Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Patricia Moratalla
Miércoles, 25 octubre 2017
Ocio

La aventura de salir el fin de semana

Marcar como favorita

La irrupción de las nuevas tecnologías ha modificado en los últimos años la forma en la que se consume el ocio nocturno. Cenar un sábado ya no se planifica, se ha convertido en una sorpresa, o no se tiene que ir directo a la discoteca, pues existen otras maneras de divertirse alternativas. La fiebre del sábado noche ha llegado esta semana a 360 Grados Press para profundizar en la evolución de un sector que se ha ido actualizando.

[Img #25870]

 

Si en los años 70 la gente se congregaba en las discotecas para bailar los Bee Gees a lo Tony Manero, hoy en día la oferta de ocio nocturno se ha diversificado para ofrecer tantas opciones como gustos. La gente ya no está abocada a tener que pensar en qué lugar quiere cenar o puede disfrutar de música en directo mientras come o puede realizar actividades totalmente distintas a las de desembocar en la discoteca o pub de turno. 

 

De hecho, una de las modalidades que está en auge es el ocio sorpresa. Y el ir a cenar no se iba a quedar atrás aprovechando las nuevas tecnologías. Esto ha hecho Uncovercity, una plataforma valenciana a través de la cual se vive una experiencia gastronómica sin conocer el destino y con el añadido de que un coche de Cabify cubre los trayectos de ida y vuelta. “Es una experiencia diferente y emocionante, al punto que te recuerda esas mariposas en el estómago al llegar a tu posible destino. Lo recomiendo para aquellas personas que se quieran dejar sorprender”, comenta Catalina Valencia, quien ya ha probado este servicio.

 

La originalidad de esta plataforma surgió con la idea de generar asombro en algo que parece tan rutinario como salir a cenar.  “Pensamos que la capacidad de sorpresa en este sentido podría empezar mucho antes de sentarnos a la mesa, sin que tuviera que ser exclusiva de la persona que invite, que muchas veces no dice a la otra parte el destino para crear expectación”, explica el CEO de Uncovercity, Migue Gil. A ello se une que se suple el problema de encontrar aparcamiento y, además, los restaurantes cubren así plazas que se puedan quedar libres entre semana e, incluso, los fines de semana.

 

“Cada vez queremos vivir más experiencias que consumir productos o servicios. Por eso, ya no se trata del simple acto de “salir a cenar”, pues se puede convertir en toda una aventura. La mesa está puesta, pero no se sabe dónde”, comenta Gil.

 

Asimismo, muchos restaurantes se ha transforman en pubs cuando los comensales finalizan la cena, y viceversa. Se trata de una modalidad muy acorde con el público que sobrepasa los 30 años y que quiere tomar una copa después de comer de forma tranquila mientras escucha música sin tener que vagar hacia otro lugar. Otros han incoporado música en directo que puede ser desde la más festiva y hasta la más clásica. Por ejemplo, la Castafiore en Madrid ofrece ópera y zarzuela que cantan los propios camareros mientras se degusta platos típicos españoles.

 

Las aplicaciones también se han colado a la hora de salir de fiesta. Appear Social Nightlife se denomina como la primera red social de ocio nocturno y se ha convertido en una referencia para que los jóvenes estén al tanto de las actividades musicales de Valencia y Castellón. A través de esta app se puede saber qué amigos de Facebook asistirán a un determinado evento, se pueden reservar entradas, subir imágenes o conseguir descuentos. “Con Appear recibes información genérica del local y del ambiente que hay en el mismo. También permite saber con antelación quiénes acudirán a las fiestas y, a través de notificaciones, conocer qué artista actúa en un determinado evento o si hay cambios en los precios”, señala su CEO, Erik Naturil.

 

Otros planes

 

Si se quieren planes alternativos a la cena o la discoteca, se puede optar por actividades lúdicas totalmente diferentes, como conocer la ciudad por la noche de una manera distinta. Un grupo de Valencia, por ejemplo, organiza a través de Facebook ‘Mitos y leyendas a la luna de Valencia’ para que la gente se adentre en otra forma de ver las calles del centro. Un recorrido nocturno que abarca 2.200 años de historia desde una perspectiva original y que no se cuenta en las guías turísticas.  Toledo también ofrece este tipo de actividades, más orientadas a los turistas, en las que se puede conocer los rincones en los que se instalaron los Templarios o los pasadizos subterráneos que guarda.

 

Las opciones cultures, nacidas al calor de las redes sociales, también se han convertido en buena manera de pasar parte del sábado noche, como la que propone Salir con Arte o el festival Intramurs, que cuenta con talleres, perfomances o actuaciones musicales en horario de tarde-noche. En definitiva, todo un elenco de actividades y de iniciativas que se alejan de una forma de disfrutar los fin de semanas en la que se entraba en una macro discoteca sin saber cuándo se salía.  

@_Guiomar_

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas para comentarios
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
360 Grados Press • Términos de uso y aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress