Vas y te disparas, ya nada importa

Vas y te disparas, o te disparan, un tiro en el pecho y tu vida desaparece con todos tus recuerdos. Ya no eres nadie si algún día fuiste alguien. Un trozo de carne que se pudre de forma inexorable, como una hoja de papel expuesta al fuego. O una rama de abedul prendida en el olvido.

[Img #25679]
La vida es un hola y un adiós, un pensamiento que se queda suspendido en el aire, una palabra que nunca dijiste, una mano que jamás apretaste porque en tu camino se cruzaron tantas palabras que nunca reparaste en ella, la que no dijiste o supiste o pensaste. Ya no importa.

 

Puede que hayas imaginado otro final, quizás una sonrisa en mitad de la nada pero el viento se llevó tu corazón y luego tu alma.

 

¿De qué sirvieron las noches de luz artificial y caricias de cartón? Tantas mañanas tratando de escapar de la penumbra para terminar en una noche infinita, con el silencio quemándote los ojos y la oscuridad asfixiándote de abrazos.

 

[Img #25678]
Siempre fuiste un hombre solo en medio de los hombres, una bandera triste que nunca se arrió, el perfume que se quedó en el frasco porque sentía miedo de la libertad y la libertad huyó de tu mirada.

 

Ahora estás ahí, quieto, perdido, con el pecho abierto como una flor desesperada, solo que te olvidaste la llave del mañana y dejaste abierto el grifo de la desilusión. Todos marcharon y nadie cerró la puerta, aunque apenas importa. Allí quedaste tú, anclado en el tiempo sin nadie que te llore, ya siempre será el mismo día en plena noche.


@butacondelgarci

Foto: Carmen Vela

José Manuel García-Otero

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

4 × uno =

Lo último en "Giros"

pérdida

Pérdida

La ausencia de alguien que quieres es un dolor que quema tan

Gitano

Te gustaba beber la vida de un trago y viajar por un
Subir