Nuevo

Por Óscar Delgado, periodista

Lo de oler libros nuevos es unadebilidad, una necesidad que tengo y a la que no renuncio esté donde esté. Sinquerer, mi instinto me conduce a oler sus páginas con el deseo de viajar arincones de vida aparcados donde la memoria evoca los recuerdos.  Un tic devorador de hojas que no entiende desonrojos ni de dimes ni diretes. Pero, ¿a qué huele un periódico digital?Supongo que al aroma que despiden las falanges impregnadas en chips y carcasasmulticolores enmarcadas en logos fetiche del consumismo veintiunesco, a tiendade electrónica de Andorra, a altavoz…

Es difícil renunciar a lotradicional o encontrar paralelismos con lo nuevo, pero si hablamos de olores,el olfato nos lleva a sensaciones similares a las huellas que aporrean elteclado. Huellas que dejan la impronta de unas palabras que brotan en paraleloal rediseño de una publicación, 360 Grados Press, que acaba de cumplir dos añoscargado de esas historias escondidas bajo la oficialidad, de ilusionesemprendedoras engarzadas, de sorbos intensos de actualidad semanal.

No sé a que huele este 360 GradosPress nuevo, pero si fuera un libro de papel dejaría un cerco a su alrededor dehoras somnolientas con olor a champú geniol (de fresa). ¿Rebobinamos?

V.P.

[Img #12223]

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

dieciseis − 3 =