La base científica del superhéroe

Una exposición interactiva permite conocer el origen de las leyendas del cómic

REDACCIÓN, Valencia. Parecerse a Spiderman, Elektra, Daredevil, La Cosa o al Capitán América sin ser Obama no es tan difícil, al menos si buscamos el origen científico de los poderes que lucen estos personajes para erigirse en ídolos de numerosas generaciones. Fantasía, ficción e investigación, tres pilares sobres los que el Museo de las Ciencias Príncipe Felipe de Valencia organiza una exposición de superhéroes dirigida a aquellos que quieran romper el mito del hombre araña, desvelar los motivos de la fuerza sobrehumana de Hulk o conocer los principios de la ciencia que justifican el comportamiento de los personajes de los cómics de Marvel.

El director científico de la Ciudad de las Artes y las Ciencias, Manuel Toharia, explica que la muestra no pretende humanizar a los superhéroes, “sino a sus guionistas, que han plasmado en esos héroes muchas de las cosas que la ciencia iba sabiendo, pero llevándolas hasta extremos fantasiosos”, ni que los visitantes se sientan superhéroes, “sino que comprendan que esos superpoderes, pero a escala humana realista, los tenemos todos”. La exposición, pionera en Europa, implica al visitante mediante juegos de asimilación de estructuras físicas, deducciones de personajes en función de los poderes de cada uno y otros recursos relacionados con los elementos, los sentidos y el desarrollo extraordinario de los mismos que alcanzan los superhéroes. Herramientas que ayudan a entender, según Toharia, que “la fantasía no tiene conexión alguna con la ciencia. Pero en estos personajes, sus poderes se basan en leyes que la ciencia conoce bien, aunque luego los guionistas pongan su imaginación al servicio de algo que ya
resulta irreal”.

El objetivo es conseguir que “muchos comprendan mejor a los personajes, por imposibles que sean sus actividades; que, sin embargo, tienen base
científica indudable”, matiza el responsable del museo. La exposición podrá visitarse hasta finales de 2009 con un consejo para los que se sumerjan en exceso en la vida del superhéroe: “La realidad es una cosa y la fantasía otra. No podemos vivir sin la primera, porque es el mundo al que nos enfrentamos cotidianamente, pero siempre es bueno ejercitar la segunda, aunque sabiendo bien cuáles son sus límites”. Un recorrido para repasarlo sin prisa, bajo una estética de cine americano, de viñeta colorista y de un todo es posible si se da entre superhéroes.

Redacción Valencia

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

5 × 1 =