Archivo de la categoría:

Giros - página 5

Mi payaso

Disfruto mucho cuando pongo sobre la mesa a mi payaso y percibo una reacción favorable en el interlocutor que lo rescata. Todos tenemos un sentido del ridículo más o menos desarrollado, aunque nos cuesta hacerlo público. Lo despertamos casi siempre en nuestro círculo íntimo, con nuestros amigos, con la familia o con la persona que nos soporta a diario. Ser clown –término anglosajón que designa la realidad a la que me refiero- es ser persona en su definición más primigenia.

Olores

Cualquier tienda de electrónica huele a Andorra, a emoción por disponer de nuevas tecnologías, a cassette y a vinilo; una boutique huele a infancia vespertina, a un tocar en un se ruega no tocar, a dolor de piernas, a paseos urbanos.

Mujer

Esta mañana te vi salir como haces siempre, con pasos cortos pero firmes, tan decididos como el golpeo de la lluvia contra el suelo. Caminabas al tiempo que los gorriones rompían el último nudo silencioso de la noche, el sol te saludaba con sus brazos anaranjados y el cielo azuleaba con esa suavidad que tanto nos conmueve.

La búsqueda del consenso

El número de mujeres que desconfía en el feminismo es desconcertante para el propio movimiento. Las actuaciones y afirmaciones de políticos, celebridades, periodistas… así como de feministas radicales, que se alejan del verdadero significado del feminismo, ha provocado que muchas personas hayan perdido su fe en este y teman o se avergüencen de definirse como "feminista".

Pablo, #SiempreFuerte

Pablo tenía una luz azul en su mirada y la sonrisa de luna llena prendida en el rostro. Pablo volaba siempre muy lejos y muy alto. Se sentía como un cóndor de los Andes superando picachos nevados de la cordillera y aleteando magia sobre los humedales. Pablo era príncipe de muchos pueblos porque esgrimía el arma más poderosa del hombre: su inmenso corazón.

Fotoperiodistas

Mi vida ‘profesiopersonal’ me ha permitido conocer de cerca a los fotógrafos de prensa, una raza difícil de comprender si no se inicia un trabajo de campo exhaustivo. Antropólogo del acontecer, inmortalizo con la instantánea de la palabra lo que otros captan mediante la imagen.

Carta de amor de un marido en Iraq

Mi querida Jazmine, te escribo en estos minutos de descanso, cuando la noche es prisionera de un silencio de hielo y la luz trae mensajes de metralla. Siempre te dije amor cuando escuchábamos el sonido del río y las palomas aleteaban sobre las copas de las palmeras, y yo acariciaba emocionado tu rostro, dulce como una manzana, y trataba de descifrar las sílabas joviales de tus ojos verdes. Esta noche, cuando el olor del petróleo quemado y la arena es un barro humedecido por la sangre de tantos hombres, tu amor me lleva a un remanso de paz y me da de beber un poco de alegría que mis ojos no ven ahora por ninguna parte.

Por encima del tiempo

Contar los camiones que transitan en sentido contrario para aligerar la losa que significa un viaje de larga distancia en un Peugeot 505 es un ejercicio de supervivencia.

Para ti

Por la mañana me mantienes despierto, por la noche arrinconas mi estrés y lo meces como madraza experimentada hasta dibujar la telaraña que nace de la duermevela. Tienes el pelo ondulado, tu voz es cantarina, aunque también susurrante, confidente, embriagadora, dulce, dormilona.

El hombre no conoce al hombre

Viendo el aspecto esquelético de un muchacho de apenas dieciocho años, que durante los últimos tres años de su existencia fue rebajado a la categoría piedra de un desierto, piensas que han pasado miles de años y el hombre sigue en el mismo lugar, los mismos horizontes, las mismas ambiciones, los mismos defectos. El hombre no conoce al hombre.

Bocazas

"Persona que habla más de lo que aconseja la discreción". Últimamente me enfrento en numerosas ocasiones a posturas ajenas a mi forma de pensar. No, no digo que sea extraño, es más bien lógico.

Logia gatuna

Entraron en el recinto revestidos de incógnito, sin la vitola de protagonistas, sabedores de su escasa importancia en la logia. Nadie conocía a nadie, pero todos se miraban de reojo para identificar quién estaría bajo aquellas máscaras carnavalescas, decimonónicas, portadoras de sonrisas estériles, miradas vacías y maquillaje veneciano. Sin tema de convocatoria, los francmasones buscaban un motivo para discutir sobre avances científicos, mentiras periodísticas o verdades filosóficas.

España corrupta y olé

España cae a su peor registro en la clasificación mundial de percepción de la corrupción. Según un informe de Transparencia internacional, España se encuentra en el puesto 41 (con nota de 58) entre 176 países. En Butan, Botswana, Qatar y Cabo Verde, por ejemplo, el nivel de honestidad institucional es superior al español. España se encuentra en la cabecera de políticos corruptos de Europa. Y los que denuncian los casos sucios que se pasean por los tejados de nuestras instituciones se encuentran en el más terrible de los desamparos y son perseguidos. Este país no tiene fondo.

Instantes

Vivo rodeado de fotos, cada día despierto con encuadres destripados la noche anterior, con el ojo crítico del visionario gráfico, del profesional sometido a un recorrido diario por el acontecer en formato digital. La versión analógica cada vez es menos usual, se queda reservada para el tiempo libre, eso es lo que me dice la persona artífice de tanto registro instantáneo, eso es lo que compruebo con ella cuando abordamos juntos ese momento de ocio, alejados de los encuadres cotidianos, en otras tierras, bajo otras sombras, testigos del mismo sol o la misma luna, bajo perspectivas diferentes.

Amos del universo

Mientras el frío va dando pasos de gigante hacia su madurez más despiadada, unos niños juguetean con bolas de nieve mientras sus madres tienden la ropa sobre alambres de una valla a la espera de un sol que les regale un beso de calor o un poco de luz en medio de la negrura.

Un despertar diferente

Le había despertado el eco de las voces de la noche convertida en madrugada, las mismas voces que se apagaron cuando la luz del amanecer invadió la estancia principal de la fiesta para desenmascarar la vida vampírica de los allí reunidos.

Puritanismos, exclusiones, victimismos y otros icebergs

Estoy muy preocupado por algo que tiene difícil solución, si es que la tiene. Eso, aceptando que somos navegantes en el mar de diversidad y siempre remamos entre lo individual y lo colectivo, lo que hace que las soluciones solo sean válidas para algunos, lo que equivale a decir que la solución implica lo integrado, lo que entra dentro de lo taxonómico, de lo políticamente correcto. Y ya sabéis que con la taxonomía hemos topado: lo que entra dentro del puchero y lo que no. Mucha diversidad y tolerancia para luego caer en lo criticado bajo el prisma de la academia, lo jurídico, lo clínico, lo moral, y lo que es harina de mi costal. ¡Uf, que pereza!

No está solo el árbol de la esperanza

En un minuto tu vida puede cambiar. Abre los ojos y no pierdas ningún detalle porque todo lo que te rodea es tu principal tesoro. El abrazo de tu hijo, el beso de tu mujer, esos labios que nunca están fríos y te dicen tantas cosas.

Un texto más

Tendemos a pensar, en ocasiones, y lo afirmo por el mismo sentido que abarca el escrito, que somos diferentes o que presentamos particularidades que nos definen por encima de otras personas. Cuando nos dejamos arrastrar por pensamientos profundos, aquellos que no solemos compartir con nadie ni pensar en alto, caemos en el error frecuente de creer que alcanzamos dimensiones de inquietud más allá de las que otros abarcan o que trazamos pareceres originales en cuanto que inéditos.

Una llamada extraña

Hola, te llamo para saber qué es de tu vida. Pues no me apetece contarte ahora nada de los diez años que han pasado desde que hablamos por última vez. Lo entiendo, pero lo necesito, estoy sometido a una prueba de fuego que requiere recuperar el contacto perdido con al menos cinco personas en 24 horas.

Espejos deformantes y otras realidades

Si Valle-Inclán viviera, seguro que pensaría que los espejos deformantes del Callejón del Gato habrían dejado de ser un elemento distorsionador de la realidad para convertirse en la realidad misma. Al fin el esperpento es la vida, pensaría don Ramón María. Al fin triunfa la literatura. E incluso con triunfo supino, porque quién no nos dice que el gato de dicho callejón no se encuentra bajo la protección de alguna concejalía o ministerio de bienestar animal, lo que podría impedirle aparecer en el nomenclátor callejero valleinclanesco. Todo podría ser. Me alegro porque el gato estará divinamente, pero lo siento por Max Estrella y don Latino de Hispalis.

Las luces no se apagan, los corazones duermen

En estos días las luces no se apagan y el cielo en la noche se ilumina de deseos y estrellas. En una de estas noches, los poetas se acercarán a tu casa y preguntaran por tu corazón dormido tan huérfano de emociones, tan despistado, y puede que de tu mano florezca una rosa.

Así somos

Llueve y los que llevan paraguas se pegan a la pared, como si estuvieran agujereados y no les cubrieran lo suficiente de la lluvia. Me planto y no me muevo, que adelanten por su izquierda. Aprovecho a duras penas los diez centímetros de marquesina ennegrecida por la humedad y roída hasta dejar caer gotas del tamaño de una ciruela.

Viaje de Chapecó a Medellín

Iban a celebrar el partido de sus vidas: la final de la Copa Sudamericana. Sus ojos reflejaban la extraña combinación de alegría de los deportistas maduros con la ilusión de niños ante la posibilidad de lograr el juguete de sus sueños. La Copa de campeones de Sudamérica. Ellos, miembros de un equipo tan humilde que nunca sale en los mapamundis del universo fútbol, por fin se sentarían en la mesa de los grandes.

1 3 4 5 6 7 37
Subir