Telespectadores de cuatro patas

Esta semana en 360 Grados Press descubrimos una televisión para perros que nació gracias a un gato. En las siguientes líneas lo entenderéis todo.

[Img #22325]
Como la gran mayoría de mascotas, Charlie pasaba muchas horas a solas cada día porque su dueño trabajaba fuera de casa. “Me sentía culpable por ello, así que le buscaba vídeos en Internet de, por ejemplo, ardillas (risas) y parecía encantado“, explica Ron Levi, el propietario en cuestión, quien pronto comprobó que esta situación con su gato era más que habitual entre aquellas personas que tenían animales en el hogar, especialmente cuando se trataba de perros, pues estos desarrollan una mayor dependencia respecto de sus amos. Con todo, aprovechando sus más de veinte años de experiencia en el mundo televisivo, Ron pensó en convertir dicha revelación en un proyecto real que borrase ese cargo de conciencia compartido. En definitiva, este fue el principio de DogTV.

 

Una puesta en marcha sin precedentes

La idea cuajó entre un grupo de profesionales que se nutría en gran medida del medio audiovisual, pero que se tornó multidisciplinar con la incorporación de veterinarios y de otros expertos en la materia, como la célebre entrenadora canina Victoria Stillwell. Una vez conformado el equipo, el primer paso fue empezar una investigación para “poner en contexto la iniciativa“. En concreto, esta fase del proceso se prolongó durante tres años porque comprendió una recopilación de estudios ya publicados que pudiesen servir para su propósito, como también un trabajo propio de campo. “Producimos unas pocas horas de contenido que emitimos ante numerosos perros de Los Ángeles y de Nueva York en estancias monitorizadas con cámaras de seguridad“, relata el fundador de DogTV.

 

Sintonizando para un público exigente

[Img #22324]
Con todo, este canal digital de emisión ininterrumpida durante las 24 horas de lunes a domingo vio la luz en 2009 con una parrilla pensada en su totalidad para canes, que no es lo mismo que dedicada a hablar sobre ellos. De hecho, tanto la frecuencia de las imágenes como la gama de colores o la música y los sonidos empleados están adaptados a su capacidad visual y auditiva. “Además, diferenciamos tres categorías en la programación: relajación, para reducir su estrés; estimulación, para que sigan activos física y mentalmente a pesar de quedarse solos; y exposición, para ayudarles a superar sus miedos mediante pequeñas dosis de aquello que les asusta en el mundo real, como pueden ser los fuegos artificiales“, completa Ron.

 

La cuota de pantalla invita a continuar

Aunque reticentes a confesar el número de suscriptores, desde DogTV reconocen que su particular audiencia ha respondido mejor que bien. Prueba de ello es que ya tiene presencia en 35 países de todo el mundo y que entre sus planes para un futuro casi inmediato se encuentra la expansión a China o a algunos puntos de Sudamérica, entre otros destinos. Se trata, sin duda, de un mercado imparable independientemente de la localización geográfica. “Actualmente tendemos a humanizar a las mascotas y a considerarlas un miembro de la familia, de manera que también nos preocupamos y gastamos más por ellas. De ahí el auge también de actividades como el ‘doga’ o yoga para perros o de los gimnasios específicos para ellos“, argumenta el creador del canal.

 

Asimismo, el presente estilo de vida ha contribuido de forma notable al éxito de esta propuesta. Sin embargo, es evidente que la trayectoria no hubiese sido la misma si no se cumpliese con el objetivo inicial: que los canes lleven mejor los ratos de soledad en casa. “Me gustaría remarcar que la intención de DogTV no es que ellos se sienten frente al televisor a mirar un programa. La gente no se tiene que preocupar si no hacen eso, porque no es lo normal. La idea es que la televisión actúe como una niñera con los contenidos correctos para que estén a gusto. Porque un perro feliz es un dueño feliz“, concluye Ron. Ahora, a pesar de estar centrados en mejorar este servicio patentado, la puerta queda entreabierta para extrapolar la experiencia a televidentes de distintas especies.


@LaBellver

Tags:

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

2 × cuatro =

Lo último en "Empresas"

Reinventarse a los 40

Un trabajo aburrido, conciliación con la vida familiar, autorrealización personal, muchos son
Subir