En busca de las Mary Poppins del siglo XXI

A escasas semanas de su lanzamiento oficial, dando los últimos detalles a la web y en pleno proceso de formación de 25 niñeras elegidas entre más de 2.000 candidatas, nos acercamos al universo de una startup que quiere revolucionar un sector poco profesionalizado en España en busca de las Mary Poppins del siglo XXI

[Img #20135]

AAlicia Hernández Mage, cofundadorade BePoppins, la idea le surgió de una necesidad.Tras vivir seis años en París regresó a Madrid. Y entonces, cuando necesitó dealguien que cuidase esporádicamente de su hijo, se encontró con el vacío. “¿Qué haces con tu hijo cuando tú, por elmotivo que sea, no puedes ocuparte de él? Ahí descubrí la necesidad en elmercado español. Todo esto ocurrió en octubre, cuando comprobé de primera manoque en este país no existen tantas alternativas como las que sí disfrutan nuestrosvecinos europeos”, afirma. 

Yni corta ni perezosa y junto a su socio Iván García, se puso manos a la obra enun proyecto del que se confiesa enamorada y al que en los últimos meses adedicados muchas horas del día. Y de la noche. Con un solo objetivo. Ofrecer a los padres la posibilidad de encontrar a la niñera idealcuando la necesiten. En apenas cinco minutos podrás elegir entre todas nuestrasniñeras tituladas la mejor para tus hijos. Digamos que nosotrosofrecemos el cómo, el quién es decisión siempre de los padres. Para ello, y tras un procesode selección al que se apuntaron más de 2.000 candidatas, BePoppins ya se encuentra formando a las 25 “mejores niñeras de Madrid”.  

La búsquedade la perfección es algo que diferencia a BePoppins de otras agencias deniñeras existentes en España. Pero no lo único. “BePoppins pone en contacto directamente a padres y niñeras.Nofuncionamos como una agencia clásica en que únicamente somos el punto de conexión,especialmente para el pago. Nosotros hacemos un filtro para poder dar de alta auna niñera (una entrevista personal, comprobamos sus títulos yreferencias, grabamos un vídeo y hacemos las fotos) y garantizar confianza yseguridad a los padres. Una vez hecho esto la niñera puede formar parte denuestra plataforma, el padre busca, encuentra, contacta y paga a la niñeradirectamente”, detalla Alicia Hernández.  

El perfil de la Mary Poppinsdel siglo XXI

En BePoppinstienen bastante claro lo que quieren y quizás por ello tienen un perfil deniñera bastante definido: “Personas quetienen títulos relacionados con la educación así como aquellas que puedendemostrar una gran experiencia con niños; Maestras en Educación Infantil oPrimaria, pedagogas, psicólogas… También contamos con enfermeras. Somosconscientes de que los niños se ponen enfermos fácilmente y es una lata paralos padres tener que pedirse un día en el trabajo”, explica la cofundadora. 

La elecciónde la niñera ideal ya es cosa de los padres. En el blog de empresa, por siacaso, ya ofrecen una seriede consejos para acertar en la decisión. Aunque como afirmaAlicia Hernández, “lo más importante esque la niñera empatice desde el primer momento con el niño. A veces verle lacara a tu hijo cuando está con su niñera basta para saber que has acertado entu decisión”. 

Mientras BePoppinsespera al momento de su lanzamiento oficial, Facebooky Twitter sehan convertido en sus principales herramientas de comunicación y deacercamiento a sus clientes potenciales. “Perode lo que más orgullosos estamos es del blog. En él nos desnudamos y tratamos de contar lascosas como son, con nuestras virtudes y defectos. La transparencia es un pilarclave en BePoppins. Así se lo transmitimos a las niñeras y por ello somos losprimeros que apostamos por ella”. 

Perfección ytransparencia. Dos ingredientes perfectos para llegar lejos. Mary Poppins tieneel futuro de su profesión asegurado. 

@acordellat

David Barreiro

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

3 × 1 =

Lo último en "Empresas"

Subir