión que tener cerca al central catalán, por mucho que loidolatres. Esa lección ya la aprendió hace no tanto un amigo o conocido delzaguero del Barça. Salir en una foto con Piqué, la primera que colgaba enTwitter con Shakira, haciendo un extraño gesto con sus manos , lo convirtió en#eldeloscuadros. La imaginación de los twiteros hizo el resto. Sin quererlo nibeberlo eres el hazmerreír de la red.

Lo único que sosiega y calma mis miedos es pensar que a #elninodetrasdepuyol y a #eldeloscuadros, como me pasaría a mí, la gente tiendea olvidarlos rápido. Durante un par de días, una semana a lo mucho, serás elcentro de interés en tu vecindario mientras en Twitter siguen haciendo graciassobre ti. Luego, como pasa con la fama pasajera, te olvidarán. Es la ventaja deeste mundo loco en que vivimos. Siempre habrá otro que ocupe tu lugar. Todo esefímero.

Más difícil es todo cuando eres una persona reconocida. Metiemblan las piernas sólo de pensarlo. Creo que no podría vivir con ese temor acuestas. Es más, si fuese famoso y mi nivel cultural no llegase al aprobado,intentaría pasar lo más desapercibido posible, tener la boca callada. Nosoportaría estar en el pellejo de David Bisbal (#turismobisbal) y ver como toda España se ríe de mi ignorancia.Me entran sudores fríos al imaginarlo. Creo que no podría digerirlo ni con elestómago de Tomás Roncero.

F.C.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

cuatro × 1 =