Movember: ¡Luce bigote!

Está de moda, tiene su encanto y contribuye a una causa solidaria. Si últimamente se ha visto rodeado de hombres con bigote, sepa que muy probablemente muchos de ellos están apoyando la iniciativa de Movember, cuyo objetivo es recaudar fondos para luchar contra el cáncer de próstata y de testículos.

[Img #20981]

 

Es el momento de lucir mostacho. O, lo que es lo mismo, es el momento de Movember. Esta campaña nació en 2003 en Melbourne (Australia), su mes es noviembre y su icono, el bigote. De ahí su nombre, de la fusión entre la palabra “moustache” (bigote, en inglés) y “November” (noviembre en el mismo idioma).

 

El primer día de este mes, hombres valientes y solidarios se afeitan completamente y se dejan crecer el bigote durante 30 días para cambiarle la cara a la salud masculina.

 

La impresión de ver a alguien que normalmente no luce mostacho generará conversaciones que, a su vez, darán pie a concienciar sobre la importancia del diagnóstico precoz de estas enfermedades que afectan a los hombres.

 

Pero más allá de las palabras está la acción. Desde esta plataforma insisten en la importancia de registrarse en la página de Movember para “multiplicar el mensaje, crear comunidad y ayudar a que lleguen las donaciones”, sostiene el portavoz de la organización en España, David Cuspinera (@DavidCuspinera).

 

Hasta la fecha, la comunidad Movember (@MovemberES)  ha recaudado más de 409 millones de euros y ha financiado más de 800 programas de salud masculina en los 21 países participantes, de acuerdo con datos de la organización.

 

El apoyo de la mujer

 

Una vez registrados en la página, se crea un perfil donde es posible crear comunidad y compartir mediante fotos la evolución del bigote. Los hombres se convierten así en Mo Bros y las mujeres, en Mo Sistas.

 

Porque ellas también son bienvenidas a apoyar la causa mediante su conversación, creando equipos en la página, votando al mostacho más conseguido y difundiendo el mensaje de concienciación.

[Img #20978]

 

La organización de Movember busca el impacto. Y no es para menos, pues las cifras son alarmantes. La Asociación Española Contra el Cáncer (Aecc) alerta de que el cáncer de próstata es el segundo más frecuente entre los varones, con aproximadamente 899.000 nuevos casos anuales en todo el mundo.

 

“El problema es que a los hombres nos da mucho pudor hablar de nuestra salud”, explica Cuspinera. Esa especie de tabú conlleva a que las visitas médicas al especialista “sean menos frecuentes de las recomendadas”, por lo que “la mortalidad no sería tan alta si hubiese mayor prevención por parte de cada uno y fuésemos a hacernos revisiones”, indica.

 

La misión de Movember es romper esa barrera silenciosa mostrando bigotes auténticos, de los de verdad, de esos que llaman la atención y que pueden motivar a hablar del cáncer sin tapujos.

 

Romper el tabú

 

“Es destacado que prácticamente ningún personaje famoso, a excepción de José Antonio Labordeta y Robert De Niro, haya dicho que padece o que ha padecido esta enfermedad masculina”, recuerda el portavoz. En su opinión, esto es un signo más “de estereotipos y tendencias que debemos cambiar”. Y en ello están. De hecho, no son pocos los famosos que se han lanzado a colaborar con este movimiento.

 

El actor Antonio Pagudo (@pagudo), Javi Maroto en la serie La que se avecina, es una de las caras conocidas que apoya este proyecto. “De alguna manera podemos aportar un poco más de visibilidad. Tenemos la suerte de poder acercar más el mensaje”, cuenta Pagudo, quien luce bigote desde el año 2001.

 

“Me enteré de la existencia de esta campaña a través de Macarena Gómez (@GmezMacarena) y me encantó la idea”, asegura el actor.  Además, “colaborar con iniciativas solidarias como ésta también es una manera de devolver un poquito el cariño de la gente”.

[Img #20982]

Pagudo insiste en que “hay que apuntarse a la familia Mo Bro y Mo Sista para echar una mano y luchar contra este tipo de cáncer. Es necesario que pongamos nuestro granito de arena”, recomienda.

 

Su bigote no pasa desapercibido y menos cuando aplica “un poco de cera para que las puntas queden hacia arriba”, comenta. Y regala una anécdota: “una vez, en el set de peluquería y maquillaje de Cuéntame, Imanol Arias se me acercó y me dijo: ‘buen pelo… ¡y muy buen bigote!’”.

 

El suyo apunta hacia arriba, pero lo cierto es que hay tipos de mostacho para todos los gustos. Hasta el momento, 4 millones de bigotes han crecido en todo el mundo por la causa.

 

Según datos de la organización, Movember hizo posible en el año 2012 una inversión en España de más de 146.000 euros a dos proyectos de investigación del cáncer de próstata y testicular: 115.000 euros durante dos años para el equipo del Doctor Juan Manuel Falcón-Pérez, de CIC bioGUNE (Derio Bizkaia), y 31.000 euros, también durante otros dos años, al Doctor Andreas Doll del Institut de Recerca, del Hospital Universitario Vall d’Hebron (Barcelona).

 

Las mismas fuentes aseguran que se han generado 2,3 billones de conversaciones en torno a Movember el año pasado, el 99,9% de los participantes ha hablado con alguien sobre su salud y el 62% ha visitado a un especialista para hacerse análisis de control.

 

En noviembre, a la vista está, hay que dejarse seducir por el bigote. Nada de barbas. Este mes, la sonrisa se enmarca bajo un prominente, cuidado y solidario mostacho.


@Lorena_Padilla

Marcos García

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

veinte + tres =