Lujo y ocasión para la crisis del motor

La Feria del Automóvil de Valencia aporta remedios para el bajón de ventas de coches en España

Redacción, Valencia. El pabellón de los vehículos de ocasión, a rebosar; el de los concesionarios, a pesar de haber conseguido la organización cerrar la presencia de 40 firmas, un poco desangelado, tanto como el mercado de coches en España, que acaba el año marcado por una caída espectacular de las ventas (un 48% menos en noviembre de 2008 respecto al mismo mes del año anterior) y por los expedientes de regulación de empleo en Nissan y Ford, entre otros. Como remedio, la Feria del Automovil celebrada en Valencia del 4 al 8 de diciembre, ofreció los modelos de referencia que cada marca lanzará al mercado para atenuar la crisis; optimismo, con la presencia de vehículos de lujo de marcas como Bentley, Maserati, Ferrari, Aston Martin o Infiniti; y precios muy rebajados en los modelos presentados y en los de las distintas modalidades de la venta de ocasión.

Nissan y Ford, dos de las marcas que más trabajadores han dejado en la calle en España consecuencia de la caída de ventas, encontraron argumentos comerciales diferentes para explicar la situación del sector. Fernando Bernabé, director general de Nissan Iberia, aseguró que la mejor forma de atajar la crisis es “lanzar nuevos productos porque entendemos que los clientes son cada vez más exigentes, y por eso nosotros presentamos en la Feria el Qashqai +2, con dos plazas traseras de apoyo en relación al modelo original, que es el que nos ha permitido mantener un pequeño crecimiento en relación al resto de marcas”. Por su parte, el gerente de Ford Atursa, Rafael Alejos, explicó en relación al ERE que “lógicamente ha habido una caída en las ventas, ante la cual los fabricantes tienen que frenar porque los concesionarios no venden todo lo que fabrican y eso conlleva situaciones tristes que hay que afrontar y trabajar para salir de ellas lo antes posible, vendiendo por ejemplo más unidades que en la feria del año pasado”.

COCHES DE LUJO
Ante el mal momento del sector, la Feria ofreció por primera vez la oportunidad de conocer las últimas novedades de las firmas de lujo en convivencia con el resto de marcas. “Ferrari, Bentley, Aston Martin o Maserati han notado la crisis pero en menor medida; la gente de alto nivel adquisitivo baja un poco las compras pero no en la medida que otros modelos”. Sus precios, que oscilan entre 140.000 y 500.000 euros, no bajan, más bien se mantienen porque “están hechos a mano para el cliente que lo solicita y el gasto de fabricación sigue siendo igual, aunque se vendan menos”, explicó Carlos de Angulo, responsable del Grupo Quadis en Valencia. Ya saben, este año, si quieren disfrutar de un coche de lujo, tendrán que comprar dos décimos del Sorteo de Navidad en vez de uno y cruzar los dedos.

Redacción Valencia

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

dos × cuatro =