“Es una novela de izquierdas que encanta a la derecha”

Ejército enemigo (Mondadori 2011) es el título de la última novela de Alberto Olmos (Segovia, 1975), escritor que saboreó pronto las mieles del éxito –su obra ‘A borde del naufragio’ fue finalista del Premio Herralde en 1998– y ha ido consolidando su carrera literaria reinventándose en cada nueva novela. 360gradospress ha conversado con él.

[Img #13996]
Bloguero dereferencia en el mundillo literario patrio, –ahí están Hikikomori y Lector malherido– Ejército enemigo es un thriller en el que trata temas como laintimidad, el sexo o la solidaridad desde la mirada cínica y desencantada deSantiago, su protagonista, un publicista venido a menos que investiga la muertede un amigo.

Al escuchar laconversación grabada, uno constata que Olmos gusta de intercambiar los roles yejerce de entrevistador –”¿te ha gustado la novela?”, “¿prefieres la primeraparte o la segunda?”, “¿te ha gustado la portada?” y rara vez, como podráncomprobar, contesta a lo que se le pregunta. A su favor: todo lo que diceresulta interesante.

 

En Ejército enemigo has vuelto al estilocrudo de tu primera novela, alejándote del tono de tu obra anterior, El estatus, mucho más canónica ¿Crees queesta manera de escribir está en tu naturaleza como escritor?

El escritor noelige tanto lo que cuenta ni cómo lo cuenta como la gente se cree. Yo me pongoa escribir y me sale esto, es así. Seguro que mi carácter es de esta prosa,digamos, apasionada. A mí me sale este tipo de escritura no complaciente quetiene parentesco con Houllebecq, Bukowski, Thomas Bernhardt o Bukowski.

 

 Tu novela estáambientada en la actualidad, toca temas del día a día como el uso del correoelectrónico o las manifestaciones en la calle. ¿La has enmarcado en el génerodel thrillerpara protegerla ante un posible envejecimiento prematuro?

No lo habíapensado. En principio, la trama no me interesa demasiado, lo que me interesanson las palabras. Cualquier capítulo de una serie de televisión americana tieneuna trama mucho más elaborada que cualquier novela española actual. A mí lo queme interesa de la literatura son las palabras y las ideas.

 

La novela tratael tema de internet y cómo hemos aprendido en poco tiempo a convivir con estanueva realidad…

Sí, la gente medice que es un tema que no se trata demasiado en la literatura actual. Meinteresa mucho como escritor ya que en internet se escribe mucho y se leeconstantemente. Es muy escritural y la gente, por su manera de escribir, quedabastante reflejada.

 

De hecho, lanovela es un thriller en el que elprotagonista va atando cabos y avanzando en la investigación sentado ante lapantalla de su ordenador…

Sí, lo que hehecho en este caso es ser hiperrealista, aplicar el sentido común. Tú y yo nonos ponemos a investigar introduciéndonos en sectas o saltando tejados.Investigaríamos buceando en internet porque es algo inocuo. No es una película,no hay tiros ni efectos especiales, es un tipo sentado en su casa navegando porinternet. Lo otro no hay quien se lo crea.

Ligado al uso deinternet en la novela, está el concepto de intimidad, cómo la gente estádispuesta a exhibirse a través de una pantalla…

Es que el temadel porno en internet es algo brutal. La idea de que esta chica que está aquíal lado se desnude ahora delante de nosotros es descabellada, pero es probableque se vaya ahora a su casa y se ponga a bailar desnuda delante del ordenador ylo vea todo el planeta. Es una locura. La gente no está dispuesta a que la veadesnuda el vecino, pero no le importa que la vea el resto del planeta.

 

 [Img #13997]
A lo largo de lanovela, se incluyen numerosos textos de e-mails que el protagonista lee con laexcusa de la investigación que está llevando a cabo, ¿te resulta sencilloconseguir que esos textos resulten veraces, creíbles?

Eso me sale conla punta de la polla. Es como la segunda parte de el Talento de los demás, que la escribí en un mes. Es uno de los secretosdel arte, tampoco puedo decir que sea fácil, simplemente es lo que hay.

 

¿Crees que esetipo de textos, sencillos, directos, acercándose al lenguaje coloquial escaseanen nuestra literatura?

El problema esque hay escritores muy inteligentes, pero sus novelas no hay quien las aguante.Se saben todo Kafka, son muy inteligentes y tienen una lucidez de la hostia,pero sus novelas son aburridísimas porque, creo yo, no tienen nada que contar.

 

La novela trama tambiénel asunto del “timo” de la solidaridad…

Es una novelabásicamente “antiprogre”, una novela de izquierdas que le encanta a la derecha.Cuando terminé de escribirla pensé que ningún editor iba a publicarla, perofinalmente aquí está.

 

Con esta noveladesembarcas en Mondadori, ¿cómo ha sido el cambio?

Estoy contento,claro. Mondadori ya tenía autores internacionales de primera línea y estos añoshan completado el catálogo con escritores españoles para tener una flotilla deautores en castellano que puedan ser interesantes. Está claro que para mísupone algo nuevo.

David Barreiro

Tags:

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

4 × cinco =

Lo último en "Cultura"

Subir