Archivo de la categoría:

Moda - página 4

El aroma de las sensaciones

El arte se ha intentado definir a lo largo de los tiempos en numerosas y muy variadas ocasiones, sin haber hallado la conclusión o la respuesta definitiva. Autores como Dino de Formaggio indican que "Arte es todo lo que se llama arte"; Gombrich afirma que "No existe, realmente el Arte", sin embargo Adorno señala que "Ha llegado a ser evidente que nada en arte es evidente". Un mundo complejo y abstracto que nos conduce a un final categórico que nadie puede discutir: El arte son sensaciones que invaden el alma de una persona. En este contexto, la moda y el arte han estado y estarán unidos estrechamente hasta la más absoluta eternidad.

La pasarela crítica

Como todo buen periodista la primera característica es poseer un sentido crítico que jamás debería de dejarse olvidado en un viejo cajón de sastre. En este sentido, Larra con su labor periodística en "El Duende Satírico del Día" refleja un agudo sentido crítico por las costumbres de la época. La figura del crítico como bien la define Oscar Wilde es "el que puede traducir de un modo distinto o con un nuevo procedimiento su impresión ante las cosas bellas". Necesitamos una crítica, una opinión, una guía ante las incongruencias y la oscuridad de un camino que se adentra en las profundidades de la moda. Una de ellas, sin ir muy lejos, es la unificación del tallaje y las modelos que se exhiben en los diversos soportes. ¿Se atreven a leer un reportaje que surca entre los mares de las tallas, las proporciones y los baremos antropométricos bajo la esfera de la cotidianidad?

El placer de ser tendencia

A lo largo de la historia del cine hemos conocido diversos modelos de mujer que han sido un referente y han marcado una dosis de diferenciación con el resto de la población femenina. Nadie puede olvidar a Audrey Hepburn, una mujer que nació en el crack del 29 y que marcó la tendencia de la extrema delgadez en uno de los films más distinguidos "Desayuno con Diamantes". Tampoco hemos perdido la llave del baúl donde se esconde la silueta exuberante de una rubia que marcó la tendencia de las curvas, Marylin Monroe. Son tan sólo unos ejemplos de modelos de mujer existentes en el cine que bordaron una época.

¿Viva la contrapublicidad?

¡1,2, 3… Acción! Se observa la fragilidad convertida en mujer, un silencio mudo e imperturbable baila en el escenario. Despacio. Una mujer de cabellera oscura como el latón bruñido seduce a la cámara. Sus ojos de terciopelo dibujan la oscuridad, mientras se ciñe en delicados movimientos hacia él. Esbelta, con un traje asimétrico, rojo carmesí que enmarca sus curvas. Miles son los ojos postrados en ella. Bienvenidos al maravilloso mundo de la publicidad unido inseparablemente con la moda, como la revolución en el ámbito 2.0 que ha suscitado el último spot de Loewe

Subir