¿El adiós del cargador del móvil?

La energía solar es una de las fuentes de energía que mayor auge está experimentando en todos los rangos de producción, tanto a nivel industrial como en pequeños dispositivos. Estos últimos permiten la llamada microgeneración, es decir, crear energía eléctrica a pequeña escala, lo que brinda la posibilidad de tener independencia energética con respecto a los proveedores tradicionales.

[Img #19136]
Han sido muchos y muy diversos los sectores que sehan lanzado a sacar al mercado productos que generan, almacenan y administranenergía. ¿Cómo? Incluyendo pequeños paneles solares. Empresas de moda como Ralph Lauren han diseñado mochilas y chaquetasque incorporan paneles solares que captan la energía y a su vez cargan unapequeña batería que se encuentra en su interior.


Con ese mismo propósito también se venden accesorios-fundamentalmente fundas- de smartphones, tabletas o libros electrónicos queposeen un panel solar que recarga sus baterías. En el caso de los libros electrónicos, una hora de carga con luz solardirecta puede proporcionar casi tres horas de lectura.


Hasta lapantallas de los smartphone se han convertido en pequeñas fuentes de energía.La empresa Wysips ideó una película flexible transparente que incluye unastiras fotovoltaicas delgadísimas que se coloca en la pantalla y que captaenergía solar o incluso energía de otras fuentes de luz, un avance que permitirá no sólo recargar las bateríassino hacer que los dispositivos del futuro sean aún más finos.


Estos son sólo algunos de los ejemplos que incluye ellibro ‘Smart Energy. TIC y energía: un futuro eficiente’, publicado recientemente por la Fundación Telefónica.


También se están produciendo importantes avances entodo lo relacionado con la transformación de energía mecánica en eléctrica. Gimnasios de Hong Kong cuentan con máquinasde ejercicio que tienen incorporado un generador y la actividad de laspersonas se transforma en corriente eléctrica que se almacena posteriormente enbaterías. Estos aparatos pueden generarla energía suficiente para cubrir las necesidades de estas instalaciones.


Lo mismo ocurre con la energía eólica. Con lainstalación de generadores reducidos se pueden satisfacer pequeñas necesidadesde consumo. Un ejemplo es la línea de lámparasSodiven de Ikea, que incluyen la posibilidad de ser autosuficientesenergéticamente gracias a que utilizan la energía solar y eólica pararecargar una batería que llevan insertada.


David Casas

Tags:

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

5 × uno =

Lo último en "TIC"

Subir