La libertad guiada por el teatro surrealista de Picasso

El Centro Cultural Bancaja repasa la vertiente más inusual del artista malagueño en el París de la ocupación nazi

ÓSCAR DELGADO, Valencia. 64 años no es mucho tiempo, aunque hay hitos que marcan nuestra historia incrustados en la memoria con telarañas, como viejos recuerdos o hechos contados que jamás pudieron ser ciertos. Sin embargo, disponemos de testimonios anónimos y de producciones artísticas cuya aportación a la reconstrucción de momentos desde una óptica distinta a la oficial nos permiten reflexionar sobre nuestros antepasados mediante un prisma más fidedigno, en el que los intelectuales se convertían en personas de la calle y se reunían como comunidades de vecinos del siglo XXI en ‘petit comité’ para arreglar el mundo. Precisamente, el Centro Cultural Bancaja de Valencia acoge hasta el 11 de enero una muestra que ofrece la cara menos populista de Picasso, la de guionista de una obra de teatro surrealista redactada para una de esas reuniones de artistas celebrada en el apartamento del matrimonio Leiris en París, el 19 de marzo de 1944, día del padre, en plena ocupación alemana de la ciudad de las libertades.

‘Le decir attrapé par la queue’ (El deseo atrapado por la cola) es el título del guión de teatro surrealista escrito por Pablo Picasso para combatir desde dentro de un apartamento con las armas de un artista los tiempos de la ocupación nazi en París. Las paredes del matrimonio Leiris reunieron a un elenco de intelectuales del momento para evadirse de la realidad que les tocaba vivir bajo estrofas de libertad, la misma que guió al pueblo francés siglos atrás a consolidar sus derechos fundamentales. El anfitrión de la cita, Michel Leiris fue el encargado de seleccionar a los actores, Georges Hugnet realizó el acompañamiento musical y Albert Camus se ocupó de la dirección de la obra. La representación contó con un singular reparto: Michel Leiris (Le Gros Pied), Raymond Queneau (L’Oignon), Zanie Campan (La Tarte), simona de Beauvoir (Sa Cousine), Jean Paul sastre (Le Rout Rond), Louise Leiris (Le Deux Toutous), Jacques-Laurent Bost (Le Silence), Germaine Hugnet (L’Angoise grasse), Jean Aubier (Les Rideaux) y Dora Maar (L’Angoise maigre). Una época difícil para los artistas, que debían buscar en su vertiente más polifacética salidas a su talento, como demuestra el propio Picasso o la fotógrafa, pintora y escultora Dora Maar, de la que la muestra expone instantáneas del proceso de creación del Guernica tomadas en 1937.

Bajo el paraguas de facsímiles, grabados, esculturas, viñetas y retratos del autor malagueño, la exposición reúne carteles lúdicos de la época, creaciones de los presentes en la representación de la obra surrealista de Picasso, cartas del público anónimo invitado a la cita, libros de la época de Camus (‘La Peste’, ‘L’Étranger’, ‘Le Malentendeu’ y ‘Lettres a un ami allemand’) editados por Gallimard o una colección de instantáneas de la ocupación alemana del fotógrafo Robert Dosineau. La exposición será itinerante y hará su primera parada en el Círculo de Bellas Artes de Madrid.

Óscar Delgado

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

cinco − 3 =