La otra “operación galgo”

360gradospress se acerca esta semana al trabajo de Galgos 112, una asociación sin ánimo de lucro que promueve la adopción de canes abandonados por cazadores.

[Img #12774]

La asociación Galgos 112 es una agrupación de personas que trabaja por acabar con la lacra del abandono de los perros de caza en toda España y potenciar su adopción. Como explica su presidenta, Esther Callol, “todavía en 2011 se siguen colgando galgos y podencos”. Y es que es de conocimiento popular la trágica estampa del campo español en la que se divisa la figura estilizada de un galgo ajusticiado en un árbol bajo el sol.

[Img #12771]
“Cuando a los cazadores ya no les sirven los abandonan. Ellos dicen que es mentira, que nos lo inventamos, pero todas las personas del mundo animalista que acogemos perros en nuestras casas podemos demostrarlo”, comenta Callol, quien añade que “para ellos son un simple instrumento de trabajo, cuando no sirven pues los abandonan”. “Les cuesta muy barato, nadie les ponen multas, e incluso muchos chips de identificación no son dados de alta”, destaca.

“También encontramos galgos con el cuello cortado para sacarles el chip, y si se les va la mano allí mismo desangran al perro”, relata. En esta asociación viven cada día situaciones de todo tipo: “El otro día me llamó un cazador que tenía seis galgos de un año, que ya no le servían porque ya los había usado esa temporada… ¿Eso es normal? Llamaba para que nos los quedáramos. Te llaman como diciendo que tienen seis llaves inglesas, que si las quieres…”
[Img #12773]
La asociación actúa en toda España. Las comunidades autónomas más problemáticas son, según la presidenta de Galgos112: Extremadura, las dos castillas, Madrid “donde es horroroso”, Andalucía, Murcia y Comunidad Valenciana. En esta última “los que más problemas tienen son los podencos”.

Casas de acogida y adopción
Las vías para colaborar son diversas. En primer lugar, se puede acoger a los animales que llegan de la calle, una opción que “es muy importante porque nosotros no tenemos refugio”, explica Callol. En estos hogares los recuperan física y psíquicamente, porque la mayoría llegan muy enfermos y luego los pasan a adopción en su web. “Damos el galgo evaluado, por lo que aconsejamos qué perro creemos más indicado para ellos”. También se les puede ayudar con cuotas de socios, aportaciones puntuales o comprando en su tienda. En este sentido, como recuerda la presidenta, “somos una ONG pero no tenemos ningún tipo de subvención oficial, absolutamente ni un céntimo de euro”. La mayoría de los gastos son veterinarios, pues hay, por ejemplo, que costear las operaciones quirúrgicas de los animales que llegan peor.

[Img #12779]
Ahora mismo en sus casas de acogida cuidan a unos 75 galgos y podencos que esperan familias de adopción. Además, también colaboran con protectoras que les avisan cuando les llega un galgo, porque a veces “es una bomba”, pues en temporada de caza los roban, explica. “Cuando los recuperamos tienen un estado espléndido” y los sustraen.

Según comenta Esther Callol, la mayoría de los perros llega “con mucho miedo por lo mal que los han tratado”, con un “estado psíquico horroroso”. Tienen un carácter tan excelente que los llegamos a recuperar y son unos perros normales”. También han sufrido mucho, sobre todo roturas de patas, cuando cazaban, o han sido atropellados. Del mismo modo, hay casos terribles. “Hemos llegado a recoger galgos con ojos colgando, las musculatura en el suelo, vamos es un desastre…”, comenta la presidenta.

Unos “gatos grandes”
[Img #12772]
Respecto al carácter de los galgos, Callol explica que “son unos animales extremadamente tranquilos, les encanta dormir, son como gatos grandes. Son limpios, silenciosos, no huelen. Es el perro ideal para tener en casa. Con los niños son geniales, muchos incluso son aptos para vivir con gatos, conejos, hurones, caballos…”. Esther Callol asimismo advierte y  remarca que los galgos “no necesitan correr, les han obligado a correr. Si tú vas a correr se lo pasará fenomenal pero no es una necesidad”.

Tags:

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

diecisiete + 8 =