American Vampire: Terror a mordiscos

Hay mitos que se reinventan y permanecen eternos y otros que apenas sobreviven a la generación que los vio nacer. El vampiro literario y de ficción pertenece sin duda a los primeros aunque algunas de estas reinvenciones lo hayan dejado tan descafeinado que apenas ya nadie sea capaz de reconocer en él la sombra de lo que fue.

[Img #20539]

Sin embargo no todas las reinvenciones son malas, nimucho menos. Las hay que, pese a no respetar en absoluto el espíritu clásico,coinciden con este en que la esencia de un vampiro es la de darnos miedo. Ypara eso Scott Snyder ha creado su propia versión del chupasangres. Una quecuenta con el sello de aprobación del mismísimo Stephen King. Ahí es nada.


[Img #20540]
AmericanVampire
es una revisión delmito del vampiro desde los principios fundadores de otro mito, el de EEUU comonación y como epopeya. Por eso sitúa su punto de partida en momentosdeterminantes en la creación del país, la conquista del oeste y la invencióndel cine como gran espectáculo de masas. En cada uno de estos momentos asistimosal nacimiento de una nueva clase de vampiro, uno totalmente diferente, adaptadoa este Nuevo Mundo y a las reglas que imperan en él.


Skinner Sweet es un bandido y un cuatrero que, trasun desafortunado encuentro en el lejano oeste, acaba convirtiéndose en vampiro.El primero de una nueva estirpe que va a librar en este Nuevo Mundo una guerraabierta contra las viejas jerarquías de la noche. Una guerra a muerte en la quecontará terminará involucrando a Pearl Jones, una joven aspirante a actriz a laque convertirá en su primer vástago.


AmericanVampire es una idea originaldel guionista Scott Snyder que,sin embargo, contó para la ocasión con un padrino de excepción, ni más ni menosque el mismísimo Stephen King que firmó junto a él, a cuatro manos, el guiondel primer número de la serie. Snyder era un escritor de relatos de terror concierto éxito que había trabajado ya para Marvel cuando presentó en Vertigo suidea de refundar el mito del vampiro desde un punto de vista más norteamericanoy mucho más gamberro.


[Img #20542]
Por un afortunado azar, Snyder logró hacerle llegar aStephen King el borrador del primerepisodio de la serie ya que el guionista quería contar con la opinión del granmaestro. Una opinión que no se hizo esperar y que no solo supuso el beneplácitodel escritor,  se convirtió en elespaldarazo definitivo para su serie. King quedó tan entusiasmado por elproyecto que le pidió a Snyder colaborar con él en la historia. Con semejanteaval Vertigono dudó ni por un momento en dar luz verde a American Vampira que, en su primeraño en marcha, logró el premio Eisner a la mejor serie.


Desde entonces, y pese a que King se ha desvinculadodel proyecto, la serie ha seguido gozando de buena salud. Y aunque es ciertoque los arcos argumentales plantean cierta irregularidad, el atractivo de lospersonajes y los excelentes dibujantes con los que cuenta la serie –entre losque destacan Albuquerque, Sean Murphy o el catalán Bernet-, han hecho que sesiga publicando cuatro años después de su nacimiento.

Es verdad que AmericanVampire peca en ocasiones de cierta simpleza adolescente y recurre condemasiada alegría a la sangre y a la violencia con la que los norteamericanosaderezan las series dirigidas a los adultos más jóvenes. Pero también es ciertoque Snyder sabe jugar con algunos de los elementos más queridos de la culturapopular norteamericana, desde la segunda guerra mundial hasta la ley seca, paracrear un tono familiar y distendido que sabe a revista pulp y a entrañable novela de terror barata.



Adrián Cordellat

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

9 − 5 =

Lo último en "Clásicos del Cómic"

Subir