Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
F.C.
Sábado, 26 septiembre 2009

Escaques de revancha canosa

Marcar como favorita

Kárpov y Kaspárov deleitan a sus forofos en las bodas de plata del campeonato que marcó una época para el ajedrez

F.C., Valencia. El pretexto, histórico, tanto por las teorías que ubican el origen del ajedrez moderno en Valencia, como por la celebración del 25 aniversario que enfrentó a los dos ajedrecistas más míticos del planeta, Kárpov y Kaspárov, en la disputa del cetro mundial. Del 21 al 25 de septiembre los aficionados a esta disciplina, considerada deporte gracias a la contribución de estos dos genios, tuvieron la oportunidad de ver de cerca a sus ídolos, participar en partidas contra ellos, asistir a exhibiciones y, como plato fuerte, ver a ambos disputar una serie de partidas rápidas que llenaron el auditorio del Palau de les Arts de Valencia y que sirvieron de excusa para organizar la revancha en las bodas de plata del título mundial. La K de Kaspárov resultó ser la vencedora.

Las canas fueron las únicas delatoras del tiempo transcurrido entre su enfrentamiento en el mundial de 1984 y el ‘face to face’ organizado en 2009 como revancha. Para quien no haya asistido nunca a una partida de ajedrez de este nivel en directo, hacerlo significa pagar 64 euros por no pestañear mientras los genios proyectan su pensamiento sobre el tablero. Los fotógrafos sólo pueden disparar entre partida y partida porque el ruido de las cámaras es perjudicial para la concentración de los ajedrecistas; dos pantallas informan al detalle de los gestos de las dos ‘k’, de los movimientos marcados por cada contrincante y de las probabilidades a las que se pueden enfrentar con sus decisiones.

La revancha está organizada en partidas ultrarrápidas (blitz) cuya duración se eleva a cinco minutos y dos segundos, tiempo del que dispone cada contrincante para ir respondiendo a los movimientos de su rival. Quien agota antes el tiempo sin respuesta a su oponente, pierde. Antes de que eso ocurra, puede producirse el pacto por tablas. Resultado de tres días de competición: nueve partidas para Kaspárov, tres para Kárpov.

Una valenciana con tablas y las maletas perdidas
Durante los cinco días del ‘face to face’, los artistas del escaque intercalaron su particular pique con exhibiciones dirigidas a los aficionados que dieron lugar a más de una anécdota. Precisamente, en una de las partidas populares que disputaron con la afición, Kárpov ofreció tablas a una joven valenciana del club de ajedrez de Alaquàs, que supo remontar la partida hasta que el campeón mundial le ofreció el empate en señal de aplauso por su capacidad para remontar un mal comienzo.

Otra de las anécdotas se produjo antes del inicio de las jornadas, cuando Kaspárov corrió el riesgo de desconcentrarse a su llegada al aeropuerto de Manises el pasado domingo 20 al extraviarse sus maletas. El mal humor de su reacción se vio recompensada por la victoria que propinó a su eterno rival sobre el tablero.


Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas para comentarios
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
360 Grados Press • Términos de uso y aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress