La vida sí vale una vida

La vida sí vale una vida. Es un tesoro que muchos esconden y otros buscan en la basura. Te pones un calcetín de un color y el otro a rayas, te duchas por la mañana y el jabón grita pompas de aburrimiento. Paseas por la otra orilla del río y jamás viste una sirena. Diste los buenos días al sol y llovió esa mañana.

[Img #25385]
La vida sí vale una vida, pero los perros no ladran hoy y un gato cortejó a una paloma; la vida brilla como una plantación de arroz al mediodía; es una toalla limpia que seca tu piel mojada; una palabra exacta en medio de un aluvión de dudas; la frente marchita de un hombre que no sabía el color de su sombra.

 

La vida se apaga aunque no muestres cansancio y quieras seguir jugando a marinero. Pero no pasan barcos por tu calle y el mar sigue colgado en los billares de mi barrio. La vida es una letanía de sueños que se esconden en los armarios y nunca salen en otoño, dos manos que siguen apretadas pese a un baño de cal viva, muchas voces que gritan una misma frase  y otros silencian.

 

[Img #25384]
La vida es ese tren que pasa cada día y tú sigues mirando a que la noche caiga, aunque solo llegan las cigüeñas de África y nadie prohíbe al cazador. Te quedas pensando en que mañana llegará un buen momento y ese momento murió contigo. La vida no es una moneda falsa, es la sonrisa de un niño que quiere decirte algo, la mirada de un viejo que canta sabe su única canción, quizás la última estrofa de un poema que te escribí.

 

La vida es el mar que nos mira siempre y no nos dimos cuenta de la llave que se perdió en la orilla. La vida nos dice muchas cosas pero escuchamos el sonido del viento y dejamos fuera a los amigos, a los hermanos y buscamos la vida.


@butacondelgarci

Foto: Carmen Vela

José Manuel García-Otero

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

16 − 1 =

Lo último en "Giros"

Subir