Rivalidad popular

Dos municipios valencianos vecinos rivalizan en capacidad de convocatoria en una versión adelantada de la San Silvestre

Redacción, Valencia. La carrera popular con más proyección del año volvió a ser la San Silvestre. A pesar de que la onomástica coincide con el último día del año, en muchos puntos de España la cita se celebró con uno o dos fechas de antelación. Entre las celebraciones más curiosas, encontramos las convocatorias planteadas el pasado 29 de diciembre en dos municipios valencianos vecinos que, además de competir por ver cuál reunía a más gente, lucieron de extravagancias en las vestimentas y en el carácter festivo que adquirieron sus particulares versiones de la carrera, muy distinto a la trascendencia que la cita adquiere en grandes plazas como Río de Janeiro o Madrid.

L’Eliana y Ribarroja, pueblos de la comarca valenciana del Camp de Túria, celebraron de forma anticipada el fin de año reuniendo a 600 y 400 participantes respectivamente en la San Silvestre. Los participantes se tomaron el reto de recorrer las calles de los municipios con el humor que requería la ocasión. Así, los hubo que se atrevieron a correr disfrazados de Epi y Blas, de Papá Noel, de Aladino y hasta de árbol. Al finalizar, en l’Eliana se sortearon regalos después de la preceptiva entrega de trofeos a los ganadores; y en Ribarroja, buñuelos y chocolate para todos. Al día siguiente, los dos pueblos se miraron de reojo para comprobar quién había ganado el duelo. Por esta vez, se lo llevó l’Eliana.

Redacción Asturias

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

11 − 11 =