“Esta novela es una mano de Black Jack en la que también se reparten cartas al lector”

En los cuatro años que un atleta se prepara para batir su marca personal en unos Juegos Olímpicos o un político elabora una estrategia que le lleve al pretil del poder, otras personas –tercas y obstinadas– se encierran a crear un universo propio, nuevo y diferente donde no había más que páginas en blanco. Es el caso de la escritora Vanessa Montfort (Barcelona, 1975) y su Mitología de Nueva York, Premio XLII de Novela Ateneo de Sevilla.

[Img #12654]
La novela contiene unaimagen bella y poderosa: los pájaros muertos a los pies de un rascacielos deespejos, latorre Newman, contra cuyas paredes se estrellan al confundirlas con el cielo.¿Es real o es una metáfora de lo que se va a encontrar el lector en la novela?

Pues ambas cosas. Es algo real, que vi paseando por Nueva York. Mellamó mucho la atención y tuve claro que esa imagen formaría parte de la novelay, es cierto, también es una metáfora del libro, esa delgada línea que separa larealidad de la ficción.

 

Esa delgada línea quesepara realidad y ficción de la que hablas es uno de los temas nucleares de lanovela y una de las razones de que se desarrolle en Nueva York…

Sí. Llevaba tiempo pensando en la novela cuando un día, tambiénpaseando por Nueva York, le pregunté a un hombre que me crucé por la calle enqué punto comenzaba exactamente el East Village y él me respondió “¿Es que nosabes que Nueva York es un estado mental?” Fue cuando tuve claro que debíaambientar ahí la novela.

 

Otro tema del que tratala novela es la identidad.

Sí, lo cierto es que ese mundo en el que los personajes se buscana sí mismos es una búsqueda de su propia identidad. Es, además, una constanteen toda mi obra.

 

La novela es un thrillercon elementos fantásticos, ¿cómo te planteaste su escritura?

Tenía muy clara la estructura de la novela, que incluiriá ungénero dentro de otro. Eso lo supe desde el principio. Posteriormente llegaronlas tramas, la decisión de hacerla en Nueva York y el resto de elementos dellibro…

 

Hablas de la trama. Essin duda uno de los valores de la novela, que atrapa al lector hasta la últimapágina. Sin embargo, queda claro desde el principio que es, además, una novelade personajes.

Los personajes son los que arrastran, los que definen la novela.Es curioso, haciendo un repaso a los libros que más me han interesado a lolargo de mi vida, muchos tienen títulos de personajes: Madame Bovary, La Celestina, Lolita…Son los personajes los que danvida a la novela, eso es imprescindible para atraer el interés del lector, para que se involucre en lo que les sucede.

 

La novela bebe dediversas fuentes: literatura, cine, cómic, música… ¿Cómo fue el proceso detrabajo?

Me documenté mucho de cada uno de los campos. Es una labor que,por otro lado, me apasiona, así que le dediqué mucho tiempo. En el juego derealidad y ficción en el que se encuentran los personajes de la novelanecesitaba tenerlo todo bien estudiado y reflejar esa Nueva York que todosconocemos y que han creado los grandes directores, los dibujantes de la Marvel,Sinatra o los grandes del jazz… Así configuré la Ciudad Ficción en la que vivenlos personajes de la novela, que es una Nueva York tan real o más que la propiaciudad.

 

El azar es, también, unelemento esencial de la novela.

Sí, me interesaba ese miedo atroz que incorpora el azar en losasesinatos, el hecho de que no haya una razón aparente, racional, para que secometan. Por otro lado, me interesaba el mundo del juego en el que se adentrael protagonista, Dan Rogers, y escogí el Black Jack,  uno de los juegos de cartas en los que elazar tiene mayor relevancia.

 

Sin embargo, hay unaestructura casi matemática en el andamiaje de la novela. Es curioso cómo no haynada puesto “al azar”…

Sí, entendí que al crear un universo propio, al mezclar variosgéneros y estáblecer un juego con el lector, al que también se le repartencartas de esa mano de Black Jack que es la novela, tenía que afinar al máximoen la estructura, que todo estuviera en su sitio, todo calculado y medido al milímetro.

 

[Img #12655]
Además del podercautivador de la trama y el atractivo de los personajes, destaca a su vez elestilo y unos diálogos muy notables… ¿cómo los trabajaste?

Creo que eso me viene del mundo de la dramaturgia donde no soloimporta lo que dicen los personajes, sino también cómo lo dicen. En la novelacada personaje tiene una particular forma de expresarse y comunicarse con losdemás, en el sentido en que dice las cosas de una determinada manera y nopodría decirlo de otra distinta.

 

Hablas de la dramaturgia.Tienes una amplia carrera como escritora dramática, ¿vas a seguir por esecamino o te vuelcas de manera definitiva en la novela?

Las iré compaginando. A veces necesito el trabajo en común que meaporta la escritura de teatro, al desarrollar aspectos creativos junto a quiendirige la obra, y en otras ocasiones preciso de la soledad de la novela.

 

¿Cuáles son tus próximosproyectos?

Estoy escribiendo, precisamente, una obra de teatro que dirigiráMarina Bollaín ambientada en Viena en 1933 en una familia de músicos. Y, en elhorizonte, la próxima novela, una aventura marítima.

 

 

[Img #12656]
Ficha técnica

Mitología de Nueva York

Vanessa Montfort

Algaida, 2010

 

448 páginas

Estefanía G. Asensi

Tags:

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

diecisiete − 4 =

Lo último en "Salud"

Subir