La vida es sueño

La vida es sueño. Y, en el caso del jefe de Peláez, mucho sueño. Lo sabemos porque una y otra vez lo vemos dormirse en las esquinas, echándose siestas después de desayunar o roncando plácidamente en su sillón cuando asegura que está reflexionando. Pero, más allá de eso, ¿qué pasaría si realmente fuera así? ¿Si todo fuera un sueño? ¿Si nada de lo que vivimos fuera real?

[Img #19393]
Esta dudaha planeado esta semana por la redacción, pues el humilde periodista deprovincias aseguraba que todo lo que hacían era obra de un escritor, que sujefe y él no eran más que personajes de ficción. Obviamente, nosotros sabemosque no es así, que son tan reales como usted o como yo, aunque lo cierto es quea veces parecen inventados, ¿verdad?

 

Jueves, 23 de enero

 

– Buenos días,Peláez.
– ¡Caramba, jefe! ¡Qué elegancia!
– Lo sé.
– ¿Adónde va con traje y corbata?
– Me han invitado a dar una charla en la Universidadsobre periodismo.
– Estupendo, jefe.
– ¿De qué puedo hablar, por cierto?
– De la honestidad.
– La charla es de periodismo, no de westerns.
– De la objetividad.
– Pufff… ¿No se le ocurre algo más aburridotodavía?
– No sé, jefe…
– Algo más práctico hombre…
– ¿Las cinco uves dobles del periodismo?
– Ummm… buena idea… aunque ahora solo se me ocurrendos.
– ¿Cuáles?
– White Label y Johnnie Walker.
– Pufff… Hable de las fuentes, mejor.
– ¿Las fuentes? ¿Y luego qué? ¿Las plazas? ¡Déjesede chorradas, Peláez!
– Hable de despidos que se le da muy bien.
– Noto cierto retintín en sus palabras.
– Lo hay.
– A que le despido.
– A que me voy.
– Lo retiro.
– Está bien.
– Bueno, me voy. Por cierto, ¿dónde coño está laUniversidad?
– En el campus, jefe.
– ¿Campus? ¿Eso qué es, asturiano? Será campos.
– No, es campus. Viene del latín, llanura.
– Su puta madre, ¿hay que salir a campo abierto?
– No, hombre, está ahí mismo, es ese edificio.
– Está cerca.
– Claro.
– Lléveme a caballito.
– ¡Jefe!
– No puedo llegar andando, hombre.
– Brrr…
– Sooooo., Peláez, que coja la petaca. Ya está…arre!!

 

Viernes, 24 de enero

 

– Buenos días,Peláez.
– Para nada, jefe.
– ¿Qué pasa ahora, carajo?
– Melisa, jefe. La han atropellado.
– ¡No me diga!
– Sí.
– ¡Pobre gata!
– No es una gata, jefe, es su secretaria.
– Ups… ¿Y cómo ha sido?
– La mujer iba a por su desayuno y un coche la hapillado.
– ¿Y bien?
– Se ha roto una pierna.
– ¿Y bien?
– Está en el hospital.
– ¿Y bien?
– Tres meses de baja.
– ¿Y bien?
– Haré yo de su secretaria.
– ¿Y bien?
– ¿Cómo que “y bien”? ¡Nada más!
– ¿Ah no?
– ¡No!
– ¿Y qué hay de mi desayuno?
– Brrr…

 

Lunes, 27 de enero

 

– ¡Peláez! ¡Dóndecoño se ha metido!
– Estoy aquí, jefe, remendándole los pantalones.
– ¿Pero no puede hacer eso el redactor de costura?
– No existe ese puesto.
– ¡Pues habrá que crearlo!
– Si estamos con un ERE…
– ¿Qué es eso?
– Un Expediente de Regulación de Empleo.
– ¿Qué es eso?
– Echar a la gente o reducir la jornada y elsueldo.
– ¿Le he reducido la jornada?
– Sí, ahora puedo ir al baño a hacer pis, no en elorinal junto a la mesa.
– ¡Menudos lujos!
– Ya ve.
– ¿No podemos contratar a un becario remendón?
– No sería justo.
– La puta justicia, siempre jodiendo. Está bien,siga remendando.
– Ya sigo, ya sigo.
– ¿Necesita las dos manos?
– Sí, ¿por qué?
– Me pica aquí, en la espalda.
– Tome, rásquese con esta regla.
– Uy qué gusto da.
– ¿Mejor?
– Pura felicidad, Peláez, pura felicidad.

 

Martes, 28 de enero

 

– ¡Peláez! ¡Vengaacá!
– Jefe, estoy liado.
– ¿Qué hace?
– Escribo sobre la no privatización de la sanidadmadrileña.
– ¿Cómo se puede escribir de lo que no hay?
– Porque lo iba a haber.
– Bueno, déjelo para otro día.
– El periódico sale mañana.
– Que salga el jueves, hombre, no pasa nada.
– Es un diario.
– Martes y jueves, leñe, como las clases de inglésy ya está.
– Lo que usted diga.
– Venga, una partidita de ajedrez y luego ya hagalo que quiera..
– ¿Ajedrez?
– Sí, tire el dado.
– Esto no es un ajedrez, jefe.
– ¿Cómo que no? Es un ajedrez del siglo XIX enperfecto estado. Me ha costado una fortuna.
– Es una oca que regalan con una revista.
– ¡No me fastidie!
– ¿No ve que no hay reyes ni torres ni peones?
– Hay puentes y una casilla con una calavera, mirequé chula.
– Le digo que esto no es un ajedrez.
– Ya me ha amargado, vaya a escribir ande, que eslo único que sabe hacer. Eso y joderme la vida.
– Lo siento, jefe. Es la realidad.
– Glup A la mierda la realidad Glup
– No se refugie en la bebida.
– No, glup, me voy a refugiar en el Amazonas. No mepase llamadas. Adiós.
– Adiós.

 

Miércoles, 29 de enero

 

– Buenos días,jefe.
– Grandes días, Peláez.
– ¿Qué ha pasado?
– Mire, estas son las previsiones de despidos de esteaño.
– Está en blanco, jefe.
– Exacto, no voy a echar a nadie.
– Solo quedo yo.
– Tiene suerte, entonces.
– Ni siquiere me paga.
– Así son las cosas.
– Pues no me gustan.
– Lo siento, pero soy el jefe.
– Solo por la voluntad de nuestro creador.
– ¿Dios?
– No, el escritor de estos diálogos.
– ¿De qué habla?
– Usted es un personaje de ficción, jefe.
– Y un cojón, Peláez, mire lo que hago: glup glupglup.
– El escritor le ha ordenado beber.
– ¡Que no coño! Lo hago porque quiero.
– Seguro que ahora se irá al despacho a dormir.
– ¿Cómo lo sabe?
– El escritor siempre hace lo mismo, y a mí mepondrá a trabajar.
– ¡Y una mierda! ¡A trabajar le pongo yo!
– Usted es un mandado.
– ¡Soy el jefe!
– Lo que usted diga.
– Uaaaaa…
– ¿Lo ve? Ya está bostezando. En breve, a dormir.
– Aguantaré.
– No creo.
– Aguantaré…
– Ya verá…
– Aguantaré…. zzzzz… zzzzz…
– Felices sueños, jefe.
– zzzzzzz
– Tac tac tac Mierda, ya estoy trabajando… tac tactac…. ¡Escritor, capullo!


Los cables de lasconversaciones que mantiene Peláez con su jefe (#Pelaezleaks) en laredacción de un periódico de provincias los puedes encontrar a diario enla página oficial en Facebookde 360gradospress.

La foto es de @Marga_Ferrer

Javier Montes

Tags:

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

quince + 17 =

Lo último en "#Pelaezleaks"

El fin

Tarde o temprano tenía que llegar. Lo intuíamos, lo temíamos, lo esperábamos.

Confusión

La semana comenzó el pasado jueves –así son estos dos tipejos– con

Irrepetible

El jefe de Peláez es un hombre inculto pero culto, lelo pero
Subir