Restaurador, dentista y futbolista de primera en regional

Congo, de promesa del Real Madrid a goleador ocasional con 32 años en el Olimpic de Xátiva

ÓSCAR DELGADO, Valencia. Llegó a España en 1999 fichado por el Real Madrid como promesa procedente del equipo colombiano Once de Caldas. Su experiencia en el club merengue no cuajó y después pasó por el Levante U.D., donde coincidió con Manuel Preciado y con Bernd Schuster, por el Sporting de Gijón (reclamado de nuevo por Preciado) y por el Recreativo de Huelva. Este año no tenía equipo y, como vive en Valencia, ciudad donde ha montado un restaurante con su madre y sus hermanos, y es amigo del presidente provincial del PP, Alfonso Rus, quien también preside el Olimpic de Xátiva, ha encontrado en las filas de este equipo, que juega en el grupo 3 de la Regional Preferente de la Comunidad Valenciana, un lugar donde mantenerse en forma, seguir marcando goles (3 en las dos jornadas que lleva en la categoría) y esperar a que alguno de los grandes vuelva a llamar a su puerta. Si no, siempre le quedará la opción de dedicarse a lo que estudió en Colombia: la odontología. 360gradospress se acercó esta semana a un entrenamiento de su nuevo club para conocer de primera mano las sensaciones de Edwin Congo.

De jugar contra el FC Barcelona a hacerlo contra el Alginet. Edwin Congo (Colombia, 1976) ha preferido mantenerse en forma y seguir marcando goles en la Regional Preferente valenciana antes que colgar las botas, a la espera de que algún club de la Liga BBVA o Adelante llegue al rescate. Desde que jugó en el Levante U.D., Congo fijó su residencia en Valencia, donde regenta con su madre y hermanos un restaurante. El año pasado jugó pocos partidos en el último club donde fue contratado, el Recreativo de Huelva, y esta temporada se había quedado sin equipo. Llegar al Olimpic de Xátiva, tal y como explica el jugador, ha significado un estímulo para mantener la forma y el contacto con el balón: “Lo que prima aquí es el intentar seguir con el ritmo futbolístico; no perder la costumbre de entrenar, de jugar, de hacer goles, de correr, de sentirte acompañado y, sobre todo, valorado por tus compañeros. Afortunadamente aquí lo he evidenciado en todas las personas que me han dado la opción de entrenar y de jugar de la mejor forma y menos mal que yo les he dado respuesta con mi trabajo y con goles, que es lo más importante”.

Una amistad especial
El fin de semana pasado, Congo asistió al congreso provincial del PP valenciano. No fue por casualidad: “Gracias a la amistad que mantengo con Alfonso Rus (presidente del PP en la provincia de Valencia y del Olimpic de Xátiva), me ha dado la oportunidad de mantenerme futbolísticamente hablando en primera línea”, explica el futbolista, quien aclara que si viene algún club a por él en el mercado de invierno “acordé con Rus que si las condiciones me parecían justas me marcharía sin ningún problema; pero para mí ahora los más importante es este momento y conseguir que el Olimpic cada día esté más alto”.

Recuerdos de primera: Schuster, Preciado, Madrid y Gijón
De su carrera se queda con los momentos vividos junto a Manuel Preciado, tanto en el Levante como en el Sporting, aunque no puede obviar su experiencia en el Real Madrid. Del despido de Schuster, con el que también coincidió en Valencia, considera que “no le habrá sentado muy bien porque es un hombre ganador que intentó dar su toque al Real Madrid” y de su paso por el club merengue se queda con “todo lo positivo, con el crecimiento futbolístico que supuso para mí haber compartido vestuario con los mejores jugadores de la década pasada y el haber estado cinco años en uno de los clubes más grandes del mundo”.

Alberto Tallón

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

cuatro + doce =