El centro de la diana

Por David Barreiro, escritor y periodista

[Img #12706]
La nueva taxidermia

Mercedes Cebrián

Mondadori, 2011

Aun teniendo puntos en común, tanto en el estilo como en elenfoque, no es posible analizar de modo unitario La nueva taxidermia, el último y atractivo [Img #12762]
libro de MercedesCebrián (Madrid, 1971) ya que consta de dos nouvelles–Qué inmortal he sido y Voz de dar malas noticias– claramentediferenciadas.

Qué inmortal he sido aborda el tema de la reconstrucción de la memoria, del regreso aun momento determinado de nuestro pasado, un instante de nuestra vida cuajadode expectativas desmesuradas y certezas decadentes. El valor de este relatoradica en cómo la narradora es capaz de rescatar del abismo unos recuerdos cuyoúnico destino habría de ser el olvido al no acudir a esos acontecimientos ohitos que todos señalaríamos de nuestra vida, sino a los lugares de sombra eintemperie que a nadie interesan. La precisión en el uso del lenguaje deCebrián otorga al texto un extraordinario equilibrio entre lo que narra y elcómo lo narra, aunando aspectos emocionales con inferencias intelectuales denotable altura, siempre en el umbral del absurdo.

En cuanto a Voz de dar malasnoticias, podría decirse que es un relato sobre la identidad, tema deextraordinaria vigencia en nuestra narrativa, pero consideramos que es, antetodo, una hermosa historia de miedo. Una historia sobre el miedo a laexposición a la que nos enfrente el día a día, a la obligación perpetua desubir al escenario de la vida y mostrar nuestras mejores galas, lo que somos ylo que podemos llegar a ser, a quienes nos rodean, que ya no son nuestrosíntimos sino el vórtice de desconocidos en el que nos movemos. A través deljuego de la ventriloquía como tabique entre la protagonista y el mundo, laautora crea una historia que, de nuevo con el absurdo como paisaje de fondo delcuadro, nos lleva a plantearnos si somos lo que percibimos que somos o lo quelos demás en nosotros ven.

La nueva taxidermia es, en definitiva, un libro de una voz única y necesaria ennuestra literatura que en apenas ciento cuarenta y cinco páginas cuenta muchomás que la bibliografía completa de muchos de sus coetáneos. Nos atreveríamosincluso a decir que el libro saldria ganando si la autora hubiera eliminadociertas acotaciones humorísticas, de indudable ingenio, pero cuyo cinismosupone cierta ausencia de implicación en lo narrado, poniendo la mirada enaspectos tangenciales cuando debería quedarse en el lugar que ella alcanza a laprimera y otros tardan tanto tiempo en encontrar: el centro de la diana.

Tags:

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

1 − uno =

Lo último en "Giros"

Gitano

Te gustaba beber la vida de un trago y viajar por un
Subir