Esas cifras del fútbol que el corazón no entiende

El Mundial de Brasil 2014 llega precedido de un reciente estudio, publicado por la consultoría brasileña Pluri, que analiza del valor de mercado de las distintas selecciones participantes en el torneo de la FIFA. La cifra global impresiona: 6.513.451.612 es el valor en euros de las 32 selecciones, el valor de los 736 jugadores que toman parte en el evento.

[Img #20237]


[Img #20239]
Si hay algo evidente estosdías?, y más? aquí en Brasil, es que el fútbol es pasión. Es un sentimientocapaz de pintar las calles de una ciudad entera; ya sea de rojo, o de verde yamarillo. No hay más que recordar cómo hace apenas un par de semanas, elayuntamiento de Madrid iluminó de morado el edificio de Correos en Cibeles,para que los aficionados madridistas se sintieran allí como en casa mientrascelebraban la consecución de su décima Copa de Europa.


Pero el fútbol también esun sinfín de números. Cifras que evocan conceptos que todos tenemos ya grabadosa fuego en nuestras cabezas; los 3 puntos, el 11 titular, los 90 minutos, el 10de Argentina… Estos números, tangibles, son no tanto el espíritu, como larealidad del deporte rey. Son los que hacen que este deporte pueda ser unarealidad objetiva e indiscutible. Más allá de polémicas, credos y sensaciones.Cifras recitadas una y mil veces, que conforman el mantra de los diariosdeportivos, un lunes sí y otro, también.


Y sin  embargo, aún existen cifras que nos sonincomprensibles y hasta, casi, inimaginables. Cifras que arrastran tantos cerosa su derecha, que quizás nunca pensamos que podrían ir de la mano en uncontexto tan poco trascendente. Números tales como 100 millones de euros de traspasoó  20 millones euros de salario. Y sonéstos, sin lugar a dudas, los auténticos protagonistas del verano, año trasaño.


Sin amnistía mundialista

Muchos pensábamos, sinembargo, que este verano sería diferente. Al fin y al cabo, se celebra unMundial, lo que no deja de ser el máximo exponente de un sentimiento nacional,tan alejado de la dictadura económica de los clubs. Por eso, quizás, nosresulta tan impactante el reciente estudio publicado estos días por laprestigiosa consultoría brasileña Pluri, en el que realiza un interesanteanálisis del valor de mercado de las distintas selecciones participantes en eltorneo de la FIFA.


Y si no me creen, porfavor, traten de asimilar el siguiente dato: 6.513.451.612. Éste es el valor,en euros, de las 32 selecciones que conforman los 8 grupos. El valor de los 736jugadores que tomaran parte en el evento.


El precio de un sentimiento

[Img #20236]
Esta cifra puede serdesgranada para llegar a una serie de conclusiones realmente interesantes. Detal forma, por ejemplo,  podemos ver queactualmente la selección más valiosa, económicamente hablando, claro está, esla española; con un precio de mercado de más de 591 millones de  euros. Este carísimo podio lo completan las selecciones de Alemania y Brasil,valorados en 568 y 516 millones de euros, respectivamente. 


Estos datos  resultan aún más impactantes, si cabe, si lascomparamos con el valor de la selección de Irán, compuesta también, como esnatural, por 23 seres humanos: 26 millones de euros. Le siguen de cerca lasselecciones de Costa Rica, Australia y Honduras, ninguna de las cuales llega alos 35 millones.


Si analizamos el valor demercado de los distintos grupos, veremos que el G, compuesto por Alemania,Portugal, Ghana y Estados Unidos, es el más valorado: 1.041 millones de euros.  En el extremo opuesto de la lista se sitúa elgrupo C, de Colombia, Costa de Marfil, Grecia y Japón, cuyo precio apenasllegaría a los 540 millones.


Jugadores que valen más que selecciones enteras

Según este estudio, elprecio de mercado de la mayor estrella futbolística, hoy en día, es decir,Messi, es de casi 138 millones de  euros.Hablando en plata, él solo vale más de lo que costaría contratar, una por una,a la mitad de las selecciones que tomarán parte en el Mundial.


Le seguiría su principaladversario en la Liga española, Cristiano Ronaldo. Su precio, que alcanzaría los105 millones de euros, hace que sólo él represente el 30% del valor de toda suselección. Mientras que el tercero en liza, Neymar, valorado en casi 70millones, vale más que hasta siete de las selecciones participante: Honduras,Costa Rica, Irán, Australia, Estados Unidos, Corea del Sur y Argelia.


[Img #20238]
En España, el jugador másvalorado es Andrés Iniesta, cuyo valor de mercado, de unos 50 millones de euros,representa algo más del 8% de lo que nos costaría contratar a toda la Roja,para así conformar un equipo de lujo, capaz de aspirar a todo en cualquiercompetición de clubs.


Son cifras éstas que nospueden llegar a dejar sin aliento, no cabe duda. Sin embargo, no debemosolvidar que, cuando hablamos de deportes, todos estos dígitos pueden marcar unadiferencia; pero nunca son determinantes. Quién sabe si dentro de apenas un mesno será un pequeño país, con una selección modesta, el que se alce con eltrofeo. No hay más que recordar casos como los de Uruguay, campeón del Mundo en1950 y 1930, Grecia o Dinamarca, campeones de Europa en 1992 y 2004,respectivamente.


Porque, más allá de la indiscutiblerealidad de los números, ya lo decíamos al principio, el fútbol es pasión,sentimiento. Y es que está claro, como dijo el pensador francés Blaise Pascal,allá por el S.XVII, «el corazón atiende a razones que la razón noentiende».


David Casas

Tags:

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

doce + 16 =