Memorias de Queens

Por Javier Montes

[Img #14821]
“Algunas veces, laúnica forma de avanzar es volver atrás”, reza la frase escogida por el afamadonovelista y director norteamericano Dito Montiel para abrir su película Memorias de Queens. La cinta, un dramarodado en 2006, nos lleva a Astoria, un barrio de Queens (Nueva York) en ladécada de los ochenta. Un lugar difícil para crecer cuando eres un adolescentey donde el tiempo se te escapa a base de palizas con puertorriqueños, si eresitaliano, o con italianos si eres puertorriqueño. Hay navajas, drogas,cuchillos y pistolas. Adrenalina en cada esquina y chicas dispuestas a seguirel juego. Son una pandilla de quinceaños a los que les espera la cárcel o elcementerio.


Dito Montiel crecióen Astoria y no acabó ni en la cárcel ni en el cementerio porque llegó un díaen que explotó y huyó a California para desarrollar una carrera como músico.Atrás había enterrado a dos amigos, había dejado a sus padres y su pandillahabía saltado por los aires. En la costa del Pacífico ingresó en el equipoGutterboy, considerada la banda sin éxito más exitosa de la historia del rock.Dejó la música, eso sí, con el bolsillo lleno, y se dedicó a escribir unaautobiografía de más de doscientas páginas que publicó en 2003. Poco después,un Dito Montiel famoso tiene que volver a Astoria por un asunto familiar y encada casa, en cada calle, hay recuerdos y algunos amigos.


Gracias a la activaintervención del actor Robert Downey Jr. –el protagonista principal- y a laproductora Trudie Styler (esposa del británico Sting), Montiel adapta susuperventas y lo convierte en guión. De ahí surge esta maravillosa cinta.


El largometrajerecurre a los flashbacks para llevarnos de un antes a un después, paraengancharnos a esta terrible historia de pandilleros. Cuando el nudo en lagarganta aprieta de lo lindo nos ofrece una dosis de calma con alguna anécdotaentrañable. Algún crítico llegó a describir Memoriasde Queens como “una pequeña maravilla” o a resaltar el “excelente retratode personajes interpretados con doloroso hiperrealismo por un grupo de jóvenesactores de innegable naturalidad. Rabiosa y violenta pero nada gratuita”.


El palmarés de lacinta es espejo de lo que esconde. Premio Especial del Jurado al Mejor Directoren el Festival de Sundance 2006, Premio de la Semana de la Crítica en elFestival de Venecia 2006 y Premio al Mejor Reparto en el Festival de Cine deGijón 2006.


Sin duda una pequeñajoyita para muchos desconocida al tratarse de cine independiente pero quientenga la oportunidad de verla seguro que disfrutará.

@JavierMontesCas

Estefanía G. Asensi

Tags:

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

10 − uno =

Lo último en "Giros"

Así soy

Así soy

Un porrón de años como periodista y nunca me parecieron muchos. Ahora
Subir