“La desigualdad es universal y la profesión periodística no es ninguna excepción”

Que el logro de una mujer vale lo mismo que el de un hombre parece un hecho indiscutible. Sin embargo, la realidad suele distar bastante de esta creencia. El ámbito deportivo y la cobertura informativa que suele hacerse de la participación femenina en él son un claro ejemplo de ello. En este contexto nace el libro “Deporte y Mujeres en medios de comunicación”. Romper estereotipos, combatir el lenguaje sexista y fomentar una presencia de cantidad y calidad de la figura femenina en el trabajo periodístico son sus objetivos. Pilar López Díez, doctora en Ciencias de la Información y especialista en Comunicación y Género, su autora. 360 Grados Press ha tenido la oportunidad de hablar con ella.

[Img #14100]
¿Cómo esrepresentado el deporte practicado por mujeres en los medios de comunicación?

En primer lugar, mínimamente. Apenas hay mujeresdeportistas en los medios de comunicación. Según el estudio “Quién figura en las noticias“, de2010, el 94% de las noticias en España sobre deporte tienen protagonistasmasculinos, aunque las mujeres están practicando más deporte que nunca, enmuchos casos más y mejor que los hombres. El asunto es grave porque, en elresto de los 108 países que se investigaron en este estudio, las deportistassuponían el 11%. Además, muchas veces el motivo por el que aparecen las mujeresno está en absoluto relacionado con la actividad deportiva, sino conestereotipos sexistas.

 

¿Cuálessuelen ser estos estereotipos?

Uno de los estereotipos más frecuentes es el dela belleza. Se cubren eventos de deportes considerados femeninos que destacanel cuerpo, como la gimnasia rítmica, la natación sincronizada o el tenis, perose obvian las pruebas en donde no es tan importante la estética, como el tiroal arco o pruebas de atletismo, como el lanzamiento de peso. Otro estereotiposon las referencias sexistas como las relaciones de competencia y enemistadentre ellas, que son magnificadas aunque sean anecdóticas. Y otro más son lasrelaciones familiares o amistosas masculinas, a las que se les reconoce unpapel fundamental en los éxitos de las féminas. Por ejemplo, el 4 de enero de2011 El País publicó una tribuna sobre Laia Sanz, ganadora femenina del Dakar2001, y el titular fue Arkarons, pionero y maestro“. Jordi Arkarons era el mochilerode la motorista en la carrera, pero con este titular El País le hizo a élprotagonista de la información.

 

¿Por quése da esa imagen de la mujer en el deporte?

Porque vivimos en una sociedad patriarcal que siguepretendiendo colocar a la mujer en situaciones de dependencia y desventajarespecto a los hombres. En esta sociedad no solo hay hombres machistas queasesinan a sus compañeras; hay muchos hombres que todavía se creen superiorestambién en el ejercicio del periodismo, especialmente en las secciones deDeportes, que, objetivamente, siguen reproduciendo estereotipos caducos peroque aún tienen gran presencia en su ideología machista.

 

En ellibro apuntas también la falta de voces femeninas como especialistas o fuentesde información. ¿Es una cuestión de escasez o de falta de representatividad?

Figurar como fuente de información es reconocer elprestigio, la sabiduría o la experiencia de una persona. Hoy hay mujeres conprestigio, sabias y con experiencia en todos los ámbitos de la sociedad, pero lasideas misóginas y machistas impiden verlas, buscarlas y representarlas. Hay quedeconstruir la ideología machista para poder ver la realidad sin sesgos degénero.

 

¿Hasta quépunto podría contribuir un cambio en el enfoque de los medios a lograr uncambio en la sociedad?

Si desde la escuela infantil, primaria, secundaria yuniversitaria, y desde los medios de comunicación se respetase a las mujeres ylo femenino de la misma forma que se respeta a los hombres y lo masculino, nohabría sexismo en la sociedad, y, por tanto, tampoco violencia masculina contralas mujeres. Los medios de comunicación son fundamentales para el cambio deparadigma: pueden contribuir de manera sustancial al logro de una sociedad nosexista, y por tanto más libre y feliz, o pueden fortalecer las premisas de lasociedad machista. Pueden elegir. El problema es el terror a la igualdad quedespierta fantasmas entre los hombres y algunas mujeres más tenaces en mantenerlos errores de la supremacía masculina, que muchas veces editan y dirigen losmedios.

 

Más alládel ámbito deportivo, defiendes la aplicación de una “perspectiva de género” enel periodismo en general. ¿En qué consiste dicha perspectiva?

La perspectiva de género significa asumir la discriminaciónde las mujeres y sus consecuencias en su vida; significa cuestionar y combatirla desigualdad con relatos que la contemplen y denuncien; significa observar ycomprender cómo opera la discriminación negativa hacia las mujeres; y significacolaborar de forma activa y comprometida en la erradicación de dichadesigualdad desde las redacciones. Pero para poder trabajar con elconcepto de perspectiva de género es necesario tener los conocimientos teóricosnecesarios que nos permitan ver las desigualdades y poder luchar, así, contranuestra propia ideología sexista

 

Por tanto,¿crees que falta sensibilización hacia los temas relacionados con la mujer,como son también la violencia de género o la prostitución?

Falta una decisión clara y contundente de la clase políticay de quienes dirigen los medios de comunicación para evitar la miopía quesupone dejar fuera de cuadro al 52% de la población. Como dice la ONU, laviolencia de género o violencia contra las mujeres no es solo la que ejercenlos hombres en las relaciones de pareja. Faltan otros tres pilares que apenasse tocan en los medios de comunicación: la violencia, abuso y acoso sexualcontra las niñas y adolescentes en la propia familia y en la comunidad; elacoso sexual en el trabajo; y la prostitución. Se habla mucho de lasprostitutas, de su legalización, pero muy poco de los prostituidores, que no clientes, un eufemismo machista, que sonquienes hacen posible la prostitución.

 

¿Quérecomendarías para lograr una mejor cobertura periodística de la figurafemenina?

Quitarse los prejuicios contra las mujeres dedicando tiempoa estudiar cómo opera la discriminación social contra las mujeres. Hace poco mecomentó un periodista de El Mundo, sensibilizado con los temas de igualdad, todolo que había tenido que leer y estudiar para poder cubrir adecuadamente lasnoticias de igualdad. No hay más que ver en el Estatuto de Información de RTVEreferido al Código deontológico aprobado en 2008. El punto 18 recoge que los ylas periodistas “valorarán con el mismo criterio las accionesprotagonizadas por mujeres y hombres a la hora de considerarlas noticiables, y emplearán similaresrecursos técnicos y estéticos en su elaboración. Reflejarán adecuadamente lapresencia de las mujeres en los diversos ámbitos de la vida social y evitaránel uso de referencias sexistas y estereotipos degradantes”. Si esta es unanorma ética que se quiere impulsar, para que toda la redacción la cumpla, significaque, habitualmente, no se hace.

 

¿Crees queexiste desigualdad dentro de la propia profesión periodística?

La desigualdad es universal, recorre todos los sectores yámbitos sociales, todas las profesiones y todos los niveles de formación,clases sociales, etc. La profesión periodística no es ninguna excepción.

 

¿Podríadecirse que ésta se refleja en el tratamiento informativo?

La ideología de la supremacía masculina cala tanto en elloscomo en ellas; por eso tanto ellas como ellos elaboran contenidos sexistas. Yasé que en el caso de las periodistas es tirarse piedras contra el propiotejado, pero la sociedad y la redacción no perdonan que te salgas de laideología imperante, y, por tanto, también ellas deben hacer un gran esfuerzopara superarla y adoptar la perspectiva de género.

 

¿Se datambién desigualdad en el tipo de información que se ofrece como específicapara mujeres? Por ejemplo, las publicaciones de moda, ¿responden realmente anuestros intereses o sencillamente se nos encasilla?

Las publicaciones específicas para mujeres, los espaciostelevisivos para ellas, los programas de radio dirigidos a las mujeres sonmisóginos y sexistas en una altísima proporción.

 

Aunquequeda camino por recorrer, ¿cuáles han sido los principales avances que se handado en esta materia en los últimos años?

El hecho de que algunos especialistas estemos trabajando enla representación de las mujeres en los medios de comunicación desde hace unadécada se ha dejado sentir de alguna forma. Por ejemplo, en TVE elaboramosdocumentos de mucha proyección sobre la representación y ya hay profesionalesque están sensibilizadas y tienen cuidado en elaborar contenidos no sexistas.Falta que estas ideas calen en toda la redacción para que la audiencia lasnote. Y falta, sobre todo, que los departamentos de programas deentretenimiento y ficción adopten la misma filosofía: respetar a las mujeres ylo femenino de la misma forma que se respeta a los hombres y lo masculino.

 

¿Qué seprecisa o cuál podría ser el siguiente paso para lograr un cambio hacia laigualdad?

No es posible el cambio si no hay estudio y profundización sobrela realidad de las mujeres. Tanto la profesión periodística como la audiencia,que debe ser alfabetizada audiovisualmente en igualdad, necesitan formaciónpara poder conseguir una sociedad más justa y menos machista.

Tags:

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

cuatro × 2 =

Lo último en "Empresas"

Reinventarse a los 40

Un trabajo aburrido, conciliación con la vida familiar, autorrealización personal, muchos son
Subir