Se compran los sueños

Puede que el día todavía no haya salido en esta parte de la tierra, puede que los pájaros emigraran a un otoño diferente y que las hojas de los plátanos se resistan a caer como hasta ahora, puede que esta larga madrugada siga con el reloj parado, esperando un autobús que no llega, un destino que no existe.

[Img #25875]

En esta oscuridad aterradora, la codicia y la traición reinan por encima de las nubes y el desprecio a los corazones ajenos es una moneda que se cambia en Wall Street. Se compra absolutamente todo, hasta los sueños. En el mercado no hay restricción: un hombre es materia devaluada; una mujer, la parte alícuota de una sonrisa; un niño, materia gris que se evalúa en los campos de adoctrinamiento. Un viejo no vale nada.

La imaginación se rompió las piernas, la voluntad no encontró ninguna llave y la inteligencia se pudre desterrada en alguna cárcel clandestina perdida en el océano. Tenemos manchado el uniforme y el pensamiento es una bombilla rota en el hueco de un ascensor. Caín sigue impartiendo órdenes bajo la lluvia y nada detiene el paso inexorable de una gota de agua, de una calumnia marcada a fuego.

Somos una montaña de huesos que navegó sin rumbo, una cadena de ideas que se quedó en la noche, dos frases absurdas que pronunció un profeta, el discurso de un rey que nunca dijo nada y nada decimos ahora que aún quedan minutos. Todavía esperamos una voz que nos conduzca y la palabra que se quedó sin lágrimas. Seguimos esperando a que liberen los sueños antes de que los rapten y nos dejen sin nada.

[Img #25873]


@butacondelgarci

José Manuel García-Otero

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

2 + 2 =

Lo último en "Giros"

Así soy

Así soy

Un porrón de años como periodista y nunca me parecieron muchos. Ahora
Subir