Un viaje básico a la eternidad

Fanfarlo consolida sobre las tablas su profundidad de miras reveladoras de un estilo con sello propio, inconfundible y sencillo. 360 Grados Press asiste al concierto que la banda londinense ofreció en el Espai Rambleta de Valencia, dentro la gira de presentación de su nuevo trabajo, «Let’s Go Extinct».

[Img #19612]
Con la ausencia de su bajista, Justin Finch porproblemas de salud de última hora, los cuatro componentes restantes deFanfarlo, liderados por Simon Balthazar, saltaron al escenario valenciano conuna apuesta intimista y cercana al auditorio. Gesto de agradecer para su cadavez más numerosa nube de seguidores, que vio a la banda de indie pop londinense por espacio de una hora, a pesar de laslimitaciones que significó el imprevisto de tener que solventar la carencia delmúsico que no compareció.

 

[Img #19611]
De ahí que Fanfarlo centrara su actuación en undiálogo más básico con sus fans a resultas de los interrogantes vitalistas queincluye su último trabajo y que pone el acento en lo eterno y lo extinto enrelación al protagonismo que juegan las personas en el presente. Con todo, elprimer acercamiento musical procedió de anteriores trabajos, como de Reservoir,que les catapultó al reconocimiento de la crítica en 2009.

 

Muy distinta esta versión íntima unplugged que la mostrada por la mismabanda en espacios abiertos, como la que regalaron a los asistentes al EventoSarmiento el pasado mes de septiembre de 2013 en Villafranca del Bierzo (León).Un relato sostenido, pues, el del Espai Rambleta, donde Baltazhar se lanzóincluso a coquetear con el piano y a cantar un improvisado homenaje a Andalucía, donde Fanfarlo actuó días antesdentro de la gira española de promoción de su nuevo trabajo.

 

[Img #19610]
«Let’s Go Extinct»
sonó bien, sostenido, íntimo,cercano y musicalmente más que correcto en directo. Falta por abordarlo enescenarios diferentes como el apuntado o en festivales al aire libre. Pero laapuesta continuada de Fanfarlo por los instrumentos musicales se consolida,como ejemplo añadido a los ya conocidos en el ámbito doméstico como VetustaMorla, o al otro del lado del charco, como Zoé. Ejemplos que proyectan laprevalencia del gusto por la música y por los instrumentos que la tejen con lastendencias más frescas, indie y pop.

 

El aperitivo lo pusieron las tambiénlondinenses Lilies on Mars, un dúo formado por Lisa Masia y Marina Cristofaloque acompañan a Fanfarlo como teloneras en este ciclo de conciertos. Supropuesta, perspectiva multiinsitrumental, sintetizada y una puesta en escena eléctricaque no dejó indiferente a quienes las descubrieron a propósito de «Dot To Dot»,su tercer trabajo. 


 @os_delgado

EspaiRambleta, Valencia. Miércoles 19 de febrero de 2014. 500 personas.

Manolo Gil

Tags:

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

dieciseis − 6 =

Lo último en "Cultura"

Subir