Jefe muerde a redactor

Todo escasea en la actualidad en la redacción del periódico de provincias de Peláez, hasta las noticias, motivo por el cual el director comenzó la semana pasada mordiendo el brazo de su redactor para poder dar así la exclusiva. También escasea la suerte y prueba de ello es que el jefe de Peláez acudió a la final de la Copa Confederaciones a Río de Janeiro para llevarse el chasco del siglo con la derrota de la selección española, si bien, como viejo diablo que es, se consoló en Ipanema con caipirinhas. La semana concluyó con un interesante debate entre ambos sobre la separación de poderes y la candidatura olímpica de Madrid 2020.

[Img #18049]

Jueves, 27de junio

 

– Agáchese,Peláez, ya llegan.
– ¿Quiénes?
– Los de negro.
– ¿Ah sí?
– Claro, ¿no los oye?
– La verdad es que no…
– El graznido de los cuervos es inconfundible…
– Son las cañerías, jefe.
– ¿Cañerías?
– Sí, están podres, hay que cambiarlas.
– No hay dinero.
– Lo sé.
– Necesitamos una exclusiva.
– No tenemos medios para obtenerla.
– ¡Ñam!
– ¡Jefe!
– ¿Qué?
– ¡Me ha mordido la oreja!
– Jefe muerde a redactor. ¡Notición!
– No me lo puedo creer.
– Échese bitterkas para secarla.
– Betadine, jefe.
– ¿Eso no es un cóctel con granadina?
– No.
– ¿Pero no viene en un bote amarillo?
– Sí.
– Pues está rico…
– Jefe, se bebe usted hasta el agua de losfloreros.
– Solo si está fresca, Peláez, solo si está fresca.
– Bueno, voy a curarme…
– Perfecto, y luego escríbalo.
– Brrrrrr…
– Soy un genio, carajo, un genio.

 

Viernes, 28de junio

 

– ¡Peláez!
– ¿Qué quiere, jefe?
– ¡Cómpreme un pasaje para Brasil!
– ¿Brasil?
– Sí, quiero ver la final.
– Creí que no le gustaba el fútbol.
– Me gusta España. Aunque todas las finales son lamisma repetida…
– ¿Y si pierden?
– Algunas amarguras no son amargas…
– De acuerdo, le buscaré un vuelo.
– ¿Vuelo? No, hijo, iré en barco. Tengo pánico alavión.
– No llegará a tiempo, jefe.
– ¿Cómo que no? Mire, está cerca.
– Eso es un mapa.
– ¿Y qué?
– En la realidad tardaría demasiado, llegaríadespués de la final.
– Que la retrasen. Tardaré 19 días y 500 noches.
– No pueden hacer eso.
– Diga que llaman de mi parte.
– Pero…
– ¡Dígalo!
– …
– ¿Qué han dicho?
– Que no.
– Vaya… tendré que quedarme con esta amanteinoportuna que se llama soledad..
– Se lo avisé, jefe, pero nunca me escucha.
– ¿Qué levantó entre tú y yo este silencio oscuro,Peláez?
– Ni idea, solo sé que tendrá que ir en avión…
– Tendré que emborracharme para subir a un aparatode esos.
– Ya está borracho, jefe.
– ¿Por qué lo dice?
– Tiene la corbata en la frente, está encalzoncillos colgado boca abajo de la lámpara y tararea canciones de JoaquínSabina.
– Es mentira…
– ¿Lo ve?
– …que nunca te he mentido… ¡Coño, es verdad!¡Estoy borracho!
– Siempre, jefe.
– Pues me piro para el avión.
– Adiós, jefe.
– Este adiós no maquilla un hasta luego, Peláez.
– Puffff… ¿nunca dejará de beber?
– Nunca.
– ¿De verdad?
– Este nunca no esconde un ojalá.
– Brrrrr…

 

Lunes, 1 dejulio

 

– Redacción endecadencia, ¿dígame?
– Olha que coisa mais linda…
– ¿Perdón?
– …mais cheia de graça…
– ¿Oiga?
– …É ela menina…
– ¿Jefe? ¿Es usted?
– ¿Peláez?
– Sí…
– ¿Qué quiere?
– Ha llamado usted…
– ¿Yo?
– Sí.
– Ha sido sin querer… Es que tengo el teléfono enel tanga y he debido marcar contra mi voluntad… ¡Hip!
– ¿Jefe? ¿Está bien?
– Trisssste, Peláez… qué desastre de partido… venira Rio de Janeiro para esto… ¡hip!
– ¿Está bebiendo?
– No, Peláez, no he probado el whisky desde quellegué. Estoy siendo bueno, me conformo con las caipirinhas estas. Llevodiecisiete. ¡Hip!
– Jefe, las caipirinhas llevan alcohol…
– Usted que sabrá…
– Lo sabe todo el mundo.
– Bueno, vale, listillo…¡hip! ¿Para eso me llama?Estoy triste, Peláez, intentando sobrellevar la amargura aquí con unas amigasen Ipanema.
– ¿En la playa?
– Exacto ¡hip!
– Es usted muy listo…
– Gracias… En fin… ¿Algo más? Tengo que colgar…¿Cuándo es el Mundial, por cierto?
– El año que viene.
– Creo que me quedaré aquí ¡hip! para prepararlobien…
– ¡Jefe! ¿Y qué hay del periódico?
– ¿O globo? Lo compraré, tranquilo.
– ¡No! Su periódico, en el que yo trabajo…
– ¡Ah! ¿Todo bien ¡hip! por ahí?
– Pues verá…
– ¡Click!
– ¿Jefe? ¿Jefe? ¿Jefe?

 

Martes, 2de julio

 

– ¡Peláez!
– ¿Sí, jefe?
– ¿Qué hace?
– El suplemento estival.
– ¿Estival?
– De verano.
– ¿Ahora?
– Estamos en julio.
– Leñe.
– Sí, la vida pasa rápido.
– Y tanto.
– ¿Qué quería?
– Cómpreme cartuchos.
– ¿No tiene tinta?
– No, no tengo balas.
– ¿Balas?
– Sí.
– ¿Para qué?
– Quiero protegerme.
– ¿De quién?
– De esos, ¿no los oye?
– No, jefe.
– No paran de decirme cosas al oído.
– Jefe, ¿se encuentra bien?
– Sí, me siguieron a la salida de la piscina.
– Eso es que le ha entrado agua, jefe.
– ¿Usted cree?
– Seguro, gire la cabeza.
– ¡Carajo!
– Sí, tenía bastante.
– Cubre por las rodillas.
– Mire, se le había metido una corchera.
– Ya decía yo… cuélguela por la ventana.
– ¿Para qué?
– Bajaré por ella al bar.
– Todo le vale para ir al bar, jefe.
– El fin justifica los miedos, Peláez.
– Medios.
– Lo que sea. Chao
– Chao

 

Miércoles,3 de julio

 

– Jefe, ¿puedopasar?
– Estaba trabajando, Peláez.
– Hacía la sopa de letras.
– ¿Cree que me gusta, eh? ¿Qué lo hago por placer? Espor incrementar mi cultura, cenutrio.
– ¿Y el juego de los siete errores?
– Para incrementar mi agudeza visual.
– ¿Y recortar esas fotos de Interviú?
– Para incrementar mi… ¡Bueno, qué carajo quiere,Peláez!
– Quería preguntarle si usted tiene confianza en lajusticia.
– Tanta como en mi mujer.
– Se la pegó con el fontanero, jefe.
– Por eso.
– ¿No cree que exista separación de poderes?
– ¿El bien y el mal y todo eso?
– Ejecutivo, legislativo y judicial.
– Uf, ni idea, hijo.
– Es la base de la democracia.
– Pensé que era la Laia Palau esa.
– No, jefe.
– Pues no me interesa. Yo solo hablo de deporte.
– ¿Qué opina de Madrid 2020?
– He dicho deporte, no derroche.
– Tiene razón, jefe.
– Siempre, patán.


Los cables de las conversaciones que mantiene Peláez con su jefe (#Pelaezleaks) en la redacción de un periódico de provincias los puedes encontrar a diario en la página oficial en Facebook de 360gradospress.

La foto es de Marga Ferrer.


Adrián Cordellat

Tags:

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

ocho − 2 =

Lo último en "#Pelaezleaks"

El fin

Tarde o temprano tenía que llegar. Lo intuíamos, lo temíamos, lo esperábamos.

Confusión

La semana comenzó el pasado jueves –así son estos dos tipejos– con

Irrepetible

El jefe de Peláez es un hombre inculto pero culto, lelo pero
Subir