Soldaditos de plomo

En estos primeros días del año ya tienes completa la lista de propósitos, un ramo extenso de proyectos que dentro de varias lunas se secarán en algún rincón de tu cabeza como las flores de una maceta sin agua. En estos primeros días tendrás el hambre suficiente para comerte el mundo, aunque esa voracidad depredadora desaparecerá de tu ventana con las primeras brisas de este invierno pegajoso y mustio como la cera de un panal abandonado.

[Img #26062]

En estos días del joven año, tus pensamientos asaltan con bayoneta calada los cuarteles de la incertidumbre decidido a morir de nuevo en el intento, resignado a caer bajo las balas de aquel que siempre tiene y jamás reparte. Eres un héroe de esta formación de soldaditos de plomo, cuyo silencio abrasa más que el fuego y sus miradas se enganchan, moribundas, bajo una oscuridad tan sórdida que los cuervos no se atreven a traspasar.

Hoy puede ser un mañana diferente, un futuro prematuro que siempre llega tarde y un pasado tan herido que sigue prisionero antes que nazca. No vemos más que dos pasos en esta calle estrecha, un reguero de sangre desconocida, quizás perteneció a la sombra del hombre que quiso levantar la mano para decir tu nombre. Pero no estabas.

Hoy puedes escribir que amanecerá pronto en la colina donde no vuelan los pájaros y los niños pasan de largo, también soñar con los bolsillos rotos y dibujar una marioneta que canta tus versos, aunque esos versos no hablen más de amor y duerman en otra primavera. Hoy sigues vivo y quieres caminar sobre esta tierra yerma. Yo te regalo una sonrisa de mar abierto, no importa que tus manos sigan vacías.

[Img #26063]


@butacondelgarci

José Manuel García-Otero

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

dieciocho − doce =

Lo último en "Giros"

Así soy

Así soy

Un porrón de años como periodista y nunca me parecieron muchos. Ahora
Subir