La quedada de los “alfabetos digitales”

360gradospress rescata los ecos del Evento Blog España 2011, que volvió a concentrar durante tres días en Sevilla la atención de comunicadores, de blogueros en versión tradicional y de microblogueros adaptados a titulares de 140 caracteres.

[Img #14134]
El Pabellón del Futuro es uno de los antiguos puntos neurálgicos de la ya lejana Expo’92 de Sevilla, celebrada en tiempos de otra crisis distinta a la que sacude hoy las economías. El futuro antiguo de un tiempo en que no existía siquiera la posibilidad de hacer llamadas con un teléfono móvil para quedar a tomar una de las afamadas tapas sevillanas en cualquiera de las tabernas y bodegas que animan la vida de la capital andaluza (y la de los blogueros). De aquellos tiempos a los actuales, de aquella crisis a la de hoy, incluida la del cambio que significa la generalización del uso de las nuevas tecnologías, de los teléfonos móviles inteligentes, de una era que cabalga entre el smartphone y las redes sociales; la realidad se ha transformado a ritmo de tweets. En este contexto, en el de Twitter como mínima expresión de los blogs, en el de crisis galopante y normalidades oficiales cuestionadas a golpe de 140 caracteres por el espíritu crítico de una nueva sociedad con más vías de participación, se celebró una nueva edición, la sexta, del Evento Blog España con el marcado carácter periodístico hacia el que 360gradospress enfocó su objetivo.

Como la distancia que hay entre una máquina de escribir y una tableta; como el óxido de eventos pasados, contenido en las escalinatas de acceso al EBE’11, celebrado en un pabellón que de futuro sólo conserva el nombre; como la transición entre la tradición y la familiarización con las nuevas tecnologías, la sexta edición del Evento Blog España contuvo ambos polos, desde el punto de vista del continente (apocalíptico) que albergó el contenido (integrado). Dos polos que actualmente también conviven en la profesión periodística, entre quienes han apostado por familiarizar su tarea con los nuevos soportes y los que siguen sin querer ver la potencia, la necesidad y la continuidad de su papel en la sociedad dentro de los lenguajes incipientes.

[Img #14132]
A caballo entre ambos perfiles encontramos a Pedro J. Ramírez, director de El Mundo, quien reconoció en la ponencia que protagonizó, ‘Un periodista en twitterland’, que acababa de cumplir 8 meses en Twitter y no entendía cómo había perdido tanto tiempo empeñado en pensar que era otra cosa: “¿Cómo iba a perder el tiempo en enviar mensajitos de móvil? Así lo veía desde fuera, hasta que entré por el sentido de la obligación de lanzar un proyecto estrella a través de un target idóneo como Twitter”. Desde entonces, reconoció haber “tecleado 16.350 tweets de los 16.500 publicados” en su cuenta y evocó que quien piense que “’Twitter makes you stupid’ es alguien chapado a la antigua y anclado en un mundo que está siendo superado por la sociedad de la información”, después de elevar incluso un tweet a la categoría de “género literario, como las greguerías de Ramón Gómez de la Serna” o de reconocer: “Me levanto todos los días pensado en Twitter”. Los tiempos cambian…

[Img #14135]
El EBE también centró la atención en la nueva misión 2.0 de los periodistas que ejercen de “controladores de orquesta” en organizaciones, empresas o instituciones: los directores de comunicación o dircoms. Las funciones de esta figura dentro de las empresas también han sufrido matizaciones con la implementación de las nuevas tecnologías y de los nuevos usos sociales vinculados a los canales 2.0. En este sentido, Pascual Drake, de Todovino.com, puso como ejemplo que “hemos pasado de valorar grandes clippings en basar la estrategia de comunicación en links, visitas y compras; pero la gente no entra en Twitter o en Facebook con la tarjeta de crédito en la mano”, lo que implica un trabajo por parte del director de la orquesta organizacional, del director de comunicación, en el sentido de ordenar, de relacionar, de proyectar una información de la compañía en sintonía con sus características intrínsecas y con el resto de áreas de responsabilidad.

[Img #14136]
Una nueva forma de abordar la profesión al vincularla con el concepto de negocio, de diálogo con los clientes y con las audiencias al mismo tiempo gracias a los canales sociales en el que hizo hincapié el Evento Blog España en otra mesa de debate denominada “Periodismo: negocio, plataformas y profesión”, en la que se insistió en dar sentido y orden al papel del informador en relación a la misión que desempeña en cada uno de los contextos donde puede ejercer su profesionalidad y en contar, como expresó Javier Bauluz, director de Periodismohumano.com, con un nuevo contexto porque “el megáfono hoy lo tenemos muchos: ciudadanos, periodistas, aficionados…”. “El sistema que hemos creado se está derrumbando a pasado agigantados, se está empezando a crear un nuevo mundo con oportunidades para los ciudadanos y para los periodistas, que han de recuperar toda la información al servicio de los ciudadanos y de recuperar la independencia”.

El banco de peces
Nichos especializados, nuevas oportunidades, nuevas fuentes, nuevas audiencias, nuevas informaciones de ida y vuelta, nuevos periodistas… Nuevos conceptos que chocan con trabas vinculadas a la propiedad intelectual y a la publicación de determinados enlaces o contenidos regulados por normativas locales que no entienden de la globalidad. Paralelismo entre el nuevo periodismo y las nuevas legislaciones; entre las nuevas tecnologías y los nuevos legisladores; entre, también en esta faceta, los nuevos apocalípticos y los nuevos integrados.

[Img #14133]
Un punto de debate planteado por especialistas en materia legislativa de la talla de David Bravo y Josep Jover en relación a leyes como la Ley Sinde, a los derechos de los ciudadanos para compartir enlaces o al (mal) trato dado a la propiedad intelectual por los periodistas, pero con un mensaje de trasfondo que volvió a subrayar que en este tiempo marcado por las redes sociales, los que han sabido encontrar el sentido positivo en su uso son los que protagonizan el contexto del futuro. En este sentido, Josep Jover indicó que “los alfabetos digitales son los primeros peces que han llegado a un estanque en el que todo está por hacer y todo puede hacerse mientras que los analfabetos digitales aún están pensando en fronteras, en barreras y en un mundo de leyes locales”.

(El resto del EBE’11… en Twitter).

Tags:

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

dieciseis − catorce =

Lo último en "Empresas"

Reinventarse a los 40

Un trabajo aburrido, conciliación con la vida familiar, autorrealización personal, muchos son
Subir