Los trillizos golpean tres veces

Son tres hermanos, juegan en el mismo equipo de balonmano y están siendo la sensación de la temporada en la categoría de infantiles. Son de Gijón e iguales como tres gotas de agua, un parecido físico que les da mucho juego. 360gradospress te presenta a los trillizos Camporro.

[Img #14257]

Álvaro es diestro y juega en la posición de extremo izquierdo. Julián es ambidiestro aunque tiende a lanzar con la izquierda, normalmente ocupa el puesto de extremo derecho, un sitio por el que rivaliza con Gonzalo, un zurdo cerrado, rápido y listo. Los tres militan en el equipo infantil de segundo año del Balonmano Revillagigedo, en Gijón. El próximo 31 de diciembre soplarán trece velas. Álvaro, Julián y Gonzalo son los más pequeños del equipo y eso se nota cuando posan junto a sus compañeros. A esa edad, un par de meses de diferencia se traducen en unos cuantos centímetros. Hasta aquí la historia se podría repetir en cualquier rincón de España pero hay una particularidad: Álvaro, Julián y Gonzalo son hermanos, son trillizos, son los trillizos Camporro, tres chavales que físicamente son iguales como tres gotas de agua, un parecido que da mucho juego.

Pese a llevar dos años en el mismo equipo y entrenar dos horas al día tres días a la semana sus compañeros aún tienen problemas para distinguir quién es quién. “Al principio les decíamos trillizo pasa, trillizo ven aquí, oye trillizo”, confiesa uno de ellos. Era un lío mayúsculo, de tal manera que Pablo Monella, el entrenador, optó porque había que llamarles por el nombre para evitar problemas. “Además son tres chavales, no son uno y eso hay que tenerlo presente”. Al principio no fue fácil pero ahora Álvaro es Álvaro, Julián es Julián y Gonzalo es Gonzalo. En los partidos ese parecido complica la tarea de sus rivales. En la grada no es raro escuchar a algún padre comentar sorprendido lo bien que maneja ambas manos uno de los críos. Lo que no sabe es que no es uno sino dos o incluso tres. Puede ser que ese despiste haya contribuido a que el equipo en el que militan los hermanos Camporro Rodríguez lidere la clasificación con cero partidos perdidos y un único empate, el que cosecharon hace una semana frente al Grupo Covadonga, también de Gijón, con quienes rivalizan por alzarse con el título.

[Img #14258]
Pablo Monella confiesa que se encarga de pesar y medir regularmente a todos los jugadores del equipo y le sorprende que tanto Álvaro como Julián y Gonzalo evolucionen por igual. “Es curioso pero si pesan un poco más lo hacen los tres a la vez y si pegan un estirón de unos centímetros lo mismo. Se están desarrollando casi al milímetro”. Con el paso del tiempo ha logrado distinguir quién es quién cuando tienen la pelota en la mano. En la distancia y estáticos es imposible diferenciarlos. Otra cosa es cuando se ponen la camiseta del Revillagigedo. Álvaro luce el dorsal 17, Julián el 18 y Gonzalo el 19. Casualidades de la vida, en su mismo equipo hay otros dos hermanos, dos mellizos, pero éstos físicamente no se parecen entre sí y además uno juega de portero. Pablo Monella está encantado con la presencia de los Camporro. “Dos son zurdos y en este deporte eso es un lujo”. No destaca el juego de ninguno. “Los tres son rápidos, listos y, por sus características, su posición ideal en la cancha son los extremos. Un día uno está más inspirado que otro y otro día es su hermano el que juega mejor. Los tres son buenos chavales, disfrutan jugando y lo hacen bien”.

Una de sus más fieles seguidoras es Ana, su madre. Ella es la única que sabe perfectamente quién es Álvaro, quién Julián y quién Gonzalo. Da igual la distancia. La madre los conoce como una madre conoce a sus hijos. “Es cierto que son muy parecidos pero cada uno tiene características distintas. El más serio es Álvaro, el más revoltoso, Julián, y el más luchador, Gonzalo”. Ana asegura que los tres son tímidos y presume de tener unos hijos que son buenos estudiantes. Lo saben bien en el Colegio Público Laviada, donde estudian y donde hicieron sus pinitos en el mundo del balonmano. Al principio compaginaban ese deporte con otras disciplinas pero poco a poco se fueron decantando por el balonmano. “Era curioso aquel equipo de las Escuelas Deportivas del Colegio Público Laviada”, recuerda Ana. “Jugaban a mini-balonmano donde hay cuatro jugadores y un portero. ¡Imagínate!, sólo ellos eran más de medio equipo. Me gusta que sigan jugando al balonmano porque pasan muchas horas sentados, ya sea en clase o en su tiempo de ocio, que matan jugando a la consola o delante del ordenador”. 

Los trillizos sueñan con llegar a jugar algún día en la liga Asobal. Delante de la cámara de fotos sonríen pícaros y nerviosos y aseguran que les gustaría emular a los gemelos Paraja, a los hermanos Entrerríos, a los Ruesga o a los De la Puente, todos ellos asturianos.

Sagas asturianas
A punto de cumplir veinte años, los Paraja militan en la Agrupación Balonmano Gijón Jovellanos. Físicamente son parecidos pero ocupan posiciones diferentes dentro de la cancha. Ángel es pivot y Miguel juega de central.

[Img #14259]
También comparten vestuario los Entrerríos. Alberto y Raúl han llegado a lo más alto y desde el año 2005 son habituales de la selección española. De hecho presumen de haber logrado la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Pekín y la de oro en el Mundial de Túnez. A nivel de clubes son rivales desde hace once temporadas. En la actualidad Alberto, el mayor, juega en el Balonmano Atlético de Madrid y su hermano Raúl en el Barcelona.  

Otros hermanos son los Ruesga, Juanjo y Carlos, que coincidieron una temporada en el Grupo Covadonga y unos que también han llegado lejos son los Garabaya. Luis Miguel y Rubén, se llevan tres años de diferencia. Empezaron juntos en el Corvera pero una lesión de rodilla cambió sus caminos. Luis Miguel tuvo que abandonar y dedicarse a entrenar mientras que Rubén, campeón del mundo y medallista olímpico, cumple su segunda temporada en el Naturhouse de La Rioja.

Otro apellido con historia dentro del balonmano asturiano es el De la Puente. Con Juanón, ex jugador del Atlético de Madrid y Barcelona, y Mariano que jugó con el Grupo en División de Honor.

Manolo Gil

Tags:

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

5 + quince =

Lo último en "Deportes"

Subir