Los nuevos métodos para financiarse en épocas tan señaladas

Se acerca la Navidad. Época especial pero también de muchos gastos. A pesar de que el gasto total por familia en todo lo que implican estas fechas (almuerzos, cenas, regalos…), se ha visto disminuido en los últimos años, parece ser que en 2013 la situación se va a mantener estable.

[Img #19122]
Cada hogar español prevé gastarse una media de 671 euros
, un 2% más que el año pasado. Sin embargo, a pesar de este crecimiento, un dato positivo a nivel comercial, las tasas de desempleo continúan en ascenso y el importe del sueldo medio es cada vez menor.

 

Actualmente son muchas las familias que están haciendo verdaderas peripecias para poder llegar a fin de mes. ¿Cómo podrán sobrellevar, entonces, las Navidades, la época del año donde más gastos se producen?

 

Uno de los consejos más comunes por parte de los expertos y organizaciones de consumidores es la planificación previa. Elaborar un listado de los ingredientes de los menús y artículos de regalo durante estas fechas servirá para llevar un mayor control sobre los mismos y para poder anticiparse a su compra, consiguiendo así unos mejores precios que si se hacen durante los días previos a Navidad o fin de año.

 

Sin embargo, a pesar de estas medidas, las compras navideñas continúan siendo insufragables para muchas familias. La falta de créditos de los bancos hacen que se planteen vías alternativas para hacer frente a estos gastos, bien sea pidiendo préstamos a familiares o a amigos, recibiendo ayudas en especie, o bien recurriendo a otras fuentes alternativas de financiación.  Es el caso de los créditos exprés, que se presentan como una de las soluciones más rápidas y efectivas.

 

Los créditos exprés son préstamos rápidos que suponen una verdadera válvula de oxígeno para muchas familias, de cualquier clase social y nivel económico, que destinan este dinero generalmente a gastos imprevistos y puntuales a los que no pueden hacer frente. De una manera muy fácil y sencilla, cualquier persona puede ser beneficiaria de uno de estos préstamos.

 

Con una buena planificación del presupuesto, la creación de una lista de lo que se necesita, y en el caso de necesitar un empujón extra recurrir a un mini crédito, la navidad está por ahora salvada y con posibilidad de que sea tan buena como en años más boyantes.

Adrián Cordellat

Tags:

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

16 + veinte =

Lo último en "Empresas"

Subir