Bitácora de un viaje compartido

El clásico autostop se ha quedado atrás para aquellos que quieren viajar de la forma más barata y rápida, pero sin abandonar su propia seguridad, gracias a iniciativas de los últimos años con las empresas online que ponen en contacto a conductores particulares y a ocupantes que pueden compartir gastos de manera sencilla. Esta semana 360 Grados Press hace carretera y manta para recorrer kilómetros de charla y buena compañía por pocos euros.

[Img #20412]
Diario de abordo –nunca pensé hacer una referencia tan marítima, pero los clásicos navieros mepueden – : hace ya un rato que el coche se ha lanzado rumbo a la capital.Aunque con esfuerzos, he conseguido incrustar mi maleta pequeña en el maletero- medianamente – amplio. Me siento un poco raro. No sé si seguir el “manual delas situaciones incómodas con desconocidos” o tratar de sumergirme en losbrazos de Morfeo para echar una cabezadita. No, creo que es mejor optar por laprimera opción, ya que puedo quedar como un maleducado, además de que elconductor se debe mantener espabilado y conversador para soportar un viaje devarias horas al volante. Vaya, ahora tengo hambre, espero que Juan pare prontoen alguna gasolinera para poder hacerme con cualquier snack al uso.


Más de una persona se habrá visto en esta situación en losúltimos años en España. La necesidad económica y el ansia por buscar opciones de transporte más rápidas, cómodasy amenas han llevado a muchos intrépidos y atrevidos viajeros a enrolarseen rutas con vehículo compartido. Atrás quedó el peligroso – e ilegal –autostop con el que la seguridad y la tranquilidad quedaban relegadas a unsegundo plano para primar en la gratuidad de un servicio en el que la confianzaciega debe ser permanente para no viajar angustiado. Hoy por hoy existenmétodos que salvan las distancias en cuanto a lo que estos detalles suponían parael desprotegido viajante, gracias a Internet.


[Img #20413]
Más de ocho millones depersonas
handescubierto las bondades – y han ayudado a mejorar los defectos – de apps creadas al uso, como la empresaonline francesa BlaBlaCar (@blablacar_es) que, a modo de redsocial, pone en contacto a conductores que van a realizar un viaje en su cocheparticular con personas que deseen realizar ese trayecto por un precio bajo quecubra los gastos de combustible del vehículo, y viceversa. El responsable de BlaBlaCarEspaña, Vincent Rosso (@vincentjj),subraya este último detalle después de la polémica surgida con la llamada deatención que el Ministerio de Fomento hizo a todas aquellas empresas de estesector que beneficiaban la retribución económica de sus usuarios y de la que lapágina francesa se salvó sin apenas perjuicios de imagen.


Ahorro económico yenergético en buena compañía

Sigo teniendo hambre.Justo a mi lado se sienta una italiana y no puedo evitar conversar con ellasobre pasta. Debora aprovecha también para destacar que compartir coche ha sidoel descubrimiento más gratificante que ha tenido en los seis meses que llevaviviendo en España, a pesar de que el sistema lleva ya un par de años expandiéndosepor Italia. “Es muy barato, te sociabilizas con la gente, compartesexperiencias y haces contactos que nunca sabes en qué momento te pueden llegara resultar útiles”, me comenta.

Porque más de 35millones de asientos libres se han ofrecido desde 2009 a lo largo de docepaíses europeos, con un ahorro estimadode 255 millones de euros para sus usuarios conductores, junto a las 700.000 toneladas de CO2 menosque se han emitido hasta enero de 2014 al reducir el número de coches – medio -vacíos que recorren trayectos largos en carretera. Precios para viajeros que nosuelen superar los 20 euros en rutas interiores y que han supuesto un 96% de valoraciones positivas para laempresa. “Nosotros encaminamos a nuestros usuarios a que consigan un viajehecho a medida para ellos: pueden elegir ocupantes, un precio asequible, decidirentre un amplio abanico de horarios, conocer si el conductor es bueno a travésde los comentarios que deja la gente, si fuma, si es hablador, si escuchamúsica, si permite animales, etc.”, explica Rosso.


Tranquilidad yseguridad que suponen un extra

[Img #20414]
Al fin se ha cumplidomi petición de parar en el área de descanso para estirar las piernas y adquiriralgunos víveres para la segunda mitad de la etapa en carretera. Carlos, elcopiloto, aprovecha un silencio circunstancial de la salida para dar riendasuelta a su vena más crítica con respecto a BlaBlaCar. Se muestra descontentopor la reciente medida que han tomado para crear una plataforma de pago con laque el precio – aunque reducido – para el viajero se ha incrementado un 10% por los gastos de gestión.


Esta ha sido una molestia generalizada entre los usuarios y quela empresa trata de disipar con razones que consideran de peso: “Por un lado, somosun negocio y, como tal, buscamos el beneficio económico y crecer en ese camino.Por el otro, el aumento del precio por la gestión supone una mayor tranquilidady seguridad, tanto para conductor como para ocupante, ya que el pago se haceonline a través de nosotros y ambos interesados adquieren un mayor compromiso enel cumplimiento de su acuerdo de viaje, que antes era más de palabra y sepodían llevar sorpresas”, asegura el responsable de BlaBlaCar España. Lainiciativa ha llevado a una reducción decancelaciones del 35 al 3% en Francia, cifra que se espera similar paranuestro país en los próximos meses.


A pesar de estos datos positivos, muchos usuarios españolescomienzan a mudarse a webs como compartocoche.com,viajamosjuntos.com o Amovens(@amovens),que no han incluido este incremento extra. Precisamente el responsable decomunicación de esta última, Diego Ochoa(@Diego__Ochoa),afirma que desde que BlaBlaCar España cuenta con este cobro por gestión – hace tansolo unas semanas – el tráfico medio en su página, entre registros, viajespublicados y contactos entre usuarios, hacrecido más de un 200%. Incluso sus usuarios han mostrado el descontentopor la iniciativa de su competencia con comentarios en sus perfiles, redessociales y mensajería privada. Además, Amovens ha incrementado la seguridad desus usuarios a través de la verificación tanto del DNI del acompañante como delpermiso de conducir del propietario del vehículo.


Por su parte, Rosso se muestra tranquilo en este sentido y consideraque el cambio que han implementado no está siendo “demasiado perceptible”, yaque facilitan una calidad de viaje “difícilmente mejorable” en cuanto aseguridad, flexibilidad y economía. Asimismo, la ronda de inversión por 75 millones de euros que han captadorecientemente les va a permitir mejorar su servicio, condiciones, visibilidad,expansión internacional y trabajo en I+D, según la propia empresa.


Balance positivo y unpar de cañas

El viaje acaba. Mis impresioneshan sido por lo general muy positivas: ha habido tiempo para conversar, hacercontactos, echar una cabezadita – mi cuello se ha resentido por ello –  y disfrutar de un paisaje estupendo, y elahorro económico ha sido tan significativo que me da para tomar algunas cañasmás de las que tenía pensado. ¿Repetiré la experiencia? Creo que sí. ¿Utilizaréel mismo intermediario? Dejaré que la competición empresarial siga su cursonatural y lo valoraré en el momento requerido – Fin de la cita – .

Laura Bellver

Tags:

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

diecinueve + 15 =