Una gran radio para la audiencia más pequeña

El medio sonoro por excelencia tenía un pero: obviaba a una parte del público. Sin embargo, dicho vacío en las ondas ha sido cubierto. Esta semana en 360 Grados Press nos aproximamos a la emisora que sólo atiende a los menores.

[Img #20109]
Recuerda que escuchaba la radio siendo niño, pero que ésta se dirigíamás bien a los adultos. Con el tiempo, su trayectoria profesional se encaminóhacia este sector, lo cual le permitió comprobar de primera mano que esasensación de antaño no sólo se mantenía, sino que también era un nicho demercado. Esta historia a grandes rasgos corresponde a Sergio Ballester. El siguiente capítulo bien podría titularse
Pequeradio. “Ofrecemos un medio de comunicación quetrabaja por los más pequeños, que va con la unidad móvil donde ellos están yque transmite una serie de valores a través de la música y de sus actividades“,explica él mismo como director del proyecto.

 

En concreto, esta emisora nació hace dos años y medio, cuando el equipocon el que trabajaba Sergio compartió su observación y decidió lanzarse con éla otras ondas más allá de las comerciales. Todo ello, tras un estudio dedemanda que les confirmó la viabilidad de la idea y tras consultar a variosexpertos para aproximarse a su audiencia potencial. Como resultado, no huboerror: actualmente, Pequeradio cuenta con más de 300.000 oyentes. Es más,directa e indirectamente, también puede presumir de estar dando trabajo a unasveinte personas, entre técnicos de sonido, educadores infantiles y animadoressociales. “Fuimos los primeros y seguimossiendo los únicos en llegar a los niños“, matiza Sergio con orgullohaciendo referencia al lema que les diferencia en la frecuencia modulada (FM).

 

¿Qué se cuece en el90.1 del dial?

[Img #20107]
Pequeradio
emite desdeValencia, donde cuenta con un “estudiopropio tematizado“, pues las instalaciones son más amplias de lo habitual yhan sido decoradas pensando en el público infantil. La razón no es otra querecibir visitas de los más pequeños. De hecho, cerca de 500 colegios ya hanpasado por allí. “Nos gusta mucho quevengan, porque para ellos es algo desconocido y, de esta forma, conocen cómo seproduce la radio“, apunta su director. Así, los niños participan en unaserie de talleres planteados según rangos de edad. Siguiendo con las palabrasde Sergio: “Los más pequeños realizanmanualidades con nuestra mascota; los un poco más mayores reciben un mini cursode locutor para mejorar su pronunciación y dicción; y los todavía más mayoresaprenden otras formas de comunicar con las nuevas tecnologías, como las apps“.

 

La actividad continúafuera de “la pecera”

En la misma semana en que se publican las presentes líneas, el equipo deesta emisora tiene previsto acudir a 23 centros educativos. “Han decorado parte de sus instalaciones conAntenita – la mascota –, por lo quehemos considerado oportuno ser agradecidos con todos los niños y profesores quehan dedicado tiempo a responder a la convocatoria que lanzamos“, explica eldirector. En su agenda consta, además, la inauguración de una escuela infantil.Y así sucesivamente, pues Pequeradioparticipa en numerosas jornadas educativas y eventos. Justamente, éstos últimosrepresentan el 80% de sus ingresos y son los que nutren la Asociación Antenita y Olivián, la cual no sólo gestiona el dial,sino que también canaliza su parte más social, como es el trabajo en Centros deAtención Temprana u hospitales.

 

Una parrilla pensadapor y para los niños

[Img #20112]
Obviamente, aparte de todas estas ocupaciones, gran parte del éxito de Pequeradio reside en su emisión, la cualno está exenta de particularidades: en teoría consiste en una radiofórmula aluso, pero en la práctica presenta otra miga. Para empezar, la programación sebasa en los estados de ánimo propios de cada momento. “Los niños no están igual por la mañana que por la tarde o la noche.Tampoco es lo mismo de lunes a viernes que un sábado. Antes de la hora dedormir apostamos por los cuentos, por ejemplo“, ilustra Sergio. Asimismo,los pequeños oyentes son quienes proponen
las canciones –que son supervisadas para que su contenido sea apropiado –, las presentanmediante las dedicatorias que dejan en el contestador – 96 000 10 61 – y dan voz a lascuñas publicitarias. A ello se suman, también, los contenidos generados durantelas excursiones organizadas hasta sus instalaciones.


En definitiva, aunque funcionacon aplicaciones móviles y con podcasten su web como otras emisoras, Pequeradiomantiene la exclusividad del público infantil en la FM. Así, su objetivo en elcorto plazo es batallar por las licencias con vistas a ampliar su cobertura paraque pueda ser escuchada por toda la geografía española. Quién sabe: como hacíaSergio, los niños podrían desarrollar una afición por los transistores en elpresente. Eso sí, ahora con un contenido especializado en ellos.



José Manuel García-Otero

Tags:

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

16 + 15 =

Lo último en "Empresas"

Reinventarse a los 40

Un trabajo aburrido, conciliación con la vida familiar, autorrealización personal, muchos son
Subir