En la España del nadie sabe nada

En Cataluña, los políticos disparan reivindicaciones cargadas de justicia rencorosa contra el resto del territorio peninsular. En España, los políticos levantan murallas para defender el honor patrio, la escuálida unidad de aquellas cosas que a nadie duele. En Cataluña todos hablan. En España todos hablan.

[Img #19213]
Pero la palabra no existe, solo existe una concatenación de sonidos que elviento arrastra, como hace con los arbustos secos del camino y las flores queperdieron el último hálito de vida que cayó del calendario.

En España se habla de la Ley de la Seguridad, de la Justicia, de los apañosde Eurovegas, una Sodoma y Gomorra de estos tiempos, oscuro inventoque, con el señuelo de dar trabajo, pretendía recibir cargamentos de oro. EnEspaña se mira al cielo y llueve lo preciso. Porque este país no es una gota delluvia, es una balsa de nube tóxica que promueve corrupción y deja que el dolorse derrame por las casas.

[Img #19212]
En España, Aznar y González baten registros en la venta de libros; compitenferozmente con Belén Esteban, reina de las verdulerías, digna estampa denuestros pecados y debilidades.

En esta España, donde la cobardía es un producto encarecido en las tiendas todoacien yla envidia reina siempre en las rebajas, nada es algo parecido a un todo flaco,y mucho es un concepto que dominan los poderosos y sale disfrazado.

 Enla España de las reivindicaciones patrias, de las peleas televisadas, de losfunerales de Mandela, de Messi, Guardiola y Cristiano, de los pederastas quejuegan a la gallinita ciega, mueren familias por intoxicación de alimentoscaducados, muchos niños sienten frío con sus padres en las calles y mucha genteno tiene que comer mañana. Y nadie sabe nada.


Laura Bellver

Tags:

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

dos × 5 =

Lo último en "Giros"

Así soy

Así soy

Un porrón de años como periodista y nunca me parecieron muchos. Ahora
Subir