Sigues ahí mientras la vida pasa

La vida pasa y tú sigues ahí, reparando estrellas, contando los pasos que faltan para llegar al otro espejo. Eres un coleccionista de días que apenas dicen nada en el calendario, un recaudador de momentos que vaga por los pasillos de la corte de los indiferentes a la espera de un cielo más azul, de una camisa blanca, de una pregunta que nunca hicieron.

[Img #25947]

La vida pasa y nadie te llamó desde aquel día, cuando levantaste la mano y quisiste decir que sigues vivo, pero solo vieron la sombra de aquel que disparó entre la niebla y su bala destrozó la música que nos llamaba.

La vida pasa y somos dos los que habitamos un mundo por dibujar, una casa tan huérfana de luz que la oscuridad no huye porque no quiere quedarse sola, porque buscas una mirada cálida y solo encuentras dos pingüinos en el centro de la pista.

Somos lo que quisimos ser: buscadores de lunas perdidos en una selva de lámparas fundidas, anclados en una llanura de plomo seco; somos dos peces nadando en un estanque de vodka adulterado bajo la luz de las ametralladoras; somos dos intenciones marcadas en un horizonte perdido; una cruz tendida al sol que espera a un fugitivo cobarde; somos dos centinelas del alba que nació al revés y se quedó soñando.

La vida pasa y tú sigues ahí, envuelto en tu capa de mercenario de corazones rotos. Te quedas ahí, esperando a un tren que desconoce tu ruta, quizás esperas a otra vida mejor mientras pasa tu vida y no la detienes.


@butacondelgarci 

José Manuel García-Otero

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

1 × 5 =

Lo último en "Giros"

Así soy

Así soy

Un porrón de años como periodista y nunca me parecieron muchos. Ahora
Subir