“En el último campeonato memoricé 49 dígitos e igualé el récord mundial”

Inma Gabarda

Periodista en Soma Comunicación
Millennial. Me apasiona contar historias.

Latest posts by Inma Gabarda (ver todo)

 

¿Imaginan poder memorizar múltiples números decimales y binarios en 1 y 4 segundos, figuras de colores y matrices? ¿Y lo fácil que sería estudiar cualquier oposición o título formativo, si tuvieran bien entrenada la mente? Víctor Rodrigo es una de las pocas mentes prodigiosas de nuestro país que tiene la capacidad de hacerlo, y su destreza le ha llevado a ser subcampeón del Mundo en las competeciciones de Speed Memory. En 360 Grados Press hemos hablado con él para saber más acerca de esta habilidad, aún poco reconocida como disciplina deportiva en la sociedad.

[Img #25914]

¿Cómo fueron tus comienzos?

Empecé a competir en los certámenes de Speed Memory hace 4 años. Gracias a estos entrenamientos he conseguido aprender mucho acerca del rendimiento mental y cómo poder mejorarlo, adaptándolo a test psicotécnicos (prueba a la que se enfrentan muchísimos opositores). Soy funcionario e imparto cursos psicotécnicos y preparación psicológica para los ascensos de todas las categorías de la Policía Nacional junto con el sindicato SUP (Sindicato Unificado de Policía) por todo el país. También tutorizo la sección de psicotécnicos de los cursos online de ascensos del SUP.

Las ganas de compartir todos estos conocimientos me llevaron a crear mi marca personal, El Arte de Estudiar, desde la que publico contenido relacionado con el rendimiento mental y los psicotécnicos, para ayudar a muchas personas que buscan este refuerzo.

Subcampeón del Mundo de memoria rápida. ¿Cómo llegas a este punto?

Simplemente, surgió. Asistí al curso de Ramón Campayo (8 veces Campeón del mundo de Speed Memory) porque quería aprender a estudiar, a leer más rápido y a ser más efectivo mentalmente y él acabó convenciéndome de que tenía que competir, que no me lo podía perder. Efectivamente, estaba en lo cierto. Ha sido una de las mejores experiencias que he tenido y ahora estoy completamente enganchado.

¿Alguien de tu familia tiene tanta memoria como tú?

Estoy convencido de que mi hermano podría llegar a ser muy buen competidor. Ha entrenado alguna vez y los resultados han sido excelentes pero no ha seguido con la práctica. Como en todo deporte, sin trabajar no se pueden conseguir buenos resultados.

¿En qué consisten las pruebas de este campeonato?

En las competiciones de Speed Memory tenemos 6 pruebas. Memorizar números decimales en 1 y 4 segundos, números binarios en 1 y 4 segundos, figuras de colores y matrices. De esta última prueba, tengo el récord del mundo, que sería equivalente a memorizar 280 números binarios en unos 50 segundos.

¿Ya en el cole apuntabas maneras? ¿Notabas algo distinto con respecto a tus compañeros?

En el colegio me aburría bastante. Aprobaba las asignaturas sin esfuerzo pero con eso me conformaba, no peleaba por más nota porque no le veía sentido. La ley del mínimo esfuerzo, decían.

¿Has tenido algún referente que te haya empujado a realizar esta práctica?

Por supuesto, Ramón Campayo es mi maestro. Antes de asistir a sus cursos y poder aprender de él ya conocía su trayectoria, sus récords y había visto muchas de sus exhibiciones. Lo admiraba (y admiro) profundamente y me apunté a sus cursos porque quería aprender lo que él hacía. Sin duda, sus técnicas han revolucionado el mundo del aprendizaje y de la memorización.

[Img #25913]
¿Cuántos números binarios puedes llegar a memorizar en un segundo?

En el último campeonato conseguí memorizar 49 dígitos, igualando el actual récord del mundo. También hay una prueba en el campeonato que consiste en memorizar múltiples números binarios en 4 segundos y conseguí retener 92, aunque en casa he conseguido algunos más.

¿Qué tipo de cosas memorizas normalmente?

Generalmente, lo que considere que vaya a necesitar dentro de un tiempo y pueda sacarle partido. Como entrenamiento, intento memorizar cosas muy diversas para seguir mejorando.

¿Qué es lo más característico que has hecho con este don?

Más que un don es algo que he entrenado y desarrollado. Una de las cosas que más me impactó fue, hace unos dos años, la velocidad con la que aprendí a desenvolverme en chino. En apenas dos semanas, estudiando 40 minutos al día, conseguí mantener una conversación con un nativo durante 10 minutos y en un mes ya conseguía hablar durante 30 minutos de temas muy diversos.

Una de las cosas más recientes para lo que utilicé estas técnicas fue para prepararme la prueba de acceso a la universidad, hace pocos meses, y la aprobé estudiando entre 2 y 4 horas cada asignatura el día de antes de cada examen. Fue divertido.

¿Y lo que más te ha sorprendido a ti mismo?

Mi cambio personal con respecto a las competiciones. Cuando empecé, me daba mucho miedo competir, ser el centro de atención de otras personas mientras hacía algo y lo pasaba realmente mal. Con entrenamiento y verdadero deseo de cambiar he conseguido disfrutar las competiciones mucho más de lo que jamás pensé. Para mí es uno de mis mayores logros. Fue un gran cambio.

¿En qué consiste tu entrenamiento mental? ¿Entrenas a diario?

Entreno entre 4 y 6 días a la semana, dependiendo de la fase de preparación. Intento mejorar mi velocidad, mi retentiva, mi imaginación y mi preparación psicológica. Para ello, practico con las pruebas de competición exigiéndome marcas que aún no he podido lograr para poder seguir creciendo, entre otros ejercicios.

¿Cuáles crees que son las claves para entrenar la memoria?

Ilusión y ganas de mejorar. Lo primero que hay que hacer es cambiar el “chip” de que tenemos mala memoria. Tenemos malos hábitos que provocan que aparentemente tengamos mala memoria pero con unas pautas correctas todos podemos mejorar mucho más de lo que pensamos.

La siguiente fase es la velocidad de memorización. ¿Cómo se potencia la retentiva y cómo es posible procesar más rápido?

Como dice mi maestro, Ramón Campayo, tenemos que estimular violentamente las neuronas. Si soy capaz de memorizar 6 palabras en un segundo en mi entrenamiento tengo que entrenar con 7, 8 o 9 para seguir estirando la velocidad y buscando una mejora. En este aspecto es muy similar al rendimiento físico. Si quiero mejorar mi rendimiento necesito aplicar un estímulo superior al que estoy acostumbrado para que se vaya produciendo la mejora.

¿Crees que la aplicación de estas técnicas podría ser útil para los que estudian unas oposiciones?

Por supuesto, deberían ser una herramienta obligatoria. Realmente las oposiciones son muy similares a una competición. Hay muchos aspirantes que “luchan” por las mejores posiciones, las mejores notas, para conseguir una plaza. Como digo siempre en mis cursos, hay que entrenar como un deportista de élite para conseguir el mejor resultado.

¿Y todo el mundo podría llegar a hacer algo así con entrenamiento?

En mi opinión, sí. Si entrenamos con ilusión y eliminando las barreras psicológicas cualquier persona podría aprender a hacer grandes cosas. Si una persona puede hacer algo el resto puede aprender a hacerlo, ¿no?

¿Qué récord te gustaría batir?

¿Todos? Aunque uno que especialmente lo tengo pendiente es el de números decimales en 4 segundos. Es una de mis pruebas favoritas. En el último campeonato conseguí superar el récord con 32 dígitos pero no pude confirmar la marca y, por lo tanto, no obtuve el récord (Tenemos que hacer el nuevo récord 2 veces seguidas).

¿Hasta dónde te gustaría llegar?

Son palabras mayores pero me gustaría seguir los pasos de Ramón. Es una persona única que me ha ayudado mucho y en este aspecto es mi referente.


Inma Gabarda

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

5 − 2 =