Más chulos que un “oit”

No hay manera. No hay manera de que España no haga el ridículo cuando tiene que juntar tres palabras en inglés (juntarlas bien, claro está). Nuestro último éxito idiomático ha tenido lugar en Eurovisión, cuando la encargada de dar los puntos españoles, Carolina Casado, demostró que se puede dar la nota en la gala sin cantar una sola estrofa.

[Img #20073]
Tenía que decir tres frases. No sólo las dijo con un acento que dejabamucho que desear, también evidenció con su entonación que no sabía bien deltodo lo que estaba diciendo…


Y unas risas que nos echamos, oiga. Las mismas que nos hicierondesternillarnos cuando Ana Botella triunfó con su “relaxing cup of café conleche in Plaza Mayor”. ¡Qué maravilla de oración! ¡Qué arte para convencer aljurado olímpico! ¡Qué genialidad!


La misma que nos hizo troncharnos con los bonsáis de José Luis RodríguezZapatero. Y no les digo más de esta frase porque lo que se dice frase, no hubo.Porque, llámenme ustedes rarita, pero me da la sensación de que “everyday, allday, bonsáis” –que fue lo que soltó ante otros políticos de poderío- no tienesentido ni en la costa de Benidorm con cuatro pintas encima.


¡Pero qué carcajadas cuando nos ponemos el vídeo en Youtube una y otravez! Hay que tomarlo con humor, ¡claro que sí! Y si no, que se lo digan aMariano Rajoy, que se quedó tan pancho cuando en una cumbre en Bruselas lesoltó al primer ministro británico David Cameron que “it’s very difficult todoesto”. Y tan a gusto. ¡Qué fenómeno!


Porque en España somos más chulosque un “oit”.


Marcos García

Tags:

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

8 + uno =

Lo último en "Giros"

pérdida

Pérdida

La ausencia de alguien que quieres es un dolor que quema tan
Subir