La USC presenta un método para calcular el momento de la muerte

Un grupo de investigadores de la Universidade de Santiago idea un software a partir del humor vítreo de los ojos de los cadáveres que facilitará la labor a forenses y policía

Redacción, Galicia. Un equipo de investigadores de la Universidade de Santiago de Compostela ha presentado esta semana un nuevo método para estimar el momento aproximado de la muerte a partir del análisis de algunas sustancias del humor vítreo de los cadáveres, según publica la revista Statistics in Medicine . Con este sistema los científicos han desarrollado un software que permite determinar de forma precisa el intervalo post mortem (IPM), un dato que facilitará la labor de la policía y de los forenses.
Para aplicar esta técnica los investigadores comienzan analizando las concentraciones de potasio, urea e hipoxantina (un metabolito del ADN) presentes en el humor vítreo del ojo del cadáver, e introducen las cifras en un programa informático. El software ideado por los científicos de al USC es capaz de establecer con esa información el instante en el que se produjo la muerte. “Las ecuaciones que hemos desarrollado permiten estimar de forma más precisa que hasta ahora el IPM, y ofrece a los patólogos forenses una herramienta útil, accesible y de sencillo manejo”, explicó uno de los autores del estudio, José Ignacio Muñoz Barús, medico especialista del Instituto de Medicina Legal de la Universidad de Santiago de Compostela.
Las técnicas tradicionales de estimación del IPM se basan en el estudio de parámetros como la temperatura rectal del cadáver o de alguno de sus órganos, como el hígado, en el examen del rigor mortis, o en las livideces cadavéricas. Estos métodos se complementan con análisis bioquímicos de fluidos corporales. Uno de ellos es el humor vítreo, el líquido gelatinoso que se encuentra detrás del cristalino del ojo. “La determinación precisa del momento exacto de la muerte ha sido objeto de numerosos estudios desde el siglo XIX, ya que es un tema crucial en medicina legal, tanto por su repercusión criminal como civil, y el nuevo método supone una aportación en este campo”, concluyó el investigador.

Redacción

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

16 + 5 =