“Ningún presidente ha ordenado detener los asesinatos de periodistas”

El 23 de noviembre de 2009 una caravana electoral formada por seis vehículos y en la que viajaban 58 personas fue detenida en los alrededores de la ciudad de Shariff Aguak, en la isla de Mindanao, Filipinas. Los soldados que pararon el convoy abrieron fuego contra estas personas, convirtiendo asi las elecciones presidenciales del año 2010 en las más sangrientas de las celebradas en Filipinas, aupando también a este país a la primera posición de lugares peligrosos para un periodista por la muerte en el acto de 32 trabajadores de diferentes medios de comunicación. Es la masacre de Maguinao, nombre de la provincia en la que ocurrió la matanza.

[Img #14192]
Dos años después, las principales novedades están ocurriendo fuera del juicio que comenzó en septiembre del año pasado con 196 personas acusadas y sólo 96 detenidos. Entre los días que han transcurrido entre la entrevista a Nonoy Espina, director de la Unión Nacional de Periodistas de Filipinas (NUPJ en sus siglas en inglés) y la publicación de este texto la ex presidenta de Filipinas, Gloria Macapagal-Arroyo, ha sido detenida por fraude electoral en los comicios de 2004 y 2007 e indirectamente acusada por los hechos que propiciaron la masacre. Sin embargo, la vista oral no ha arrojado hasta ahora luz sobre las 57 muertes más una desaparición.

¿Es aún peligroso ser periodista en Filipinas ?
Sin duda lo es. No veo que las cosas hayan cambiado mucho. Lo dijimos durante el mandato de Gloria Macapagal-Arroyo y todavía lo decimos: los asesinatos de periodistas, por supuesto que no son el resultado de una política oficial establecida por el Gobierno, nunca ocurre así. Pero, es como si básicamente el Gobierno hubiera abandonado su capacidad para detener los asesinatos.

Y, durante años y años de discusiones mantenidas por periodistas y por grupos de medios de comunicación está bastante claro que la mayor parte de los asesinatos son ordenados por políticos corruptos y llevados a cabo por policías corruptos o soldados. O bandas criminales cercanas a los políticos corruptos. Es el producto del sistema político, un sistema corrupto que el Gobierno no está por arreglar.

Es el mismo sistema que permitió el nacimiento de los ‘señores de la guerra’ como los Ampatúan [los principales imputados en la masacre de Maguindanao]. La masacre es el resultado de un sistema que permite a los miembros de la adminsitración elegir a los jefes de policias y milicias locales. Si lees los informes inmediatamente posteriores a la masacre los controles de carretera fueron establecidos por la policía, especialmente el control donde ocurrió la masacre. Por ello, la policía ayudó a que ocurriera la masacre.

[Img #14191]
Dos años despues… ¿En qué punto se encuentra el esclarecimiento judicial de la masacre de Maguindanao?

En realidad se encuentra en una fase muy, muy temprana. Si tienes en cuenta el número de sospechosos, de acusados, de procesados… estamos empezando.

Creo que hay 197 personas acusadas pero más de cien todavía no han sido arrestadas. Básicamente 96 personas están en la cárcel, por lo tanto más de cien se encuentran libres y…

¡Un momento! ¿Por qué hay un centenar de acusados que no han sido detenidos?

Creo que una parte del problema se debe a que la mayor parte de los prófugos son miembros de ‘ejércitos privados’ [grupos paramilitares financiados por oligarcas locales], por lo tanto, pistoleros.

Pero… ¿se conocen sus nombres?

Entiendo que hay algunos todavía desconocidos, es decir, sin nombres. Pero, en realidad, de muchos se conocen sus nombres. Y la información respecto a ellos es que algunos  maniobran para mantenerse en cargos políticos. Lo cual quiere decir que hay políticos locales involucrados que todavía tienen que ser detenidos. Y, de hecho, al comienzo de este año se supo que dos miembros de la familia Ampatuan a los que se creía detenidos fueron vistos jugando al baloncesto con miembros del Ejército. Por lo tanto aún queda por sacar a la luz hasta qué punto los antojos de una familia controlan Maguindanao… muchos de sus miembros aún están en política, controlan las ciudades. Por lo tanto es fácil para ellos que la Policía dilate el juicio, muchos de ellos también están armados, llevan armas con ellos. Y, para ser honesto, al mismo tiempo permiten que haya mucha corrupción. La familia aún tiene mucho dinero.

Es una familia poderosa en Maguindanao…
Sí. Quiero decir… sobre el terreno tú puedes pensar ‘no’ pero si empiezas a pensar sobre ellos te das cuenta de que la mujer de uno de los principales acusados, alcaldesa de una ciudad, la mujer de otro creo que es funcionaria del ayuntamiento… esto se transmite. Todavía tienen bastante control.

De hecho, para ser honesto sobre este asunto, el nuevo gobernador, Magundadatu, que perdió a su mujer durante la toma, incluso ni puede mantener su oficina en la capital de la provincia, se ha trasladado.

¿Y cuál es la razón para este traslado? ¿Miedo?
Pienso que en parte está asustado y en parte él dijo que era para mantener la paz, que volver a la ciudad para llevar la oficina sería un asunto polémico. Pero pienso que, también en parte es porque [el clan de los Ampatúan] mantiene todavía un poder muy fuerte y sería un problema si retorna a la capital.

 
[Img #14193]
¿Qué está ocurriendo en el juicio? Porque el desarrollo, hasta ahora, ha sido muy oscuro… Al comienzo hubo polémica sobre su transmisión por internet. ¿En qué han quedado las intenciones iniciales de celebrar un juicio abierto al público?
De momento no hay webcasting porque creo que los Ampatúan presentaron un recurso de reconsideración sobre la decisión tomada por la Corte Suprema de Filipinas que está pendiente de ser resuelto.

Y, bien, el juicio… para ser honesto los abogados incluso se plantean que de seguir  por este camino el juicio podría requerir diez años antes de una condena si es que acaba en condena. Porque incluso el fiscal del estado asignado al caso ha acusado a las defensas de basar su estrategia en hacer lo posible para retrasar el juicio.

Lo que quiero decir, la jueza que preside el tribunal hace frente ¿a qué? ¡a ocho recursos solicitando su inhibición!
Sí, realmente todo esto está retrasando el juicio. Porque hay más, están los recursos para sacar a los jueces del caso, las peticiones de libertad bajo fianza… lo que el fiscal del estado me comentó la última vez que hablé con él fue que cada uno de los acusados está solicitando que le sea impuesta una fianza. Por lo tanto los jueces no dan abasto, son casi cien… Y también estuvimos hablando de eso, casi cien sin ser detenidos. Hay seis miembros del clan Ampatúan, de su familia, cuya acusación es la de haber sido los autores intelectuales al planear y liderar la masacre. De estos seis sólo dos han sido acusados. Quiero decir que sólo a dos les han sido leídos los cargos en audiencia pública   y han sido preguntados si se declaran culpables o inocentes. Y ya han pasado dos años.

En realidad los jueces… todas las personas con las que he hablado dicen que los jueces están haciendo su trabajo de la mejor forma posible. Pero todos los recursos… están complicando el caso pero [la jueza presidenta del tribunal] está determinada a seguir con el proceso.

¿Hay jurados en este juicio?
No, no hay jurados

[Img #14189]
Lo preguntaba porque recuerdo denuncias referidas a algunos de los actores en el proceso…
El intérprete. Uno de los intérpretes dimitió porque fue supuestamente amenazado en la sala. Quiero decir…estaba pensando… ¿cómo puedes amenazar a un miembro de la administración de justicia dentro de una sala de audiencias?

Una de las causas de la NUPJ es la muerte de 104 periodistas durante los años de gobierno de Gloria Macapagal-Arroyo [presidenta de Filipinas entre los años 2001 a 2010] ¿Han cambiado las cosas bajo la administración Aquino?
Desde que Benigno Aquino ha llegado al poder [en junio de 2010] hemos contado al menos, al menos -ya que hay casos recientes, casos que hemos empezado a investigar, circunstancias en las que hay que aclarar si la víctima trabajaba o no…- al menos seis muertes hasta el momento. Por lo tanto yo no aprecio ninguna mejoría.

Y, dado que Gloria Macapagal-Arroyo tiene varios procesos abiertos por su gestión política ¿todavía es posible abrir una investigación judicial por estas muertes de periodistas?
El problema es que Aquino está del lado de la corrupción. Pese todos las promesas de vincularse con la justicia y el respeto a los derechos humanos no creo que esté demasiado interesado en los derechos humanos. Porque, en primer lugar, si recuerdas una de las primeras cosas que dijo cuando estableció la Comisión de la Verdad. En otros países la Comisión de la Verdad gira por completo en torno a los derechos humanos. Aquí está centrada en revisar lo que dijo Gloria [la expresidenta de Filipinas]. Está bien pero ¿ dónde están los derechos humanos ? Parece como si mantuviera en el olvido sus promesas respecto a los derechos humanos.

El presidente nunca ha dado la orden de detener los asesinatos de periodistas. En una democracia… incluso en cualquier forma de gobierno lo que el líder dice es tenido en cuenta. Aqui todavía se tiene que escuchar una orden del presidente… durante años lo intentamos con Gloria, le pedimos: ‘ordena que cesen los asesinatos’. Pero Gloria no dio esa orden, Le hemos pedido a Benigno Aquino, incluso cuando todavía era candidato la promesa de ordenar el fin de los asesinatos. Y ahora es presidente y todavía estamos intentándolo, todavía no ha dado esa orden. Si el lider no es de fiar no se puede esperar que cambien las cosas.

@CarlosJuanJuan

Laura Bellver

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

20 − dieciseis =