Elena Rosell: “Espero aprender y progresar en cada carrera”

La relación de esta joven piloto con el motociclismo podría calificarse de idilio, pero no tanto de idílica. Idilio porque no le ha faltado pasión por este deporte y su recorrido ha sido más que intenso: se subió a una moto por primera vez a los 14 años y desde entonces no ha dejado de esforzarse por llegar lejos en este ámbito. No idílica porque el camino no siempre fue fácil, tanto por ser mujer como por falta de recursos económicos. Sin embargo, todo su empeño está resultando efectivo: el próximo 6 de abril dará comienzo el Mundial de Moto2 y Elena lo disputará. De hecho, será la primera española en hacerlo, así como la única participante femenina en esta edición del campeonato. 360 Grados Press ha querido conocer de primera mano a esta campeona en potencia.

[Img #14583]
¿Cómo te sientes de cara al Mundial de Moto2?

Pues estoy muy emocionada y contentapor haber llegado a un acuerdo con el equipo y con los patrocinadores. Y tambiénexpectante por conocer la moto esta misma semana.


Podría decirse que tu trayectoria ha sido a contrarreloj: empezaste algomás tarde de lo habitual y en pocos años has ido de competición en competiciónpara demostrar tu valía sin contar con esponsorización hasta hace bien poco.¿Qué momento crees que marcó la diferencia?

Así es. Estuve un par de años sincorrer, pero tuve la suerte de conocer a grandes amigos que me invitaron acorrer alguna que otra carrera de aficionados. A partir de ahí, me invitaron auna carrera de la Ninja Cup en 2008. Diría que ahí fue donde cambió todo, porquelo hice bien y a raíz de eso he podido correr en el Campeonato de España deVelocidad (CEV) durante dos años y ahora me ha llegado la oportunidad de correren el Mundial.


¿Por qué crees que los patrocinadores han estado reticentes contigo?

No sabría decir. Siempre he tenidoque demostrar mucho más que otros competidores, que llevaban sus carenadosrepletos de patrocinadores mientras que yo iba con la ayuda de mi familia.Quizá la gente no me tomaba en serio. Ha costado muchísimo.


Retomando el Mundial, cabe destacar que el año pasado ya debutaste en élde la mano de Jorge Martínez Aspar. El circuito de Assen se resistió, pero enAlcañiz y en Valencia brillaste. ¿Cómo fue la experiencia?

Bueno, Assen fue un tumulto de emociones.Llegaba sin experiencia alguna en circuito, así como con la moto y en lacategoría. Las condiciones meteorológicas tampoco acompañaron. Y luego tuve unacaída bastante fuerte en el libre antes de la clasificación, por lo no tuveoportunidad de salir en ésta. La verdad es que fue un poco raro, pero todo esome abrió la puerta a la confianza de Jorge, que me dio otra oportunidad enAlcañiz. Aún estaba un poco cohibida por la situación en Assen, por lo que melimité a terminar todos los entrenamientos sin cometer ningún error. EnValencia ya fue mucho mejor. Era la última carrera del Mundial, mi última carreraen él, por lo que fui a por todas. Estuvo muy bien. Y disfruté de una carrerade Mundial, ¡por fin! (risas)


Ahora vas a poder disfrutar del Mundial al completo gracias al equipoqatarí QMMF. ¿Cómo llegó esta oportunidad?

Siempre me he llevado bien con suspilotos, pero las negociaciones en sí empezaron a finales del año pasado conmotivo del Endurance, pues hicieron un equipo femenino para la última carreradel campeonato. No pude ir porque coincidía con el CEV, pero empezamos aacordar esto y la verdad es que todo está yendo muy bien hasta la fecha.


¿Cómo te estás preparando para el Mundial?

Me he ido a vivir a Madrid, porque allítengo muchas más oportunidades de entrenar con supermotard y motocross. Nollevo muchos días, porque no pude empezar a entrenar hasta el día 12 de enero acausa de la caída que tuve en el CEV en Valencia. Ni siquiera corría o hacíabici estática, porque tenía bastante limitado el movimiento, no solo del brazo,sino de todo el cuerpo. Así que empecé el día 12 y desde entonces voy algimnasio y hago natación. Y ahora también entreno uno o dos días a la semanacon moto. Nunca antes había tenido la oportunidad de hacerlo.


¿Viste peligrar tu participación en el Mundial con motivo de esa caída?

Empecé a preocuparme cuando pasó unmes y veía que no mejoraba. Estaba en una clínica en Madrid y todas las semanasme pinchaban, pero no avanzaba mucho. Era un poco desesperante pero, derepente, en una semana empecé a mejorar muchísimo. Ahora todavía me resientocuando me excedo en el ejercicio y dudo un poco de cómo pueda estar encima dela moto, pero creo que todo va a ir bien.


Comentabas que nunca habías tenido la oportunidad de entrenar con unamoto, ¿cómo hacías entonces?

Siempre me servía de métodos que norepresentaran un gasto económico: correr, montar en bici, nadar… Básicamente,basaba mi entrenamiento en el triatlón porque no contaba con los recursoseconómicos suficientes para poder comprar una moto de motocross o supermotard.Ahora es la primera vez que lo hago y… voy mejorando poco a poco en ello(risas).


¿Cuáles son tus expectativas respecto del Mundial?

Sobre todo, espero aprender yprogresar en cada carrera. Voy a ir a circuitos totalmente desconocidos. Sé quehay mucha gente que a lo mejor no lo piensa, pero va a ser un reto complicado.Es una categoría en la que van realmente rápidos. Además, este año la parrillase ha reducido y todos pilotos son buenísimos: desde el primer entrenamientosalen fuertísimo. Es complicado llegar a un circuito y empezar a aprenderlo enel primer entrenamiento cuando los demás ya van a fondo, pero estoy dispuesta aaprender lo máximo posible y lo más rápido posible.


Vas a ser la primera mujer española en disputar este Mundial en sus 60años de historia. Además, serás la única mujer del campeonato. ¿Sientes másresponsabilidad o presión por ello?

Sinceramente, no. Siempre he queridohacerlo lo mejor posible. Sí que es cierto que, como sucedió en Assen, losmedios de comunicación siempre se hacen más eco de mis acciones por ello, tantode las buenas como de las malas. Yo intento que eso no me perjudique. Y si todoesto sirve para que en un futuro entren más chicas y les vaya un poco mejor, puesbueno será. De hecho, este año he visto a varias en el CEV.


[Img #14584]
Has explicado en muchas ocasiones que, obviamente, abrirte paso comomujer en un mundo de hombres no siempre ha sido fácil. Incluso mucha genteapuntó en su momento que la oportunidad que te ofreció Jorge Martínez Aspar nofue más que una treta de marketing en lugar de un reconocimiento a una buenadeportista. De todo lo que has podido oír al respecto, ¿qué es lo que más te hadolido?

No me suele afectar personalmentetodo esto. Al revés, me hago más fuerte. Al venir de familia trabajadora, me hacostado muchísimo estar aquí, no solo por ser mujer, sino también por no tener dineropara comprar motos propias. Y lo que dijeron en su día no tiene mucho sentido.Si fuese así, ¿por qué no me dieron la oportunidad antes? ¿O por qué no se ladan cada año a alguna chica? En definitiva, si fuera una cuestión de marketing,cada año podría haber una mujer y no es así.


Retomando de nuevo el Mundial, ¿a qué circuito le tienes más ganas?

Buff… Quizá Assen. Cuando volvamosallí llevaré unos kilómetros más sobre la moto que en la última ocasión, por loque la dinámica en ese escenario será mucho mejor.


¿Qué sensaciones tienes en cuanto a la moto?

El equipo lleva ya dos añostrabajando con Moriwaki. Esta semana será la primera vez que me suba en ella,porque hasta la fecha solo había tocado una Suter. Va a ser completamentediferente.


Para terminar, ¿qué les dirías a todos aquellos jóvenes que quiereniniciarse en el mundo del motociclismo?

Que disfruten con lo que hagan y quetengan claro que no por tener menos se consigue menos, solo hay que esforzarseun poco más que los demás. Pero al final todo llega. Tener paciencia, serconstante y trabajar duro. Antes o después, yo creo que te llega la oportunidad.

Óscar Delgado

Tags:

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

2 + 1 =