Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
David Casas
Miércoles, 30 noviembre 2016
Tecnología

Gestos que generan melodías

¿Os imagináis poder crear una pieza musical a través de vuestro movimiento corporal? Un grupo de jóvenes emprendedores lo ha hecho y ha desarrollado un proyecto que une la tecnología, la intuición y el esfuerzo en un conjunto melódico sensitivo y personal.

[Img #24875]La mano del hombre (y también la de la mujer, cuando el patriarcalismo se lo ha permitido) ha sido origen de la creación de arte a lo largo de la historia. Ha tallado en piedra para extraer alma y expresión viva, ha manejado el pincel y los colores para contar historias sobre el lienzo y ha levantado paredes y muros para dar cobijo a divinidades y a paganos al tiempo que impresionar a los lugareños.

 

También ha creado notas musicales desde la partitura, el lapicero y los instrumentos con los que hacer llorar, reír o soñar a auditorios enteros. Pero ¿y si fuera posible utilizar solo las manos, acompañadas del resto del cuerpo, para crear melodías completas, sirviéndose únicamente de los avances tecnológicos en modo sensorial?

 

Moobeat (@moobeatter) ha trabajado duramente en los últimos tres años para lograrlo. Esta idea surgió como un proyecto académico de uno de sus fundadores, Jon Corcuera, que pretendía desarrollar una interfaz de control de efectos de audio mediante el movimiento corporal, de manera que no hubiera que interactuar con mesas de mezclas o controladores de efectos, sino que fuera una forma más de expresión musical.

 

[Img #24876]La iniciativa evolucionó en un instrumento musical en sí mismo, que no solo permitía modificar sonidos sino también crearlos desde cero en base a librerías y sintetizadores. “La chispa fue descubrir que en el proceso de modificación de efectos ya había una propia intención musical y que la expresión corporal marcaba la manera de expresar ese propósito”, explica el equipo.

 

Sin limitarse entonces solo a los efectos y con Ángel Vázquez, diseñador y programador encargado del desarrollo de la marca y del producto final, y Daniel Grau, programador y responsable de comunicación, configuraron lo que hoy significa Moobeat.

 

Se trata de un instrumento musical que se toca con el movimiento corporal y para lo que solo se necesita un ordenador y una cámara (actualmente Kinect) que capture vuestros ‘meneos’, aunque están trabajando para desarrollar una solución multiplataforma compatible con otros dispositivos.

 

Una forma de acercar la creación melódica y la expresión artística a cualquier persona, sin necesidad de conocimientos musicales previos y de una manera muy rápida e intuitiva. También a aquellas con discapacidades físicas, psíquicas o cognitivas, ya que sirve como herramienta de rehabilitación y de terapia debido a su condición de instrumento sensorial como respuesta motora, que no solo entretiene al paciente, sino que aporta información útil a los profesionales sociosanitarios que los tratan.

 

De hecho, actualmente se encuentran desarrollando una aplicación que lleve el proyecto a los centros asistenciales de toda España. Hasta el momento ya la han probado en asociaciones de personas discapacitadas y están elaborando un piloto en el Centro Asistencial Universitario de Palencia con pacientes con enfermedad mental grave y prolongada.

 

La aplicación también está orientada al público generalista, como juego basado en la creación musical, y al educativo, como herramienta didáctica interactiva con feedback melódico.

 

[Img #24877]Con dos programadores más, uno musical y otro para el back-end del software, el recorrido de Moobeat está siendo muy intenso y en él se combinan etapas de promoción y otras de desarrollo para mejorar al máximo el producto hasta poder comercializarlo. Además, tratan de estar presentes en el face-to-face con el potencial consumidor a través de acciones de networking y actos en los que, además, buscan marcas o centros con los que asociarse para lanzar la idea al mercado.

 

Un camino de esfuerzo, de estudio y de optimización con el que este grupo de emprendedores pretende acercar un proyecto con el que cada persona pueda recrearse en su movimiento para modelar música en estado puro y de la forma más sensitiva y personal.

Noticias relacionadas
Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas para comentarios
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
360 Grados Press • Términos de uso y aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress