Animal

Ese es la palabra que sin duda define al jefe de Peláez por sus rudos modales, su hambre feroz, su despiadada actitud para con sus subordinados. Sin embargo, esta semana hay aún más razones para referirnos a él de ese modo. Y es que ayer mismo el jefe de Peláez estuvo mugiendo y relinchando en la redacción tras haber comido carne procedente de dichas especies.

[Img #16800]
De hecho,el mundo animal ya había estado presente el día anterior cuando presentó aPeláez al nuevo redactor cultural que acababa de contratar: un caniche. Parecementira que alguien pueda comportarse de ese modo, aunque todo es posible en unhombre a quien hasta su smartphone le ha robado su personalidad.

 

 

Jueves, 24 de enero

 

– ¿Y esematasuegras, Peláez?
– De celebración piiiiiiiiii, jefe.
– ¿Y qué se celebra, pailán?
– El día piiiiiiiii del patrón!
– ¿Mi día? ¿Es mi cumpleaños? Se me había olvidadocarajo…
– No, piiiii, del patrón de los periodistaspiiiiiii….
– ¿Y quién es ese?
– San Francisco de Sales.
– No lo conozco, ¿dónde curra?
– Es un santo piiiiiiiii, jefe.
– No lo creo, como todos los patrones será perroviejo.
– Es una figura piiiiiiiii simbólica.
– ¿Cómo Kaká?
– Sí, más o menos. Piiiiiiiiiiiiii
– Pues entonces es un paquete de cuidado, así quedeje el matasuegras y cosa mis calcetos.
– Haré honor a mi patrón piiiiiii escribiendo,jefe.
– Me hará honor a mí zurciendo, payaso.
– Está bien, ¿me pasa la piiiiii aguja y el piiiiihilo?
– Aquí tiene.
– Gracias piiiii.
– Me encanta esta profesión, Peláez y estamecedora.
– Y a mí jefe piiiiii
– Deje el matasuegras, pesao.
– Está bien, jefe. La última, piiiiiiiii.
– Es usted como un niño.
– Sí, pero sin paga.

 

Viernes, 25 de enero

 

– Buenos días,jefe.
– Espere que lo mire…
– ¿El qué?
– Ah, sí… buenos días.
– ¿Qué le pasa?
– Espere que lo consulte… nada, no me pasa nada.
– Estupendo.
– Bueno, me voy a mi despacho. Comprobando ruta.
– ¡Pero, jefe! ¿Qué ruta? Su despacho está ahí.
– Dígamelo por correo electrónico, Peláez.
– ¿Que su despacho está ahí?
– No se mueva, ¡click!
– ¿Y esa foto?
– Aplicando filtro… y subiendo… y subida… y ¡un megusta!
– Está bien, jefe, ¿quiere hablarme de algo?
– Se lo diré por whatsApp.
– Se ha comprado un teléfono, ¿no?
– Sí, pero… ¿por qué tanto interés?
– ¿Interés? Me lo está metiendo por las narices.
– No sea grosero, incivil, inculto, soez, ver mássinónimos.
– Yo también tengo esa aplicación.
– Estupendo, macarrón. Por cierto, ¿dónde está?
– Aquí, delante de usted.
– No le veo, geolocalícese.
– Levante la cabeza, jefe, estoy a un palmo.
– No aparece en el mapa.
– Pufff… es usted muy pesadito.
– 112 gramos carcasa incluida.
– Me refiero a usted, no a su teléfono.
– Somos la misma cosa.
– Está bien, jefe, adiós.
– En reposo me quedo hasta próxima consulta,Peláez.

 

Lunes, 28 de enero

 

– ¡Peláez,joderrr!
– Lo siento, jefe.
– ¡Sea preciso, coño!
– No es fácil…
– La galleta tiene que quedar blandita, que ni se rompani haya que morder.
– Si la mojara usted…
– No puedo, Peláez, estoy ocupado.
– Se está limando las uñas…
– Las uñas dicen mucho de una mujer.
– Usted no es una mujer.
– ¿Ah no?
– Que yo sepa, no.
– Ya me encontraba yo rara. ¿Qué tenemos para hoy?
– Mesa de redacción a las once.
– ¿Nos traen una mesa los de Ikea?
– No, jefe, nos reunimos para decidir qué temastratar.
– Uf, qué pereza.
– Lo hacemos todos los días.
– ¿Pasa algo si no voy?
– Es usted el director.
– Renuncio, entonces.
– ¿Y qué va a hacer?
– Irme al bar.
– No se hunda en el alcohol.
– Solo los labios, Peláez, solo los labios.

 

Martes, 29 de enero

 

– ¿Sí?
– ¡Peláeeeeeeez!
– No grite, jefe, que estamos al teléfono.
– Uy, siempre se me olvida. A mi despacho.
– Voy.
– Tarararararará…
– Ya estoy aquí.
– Mire, Peláez, le presento al nuevo redactor decultura.
– ¿Cómo dice?
– Digo que tiene ante usted al nuevo redactorcultural del periódico.
– Pero jefe…yo…
– ¿Yo qué, eh? ¿yo qué? ¿No lleva siete mesespidiendo ayuda?
– Sí, jefe, pero…
– Pero nada. Aquí lo tiene. ¿No le saluda?
– Jefe, es que…
– Es que… ¿qué?
– Pues que es un caniche.
– ¿Es usted racista, Peláez? No me lo esperaba deun hombre de sus principios…
– No es cuestión de razas, es que…
– Tiene las mejores referencias, Peláez, escribecon las cuatro patas y se conoce las calles al dedillo. Ha orinado en casitodas.
– Pero, el lenguaje…
– Habla coloquial nivel culto, como dice el manual.
– Está bien, jefe…si usted lo dice…
– Pues claro que lo digo. Venga, cuéntele loesencial, dónde están la cafetera y el retrete, y a trabajar.
– De acuerdo…
– Adiós muchachos.
– Adiós, jefe.
– Guau.

 

Miércoles, 30 de enero

 

– Buenos días,jefe.
– Hiiiii buenos días hiiiiii
– ¿Qué le pasa?
– Hiiiii nada, ¿por qué?
– Está relinchando.
– Hiiiii ah eso… hiiiiii es que la semana pasada mecomí una hamburguesa.
– ¿Una hamburguesa? ¿Y qué?
– Que ahora dicen que hiiiiiiii tienen carne de caballohiiiiiii
– ¿Y por eso relincha?
– Todo se hiiiiiiii pega.
– ¿Y no muge? Porque sobre todo tienen carne deternera…
– ¿Ah sí?
– Claro…
– Ahora que lo dice hiiiiii… también me pasamuuuuuuu muuuuu
– Es usted un hipocondriaco.
– Yo no odio hiiiiiiiiiii a las mujeres.
– Eso es un misógino.
– Ah…hiiiiiiii muuuuuuu siempre me equivoco.
– Jefe, comer carne no implica convertirse en eseanimal…
– No sé, Peláez hiiiiii muuuuuu… no estoy tanseguro…
– Ya se le pasará, ¿le traigo el desayuno?
– Sí, por favor muuuuuuu cua cua
– ¿También es un pato?
– Ayer fui al chino cua cua.
– Bueno…¿café con galletas, zumo y chupito, comode costumbre?
– Hiiiiii muuuuuuuuu cua cua… y un puñado dehierba, por favor.
– ¡Jefe! Olvídese ya y quítase la campana…
– Tolón tolón muuuuu muuuuu por la tarde, Peláez,de vuelta al establo muuuuu.


Los cables de las conversaciones que mantiene Peláez con su jefe (#Pelaezleaks) en la redacción de un periódico de provincias los puedes encontrar a diario en la página oficial en Facebook de 360gradospress.


La foto es de Marga Ferrer

Javier Montes

Tags:

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

2 + ocho =

Lo último en "#Pelaezleaks"

El fin

Tarde o temprano tenía que llegar. Lo intuíamos, lo temíamos, lo esperábamos.

Confusión

La semana comenzó el pasado jueves –así son estos dos tipejos– con

Irrepetible

El jefe de Peláez es un hombre inculto pero culto, lelo pero
Subir