Sueños sincronizados

El tirón de las medallas en los JJOO de las chicas de la ‘sincro’ española fomenta el aprendizaje de la disciplina en los clubes de natación

Redacción, Valencia. Alba Cabello, Raquel Corral, Andrea Fuentes, Thais Henríquez, Laura López, Gemma Mengual, Irina Rodríguez y Paola Tirados. Estos son los nombres del equipo español de natación sincronizada que obtuvo la medalla de plata en los pasados juegos olímpicos de Pekín. Precisamente, los éxitos cosechados por la sincro en las últimas grandes citas internacionales ha provocado que numerosos clubes de natación en España hayan ampliado sus respectivas escuelas a esta disciplina. 360gradospress se acercó esta semana por las instalaciones de uno de ellos, el CN Silos de Burjassot (Valencia), donde desde hace un mes, y a raíz de los JJOO, niñas a partir de 7 años comparten la ilusión de emular algún día a sus referencias en la elite.

Anda Cris Domínguez, nadadora del CN Silos, es desde hace un mes la profesora de natación sincronizada del club. Organiza dos sesiones vespertinas semanales con niñas de más de 7 años cuya ilusión es aprender las claves de la disciplina para llegar algún a ser como Gemma Mengual. “Para poder acceder a las clases la niña tiene que saber nadar bien los cuatro estilos o, al menos, saber defenderse en todos ellos”. La preparadora planifica sesiones de algo más de una hora que comienza con estiramientos fuera del agua, calentamiento en la pileta a base de natación, ejercicios de equilibrio, resistencia y flexibilidad con los instrumentos de piscina y, por último, tareas de sincronización con las alumnas. “Si saben hacer una buena respiración en la natación no se necesita tener una gran resistencia porque viene de saber respirar en los estilos”.

“A las niñas les hace mucha ilusión cada clase, especialmente ahora que han visto a Gemma Mengual y compañía ganar medallas en las olimpiadas”, explica Ana, quien aclara que, a pesar de todo, la presencia de escuelas de natación sincronizada en Valencia es muy limitada en relación con Madrid o Barcelona, “pero por algo hay que empezar y con esta escuela, quién sabe dónde terminaremos. Es bonito, las niñas se lo pasan muy bien, no es como el establecer una preparación por niveles, de cara a la competición, que es mucho más dura y con más horas de entrenamiento. De momento lo importante es establecer un nivel de iniciación y luego ya veremos”, aclara la preparadora de natación sincronizada del CN Silos.

Cuando nos fuimos de las instalaciones, las aprendices de Gemma Mengual se quedaron en la pileta dibujando siluetas con las piernas, dando brazadas y formando parejas de ejercicios que quizá, algún día, presenten ante un jurado que les dé el veredicto favorable hacia un metal de sueños sincronizados.

Redacción

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

5 × cinco =