El arte de la escultura a pie de calle

El pasado 16 de julio el Ayuntamiento de San Sebastián de los Reyes inauguró en el Parque de la Avenida de los Pirineos el Parque Internacional de Escultura, un reciento abierto de cerca de 60.000 metros cuadrados en los que se podrá disfrutar, a pie de calle, sin horarios y de forma gratuita, de las esculturas tridimensionales y de gran tamaño de artistas de reconocido prestigio nacional e internacional.

[Img #20515]

Nueve obras de los artistas españoles José Luis Menéndez, Salvador FernándezOliva, Arturo Berned, Emilio Cobertera, Ignacio López Díaz, Diego Canogar yDavid González Grande protagonizan la primera colección del Parque Internacional de Escultura de SanSebastián de los Reyes. Un museo al aire libre y a pie de calle, conexposiciones permanentes, que pretende acercar el arte a la ciudadanía en unentorno, el de la Avenida de los Pirineos, que ofrece múltiples contrastes.


Enfrente, el movimiento incesante de lasnaves industriales propias de las afueras de cualquier ciudad. Entre susinstalaciones, runners y ciclistasque aprovechan el carril bici y un entorno perfectamente preparado parapracticar deporte. Y mezclándose con ellos, en perfecta sincronía, lasesculturas tridimensionales y de gran tamaño que admiran peatones y conductoresque circulan por la vía paralela.


[Img #20516]
El Parque de la Escultura es un proyecto conjunto del ayuntamiento dela localidad madrileña, que pone el escenario, y la asociación New Space Gallery, que financia la iniciativa,y su intención es albergar en sucesivas fases otras obras de artistasnacionales e internacionales, convirtiendo al espacio en un referente culturaldentro del mundo del arte.


Acostumbrados como estamos a tenerbarreras físicas que nos alejan de las obras en museos y galerías, estainiciativa reconcilia a la ciudadanía con el mundo del arte. Las obras sepueden apreciar de cerca y se pueden tocar sin miedo a que alguien te llame laatención. El arte, en apariencia siempre tan distante, se acerca de esta maneraa su público potencial, pero también a esa otra parte de la ciudadanía quenunca ha sentido una especial curiosidad por él y que ahora lo puede disfrutarsiempre que quiera, de día o de noche, en un entorno privilegiado. Porque elarte no debería tener horarios. Porque el arte debería estar siempre al alcancede todos.



Laura Bellver

Tags:

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

diecisiete + catorce =

Lo último en "Cultura"

Subir