Trasteo ciberespacial

Por Vicent Hernández, analista web

Felicidades a todo aquel que esté leyendo este pequeño artículo dirigido, sin duda, a las pymes y pequeños empresarios. Voy a referirme a cómo controlar los medios en nuestro propio beneficio, siempre de forma ética y sin cruzar las líneas, de hacer servir nuestra información como nosotros queremos, orientada a un determinado segmento de usuarios en internet. Nuestra web depende del comportamiento de los buscadores, o mejor dicho de sus “arañas” automatizadas, habréis oído decir robots.

No te pongas nervioso, estarás pensando en el millar de buscadores que existen, google, yahoo, hispavista, lycos, terra, aol… Nosotros trabajaremos únicamente para el buscador de buscadores, Google. Hay que trazar un plan, y éste se inicia evidentemente en el buscador que mayor capacidad de penetración tiene actualmente, más tarde continuaremos con Yahoo y el resto.

Antes de continuar explicaré brevemente la danza de cortejo que sucede mensualmente en nuestros sitios. Robot (Vs) tu web. Estos simpáticos bichitos circulan por la red a altísima velocidad, cada 30 días aproximadamente rastrean tu web y asimilan los datos parametrizados de tu portal. Se conoce bajo el nombre de Google Dance, 4 intensos días en los que el robot del buscador ofrecerá diferentes resultados para las mismas palabras escritas, cuando ocurre verás como sube y baja tu posición.

El robot barre los datos de tu página web, por lo que este pequeño y artificial animalito necesita fijarse en una serie de parámetros para perder el mínimo tiempo posible en tu página y continuar su largo camino alrededor del mundo.

Es aquí donde aparece el concepto S.E.O, yo me considero un maquillador de portales, y sin duda alguna este maquillaje debe estar basado en el engranaje de la empresa a tratar, basado en el tipo de producto/servicio que ofrece, en el segmento al que está orientado la empresa, y sobre todo de cómo se comportan los usuarios cuando desean encontrar unos determinados contenidos.

Debes cuidar en contenido, ofrecer contenido de calidad, pues solo así el visitante te lo agradecerá no cerrando la ventana.

Deberá de estar presente al menos en 2 canales de entrada, los directorios y los buscadores, si deseas ir subiendo posiciones, no tendrás más remedio que elegir entre un máximo de 60 caracteres dado que es el máximo que admite google, yahoo antes de su matrimonio con Microsoft admitía 120 caracteres.

El otro canal (redes sociales), Twitter por excelencia, te puede brindar tras un buen y constante trabajo, un número interesante de followers que visiten tu web. La convertibilidad es más elevada en este tipo de canales por el mero hecho del continuo e incesante contacto.

¿Sabes cuál es el mayor error cometido cuando contratamos un dominio? – Contratar nuestro propio nombre comercial. Es normal y evidente registrar el nombre de comercial de la empresa con la terminación ‘.com’, ‘.es’… Pero más táctico y estratégico es orientar un dominio a unas determinadas búsquedas, se llaman dominios premium, su capacidad para atraer búsquedas puede multiplicar por 10 las posibilidades de un dominio vulgar. Un dominio premium hará coincidir las claves entre buscadores y buscados, y de forma natural tu web saldrá beneficiada del filtro del buscador.

Utiliza la red para captar visitas interesadas en tu contenido, en tu servicio / producto. Adéntrate en la servucción de tu producto, y para ello y antes de empezar, házte las siguientes preguntas clave: ¿qué palabras concretas utilizaría para encontrar una página como la mía?, ¿qué palabras utilizan las páginas mejor posicionadas en los buscadores?, ¿hay algún dominio libre que coincida con mis principales palabras clave?…

Si tu actividad te consume, busca un apoyo en el que confiar que se encargue de acelerar su proyecto, y no dejes tu imagen en manos de cualquier vendedor de crece pelo que te asegura que estará de la noche a la mañana en la primera posición de Google.

F.C.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

7 − seis =