Mi reino por esa cuenta de Twitter

Es norma habitual para cualquier estudiante el tener que memorizar las diferentes dinastías y los periodos de reinado de los monarcas de su país. Quienes hayan pasado ya de las veinte primaveras se podrán olvidar de Juan Carlos I (1975-2014) y quienes estén haciendo sus pinitos en esto de la historia de España tendrán que acordarse de esas fechas y quizá, quién sabe, incluir cuándo se abrió la Casa Real su cuenta de Twitter (21 de mayo de 2014).

[Img #21488]
Cada día con más influencia y entendida como un nuevo canal de comunicación, esta red social es, junto a YouTube, la única ventana al mundo de la Corona Española. Me refiero en el ámbito online. El resto es una agenda que únicamente es pública en ocasiones especiales. Es cierto que a través de la página web de la Casa Real española existe una pestaña denominada ‘Transparencia’ donde se invita al internauta a solicitar información y otra de ‘Contacto‘. Vayan sacando papel y boli si quieren cotejar hasta qué punto estos canales los emplean como lugar de encuentro con la sociedad. En Twitter también es mejor desistir de dejarles cualquier comentario porque emplean la cuenta al más puro estilo de los cuentos de Teo. ¿Se acuerdan? Teo en el colegio, Teo en la playa, Teo en la piscina… En @CasaReal encontrarán el Rey en Doha, Los Reyes inauguran…, La Reina recibe… ¡Ojo! No es criticable. Cada uno usa las redes sociales como le venga en gana siempre y cuando se respeten unas normas básicas.

 

Curiosamente el Palacio de La Zarzuela ha sido el último en unirse a la red social más de moda del momento. La Corona Británica, con su cuenta @BritishMonarchy, se estrenó en abril de 2009, el mismo año que Noruega con @Kronprinsparet, la Casa Real de Holanda se estrenó en junio de 2010 con @koninklikhuis y sus colegas belgas @MonarchieBe en el año 2013. Hasta el Principado de Mónaco puso en marcha su cuenta antes que la Casa Real española. Fue en septiembre de 2011 con @palaismonaco Salvo los noruegos, que siguen a casi 22.000 cuentas y hacen RT y entran en diálogo con sus paisanos, el resto de las casas reales siguen el ‘estilo Teo’.

 

Se ve que algunos integrantes de la realeza se toman más en serio que otros su presencia en las redes sociales. Ni Felipe VI ni Letizia tienen cuenta personal. En cambio la princesa Mette-Marit de Noruega tiene su propia cuenta, igual que la reina Rania de Jordania y Mary Chantal, de la familia real griega. Cómo le gustaría a muchos ver los tuits de Felipe Juan Froilán… ¿Quién sabe cuánto? ¿Quién sabe cuándo?


@JavierMontesCas

Laura Bellver

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

tres × 3 =

Lo último en "Giros"

Así soy

Así soy

Un porrón de años como periodista y nunca me parecieron muchos. Ahora
Subir